Conecte con nosotros

México

El histórico PAN mexicano da su apoyo al Ingreso Básico Universal y completa su giro a la izquierda

Descolocados tras la alianza entre López Obrador y Trump, el histórico partido de centro-derecha liberal ha completado su giro a la izquierda con su anuncio de que apoyarán el Ingreso Básico Universal, en un mensaje en lenguaje inclusivo.

Publicado

en

En el marco de la celebración de sus 81 años de historia, el pasado 22 de septiembre el Partido Acción Nacional de México (conocido popularmente como PAN) ha anunciado su respaldo a la consulta popular del Ingreso Básico Universal que promulga la oposición, afianzando el giro del partido hacia la izquierda con el objetivo de captar votos previo a las elecciones federales del próximo año. 

El presidente del partido, Marko Cortés Mendoza, señaló que con ésta iniciativa el partido ratifica su perspectiva al futuro, su batalla constante “por tener un México solidario, con oportunidades para todos y competitivo en el mundo“. 

El dirigente panista afirmó que, “si se consolidan todos los programas sociales y se enfoca correctamente el gasto gubernamental federal, financieramente sí es posible que se destinen para aquel fin los 3.207 pesos mensuales (unos 144 dólares) a todos los mexicanos.” El Ingreso Básico Universal supone una masiva emisión monetaria para asegurarle todos los meses un monto fijo de dinero a los 126 millones de mexicanos.

El PAN, un partido históricamente representante del liberalismo económico y el conservadurismo social, ha pegado un giro sin precedentes en los últimos años hacia el progresismo. La dirigencia del Partido no ha sabido cómo reaccionar a la victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y en respuesta, se han ubicado en las antítesis de su histórica agenda; un pseudo socialismo económico y progresismo social.

Mientras el gobierno de AMLO no rindió apoyo a quienes perdieron su trabajo y cerraron sus negocios por la pandemia y la crisis económica, la oposición no ha tenido mejor idea que obligar al Estado a implementar un absurdo Ingreso Básico, propuesto por filósofos neo-clásicos que piensan que el dinero no es neutral y una masiva inyección así no cambiaría todos los precios relativos de la economía para ajustarse y dejar sin efecto el Ingreso. Desde el PAN invitaron a todos los mexicanos a “respaldar la consulta, para reactivar la economía y para disminuir la pobreza” 

Ad

El líder del partido también agradeció a los senadores de los partidos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido de la Revolución Democrática (PRD, antiguo partido del presidente AMLO), Movimiento Ciudadano (MC) y a 2 senadores de Morena (actual partido de AMLO) por haber firmado la solicitud, y apoyar al partido con la medida. 

Utilizando el lenguaje inclusivo, garantizó que la medida se aplicará sin sesgos partidistas, para que las y los trabajadores puedan recuperar su empleo y ya no cierren más negocios”. 

“Estamos convencidos que el Ingreso Básico Universal puede ser una herramienta eficaz para reactivar el mercado interno, para combatir la pobreza, para reducir la desigualdad, fomentar la creatividad y el emprendimiento de negocios (…) Si otros países lo están haciendo, nosotros también podemos hacerlo, solo falta la voluntad política de López Obrador y de su actual mayoría en el Congreso”.

Lo que Marko Cortés oculta es que si bien es cierto que países como Estados Unidos o Alemania han repartido cheques a una gran parte de la población, sin discriminar entre beneficiarios de planes sociales o no, estas han sido medidas temporales, o ni siquiera. En el caso de Estados Unidos, los “cheques de 1.200 dólares de Trump” fueron entregados en 2 oportunidades, una vez por una ley del Congreso y otra por un decreto especial del Presidente.

La propuesta de la oposición es cambiar para siempre el esquema redistributivo de México, generando un sistema con muchas más falencias que incluso el actual, mientras lo venden como un cambio y un combate al socialismo de extrema izquierda de AMLO.

Ad

El avance cultural y político de la izquierda está afectando al Partido Acción Nacional, un partido tradicionalmente ubicado en la centro-derecha, con medidas que contribuyeron a la reducción de deuda externa, y al crecimiento económico en doce años de gobierno (2000-2012). 

Este proceso de izquerdización dejó huérfana a un gran grupo de personas. En especial para las elecciones federales del 2018, cunado el PAN formó una coalición con partidos progresistas. 

Entre las propuestas del candidato presidencial de la Coalición Por México al Frente, destacan propuestas propias de la izquierda, como la igualdad salarial entre mujeres y hombres, establecer un salario mínimo “suficiente” o incluso se coqueteó con apoyar el aborto. 

Otra cosa que descolocó a la dirigencia del PAN fue el acercamiento del presidente López Obrador a Trump.

A pesar de que los líderes panistas siempre han tenido un gran acercamiento a los presidentes estadounidenses, esta vez la dirigencia del Partido ha decidido pararse en contra del Partido Republicano, calificando la visita de AMLO a la Casa Blanca como “un acto de sumisión y humillación“, a pesar de que fue a firmar un masivo Tratado de Libre Comercio que el PAN debería haber apoyado. 

Sobre esto, Marko Cortés señaló que “lo hace en una circunstancia de manera inapropiada y con una actitud sumisa y humillante, doblegado a los intereses electorales de Donald Trump, debería de seguir el ejemplo del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y no prestarse a los intereses de reelección de Donald Trump

Varios miembros del partido coincidieron con la opinión de su líder, y acusaron a Trump de “forzar a López Obrador para acceder a sus caprichos, como parte de una estrategia entreguista“. Actualmente, muchos líderes del PAN han expresado abiertamente su apoyo a Joe Biden, el candidato demócrata que actualmente representa a la izquierda radical en Estados Unidos.

Diversos sectores han cuestionado el liderazgo de Marko Cortés al frente del PAN, que se ha alejado de los principios ideológicos que lo llevaron al poder.

Ad

Para las elecciones federales del próximo año, el PAN ya tiene pensado volver a ir en una coalición “anti-AMLO” con casi todos partidos de izquierda.

A pesar de los graves errores de gobierno que ha venido cometiendo López Obrador, esta pésima decisión  de la oposición le da un respiro a la extrema izquierda populista del Presidente.

Si el PAN decidiera ir por su propia cuenta, tratando de volver a recuperar a su electorado de derecha, la izquierda quedaría dividida entre AMLO y los otros partidos de centro-izquierda, una receta que en el resto del mundo le ha dado enormes triunfos a la derecha, como en el Reino Unido o Chile.

Mientras tanto, a nivel ciudadano, existe una amplia mayoría que desaprueba la gestión de López Obrador como Presidente del país. Queda articular una verdadera oposición de derecha, para enfrentar las medidas socialistas del mandatario mexicano, en vez de querer copiarlas pero sin las extravagancias de AMLO.

Dentro de la cúpula del PAN no se escuchan propuestas enfocadas en combatir las medidas de López Obrador. Al contrario, proponen temas que están a la izquierda de lo que el mismo líder del Grupo de Puebla no se animaría a proponer, como un Ingreso Básico Universal.

La alianza estratégica de AMLO con Trump, a pesar de estar en sus antípodas ideológicas, ha descolocado al histórico PAN. Fuente: Reuters.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

México

La Corte Suprema de México despenaliza el aborto tras una decisión judicial plagada de polémica

Publicado

en

Todos los jueces del máximo tribunal del país se han unido para fallar en favor de la despenalización del aborto en el Estado de Coahuila, lo cual sienta las bases para que se haga lo mismo en todo el país.

La Suprema Corte de Justicia Nacional (SCJN) de México ha despenalizado el aborto este martes 7 de septiembre tras una decisión histórica votada por unanimidad de los jueces en pleno.

Los 11 jueces del pleno invalidaron el artículo del código penal del Estado de Coahuila que impone de uno a tres años de cárcel “a la mujer que voluntariamente practique su aborto o a la persona que le hiciere abortar con el consentimiento”, sentando la jurisprudencia para que cualquier otro Estado haga lo mismo.

“A partir de ahora no se podrá procesar a mujer alguna que aborte en los supuestos considerados por este tribunal”, dijo el presidente de la Corte, Arturo Zaldívar. Se trata, añadió, de una “nueva ruta de libertad, claridad, dignidad y respeto y un gran paso en la lucha histórica por la igualdad y el ejercicio de sus derechos”.

La justicia mexicana abre así un camino expedito para la interrupción voluntaria del embarazo, tan solo un año después de fallar en contra de una medida similar en el Estado de Veracruz, dando un fuerte indicio de que hubo presiones en los últimos meses para que no volviera a ocurrir.

En México, el aborto no es un tema de índole federal, y cada Estado tiene la potestad de decidir sus leyes al respecto. Como consecuencia, en todo el país solo cuatro de los 32 distritos permiten el aborto hasta las 12 semanas, México D.F., Oaxaca, Hidalgo y Veracruz. Hasta la fecha, las legislaturas de cada Estado debían decidir si en su territorio el aborto esta prohibido o no, pero con esta decisión, ahora el aborto queda despenalizado en todo el territorio federal.

Las mujeres “y personas gestantes”, como se han referido a ellas constantemente los jueces en sus votos, ya no podrán ser castigadas penalmente en ningún momento por abortar en México. “El Tribunal demuestra así, con hechos y sentencias, que su único compromiso es con la Constitución y con los Derechos Humanos”, ha dicho Zaldívar.

La Corte Suprema, compuesta por miembros de la élite de la sociedad mexicana, ha demostrado esta vez su enorme desconexión con la opinión popular sobre estos temas sociales.

Arturo Zaldívar, presidente de la Corte, principal responsable de despenalizar el aborto en México.

Seguir Leyendo

México

Abascal logra el apoyo de una facción del PAN de México y los suma al Foro de Madrid

Publicado

en

15 senadores del opositor Partido de Acción Nacional (PAN) firmaron la Carta de Madrid y anunciaron su apoyo al grupo internacional que está lanzando VOX para contrarrestar el Foro de São Paulo .

El líder del partido español de derecha VOX, Santiago Abascal, se encuentra en México para conseguir el apoyo en su batalla internacional contra la izquierda hispanoamericana y del que forman parte, entre otros, el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, la ministra Irene Montero, los criminales Lula da SilvaRafael Correa y Evo Morales.

Abascal fe un invitado de honor en el Senado de México, donde presentó su Carta de Madrid ante el senador Julen Rementería, coordinador del grupo parlamentario del Partido de Acción Nacional (PAN), que dentro de la alianza Va por México junto al PRI lograron quitarle la super-mayoría al partido izquierdista Morena del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Foro de Madrid aspira a convertirse en una respuesta al Foro de São Paulo y a su versión renovada, el Grupo de Puebla, una coalición de partidos fundada en 1990 por Fidel Castro y Lula da Silva que, según explica VOX, “ha sido determinante para el auge de la extrema izquierda en Iberoamérica”.

Muy contentos con la propuesta de Abascal, una importante facción de senadores del PAN accedió a firmar la Carta de Madrid, entre ellos Julen RementeríaAlejandra ReynosoMartha MárquezLilly Téllez y Roberto Moya; además de los diputados de este mismo partido América Rangel y Raúl Torres; así como el diputado del PRI y vice coordinador del grupo Manuel Añorve Baños.

En total, de los 25 senadores del PAN, 15 han apoyado la iniciativa de VOX, marcando un importante bloque mayoritario de derecha.

Carta de Madrid

Son ya más de 8.000 las firmas de adhesión a esta iniciativa, entre los destacados está la presidente de Fratelli d’Italia, Georgia Meloni, que lidera las encuestas en su país; la francesa Marion Meréchal, que se mantiene como la voz de derecha liberal dentro del partido de Le Pen, su tía; disidentes cubanos, como Zoé Valdés, y opositores venezolanos como Antonio Ledezma. Además, el precandidato a diputado argentino Javier Milei y el diputado del PRO, Francisco Sánchez.

El Foro de Madrid también cuenta con el apoyo del gobierno de Guillermo Lasso en Ecuador, donde el ministro de Defensa, Fernando Donoso, y el ex vicepresidente Otto Sonnenholzner firmaron su adherencia.

La Carta de Madrid dice: “Una parte de la región está secuestrada por regímenes totalitarios de inspiración comunista, apoyados por el narcotráfico y terceros países. Todos ellos, bajo el paraguas del régimen cubano e iniciativas como el Foro de São Paulo y el Grupo de Puebla, que se infiltran en los centros de poder para imponer su agenda ideológica.

El avance del comunismo supone una seria amenaza para la prosperidad y el desarrollo de nuestras naciones, así como para las libertades y los derechos de nuestros compatriotas. El Estado de Derecho, el imperio de la ley, la separación de poderes, la libertad de expresión y la propiedad privada son elementos esenciales que garantizan el buen funcionamiento de nuestras sociedades, por lo que deben ser especialmente protegidos frente a aquellos que tratan de socavarlos”.

El futuro de los países de la Iberosfera ha de estar basado en el respeto a la democracia, los derechos humanos, el pluralismo, la dignidad humana y la justicia, apuntan los firmantes.

Seguir Leyendo

México

Fracasó el referéndum de López Obrador en México para perseguir a ex presidentes: solo el 7% fue a votar

Publicado

en

Para que sea vinculante necesitaba que votara por lo menos el 40% del padrón electoral, pero ni sus simpatizantes se sumaron a participar de la consulta popular.

Este domingo se celebró un referéndum nacional en México pedido personalmente por el presidente socialista Andrés Manuel López Obrador, donde se le consultaba a la población si querían que se realiza una investigación extrajudicial a cinco ex presidentes acusados de corrupción.

Si bien el resultado terminó muy a favor de la propuesta, con entre el 89,36% y 96,28% del voto a favor, contó con una participación bajísima, de alrededor del 7,07% del padrón electoral, muy lejos del 40% necesario para que tenga validez legal.

El Instituto Nacional Electoral (INE) informó que de los 93,6 millones mexicanos convocados a las urnas, solo 6,6 millones se presentaron a votar, lo que implica un rotundo fracaso del presidente e indica que ni siquiera sus simpatizantes lo acompañaron en esta propuesta.

Hace menos de dos meses, el 6 de junio de este año, México tuvo elecciones legislativas en todo el país, donde Morena, el partido de López Obrador, consiguió 16,8 millones de votos. Los cuales ya habían significado una caída, respecto a los más de 30 millones de votos que obtuvo en las elecciones presidenciales del 2018.

Para que el referéndum fuera vinculante se requerían los votos de 37,4 millones de personas, o el 40% del padrón electoral. De todos modos, la votación no era vinculante y el máximo mandatario todavía puede pedirle a la Fiscalía que actúe, pues en México los ex gobernantes pueden ser juzgados como cualquier ciudadano ya que pierden el fuero al dejar el poder. Eso sí, no tendrá el respaldo popular para hacerlo.

Para la realización de la fracasada consulta popular, López Obrador se gastó alrededor de 500 millones de pesos mexicanos (25 millones de dólares) del erario público, y otros varios millones en la campaña del “Sí”, con masivas tendencias en redes sociales promovidas artificialmente por empresas de marketing.

Seguir Leyendo

Trending