Seguinos en redes

Uruguay

Nepotismo explícito: Directora de INMUJERES de Uruguay contrató directamente a la empresa de publicidad de su hijastra

Publicado

en

En una compra directa sin licitación, Mónica Bottero, la ultra feminista que Lacalle Pou designó en INMUJERES para ganarse el voto de la izquierda progresista, se contrató a Ana Magnone.

Después de revelar cómo el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) de Uruguay canaliza dinero para financiar organizaciones feministas, en un intento absurdo del presidente Luis Lacalle Pou por ganar el voto de la izquierda, ahora La Derecha Diario se convierte en le primer medio argentino en informar de un posible caso de corrupción que recordará a muchos de las peores épocas del Frente Amplio.

Según datos oficiales, en diciembre de 2020, Mónica Bottero, la Directora de INMUJERES, realizó una contratación directa a una empresa de publicidad denominada Serendipia Estudios. Dicha contratación se realizó con motivo de una campaña publicitaria en el marco del Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres.

Resulta que según datos del Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE), la empresa Serendipia Estudios figura con número de RUT 218166030010 a nombre de Ana Magnone Fabiani e Inés Iacopino Zimmer. Al día de hoy figura como ACTIVO en el RUPE.

Hasta acá, todo normal, ¿no? No. Ana Magnone Fabiani, una de las dos dueñas de la empresa es hijastra de Mónica Bottero. Es la hija de un anterior matrimonio de Alberto Magnone Ibarburu, el actual marido de Bottero.

Según una entrevista para el semanario hebreo JAI, Bottero considera a Ana como una hija más, junto a sus otros dos hijos con Alberto, Andrés y Juan. “Están pasando unas adolescencias muy buena, dentro de lo normal. Estamos todos disfrutando mucho con ellos. Son chicos inteligentes, interesados en lo que hacen sus padres“, contó en la entrevista.

Mónica Bottero con su esposo y sus hijos. Sus hijos Andrés y Juan, hoy de 17 y 14 años respectivamente. Y su “hija ganancial”, Ana, hoy de 30 años, de su esposo.

Debe ser que realmente los quiere mucho, ya que firmó una contratación directa con la empresa de su “hija” por un monto de $178.600. Dicha contratación fue para el diseño y realización de una campaña publicitaria, y figura en el portal de Compras Estatales de Uruguay.

Según pudimos averiguar, la empresa de Ana Magnone intentó en varias oportunidades ganar licitaciones del Estado, pero perdió sistemáticamente contra otras empresas. En esta oportunidad, no tuvo que competir, ya que fue una compra directa del Estado.

En el portal de compras estatales figuran dos resoluciones firmadas por el ex Director Gral. de Secretaría, el Dr. Nicolás Martinelli. Una donde no se menciona la razón social de la empresa, fechada el 7 de diciembre del 2020, y luego otra aclaratoria en donde si aparece el nombre de la hijastra de Mónica Bottero la cual fue contratada por INMUJERES, bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social.

Resulta muy llamativo que quien venía a limpiar la corrupción del MIDES, realizar auditorías, mejorar procesos y controles para evitar desmanes, firma una resolución de contratación donde claramente hay vínculos familiares entre el proveedor y quien contrata.

Únicamente un bufón que creó humo con auditorías que no fueron tales (no se realizaron auditorías externas), el cual hoy está muy cómodo sentado junto al presidente Lacalle Pou en Torre Ejecutiva.

Uruguay

Acusan a Lacalle Pou de haber mandado a espiar a su exmujer, la Primera Dama Lorena Ponce de León

Publicado

en

Esta semana se conoció una conversación del custodio presidencial Alejandro Astesiano con un jefe policial para pedirle información personal sobre Lorena Ponce de León.

En medio de uno de los escándalos más impactantes de los últimos tiempos en Uruguay, que involucra una serie de actos criminales del custodio personal del presidente Lacalle Pou, Alejandro Astesiano, ahora se le suma una denuncia por haber espiado a Lorena Ponce de León, la exmujer del presidente, tan solo dos meses después de su separación.

Esta semana, se filtró un chat difundido por periodistas de El Observador en sus redes sociales, en el que queda en evidencia que Astesiano le solicitó al subdirector ejecutivo de la Policía, Jorge Berriel, información personal sobre la primera dama.

El pedido buscaba conocer el destino de un viaje privado de “Loli”, el 4 de julio pasado, dos meses después de que el mandatario anunciara su separación. Finalmente se supo que ese viaje era a Miami. Se desconoce por qué el mandatario pidió este espionaje, y si fue la única vez que usó los servicios de inteligencia del Estado para seguir a su ex mujer; aunque por el tono utilizado en las conversaciones, no parecería serlo.

Toda la polémica conversación que mantuvo Astesiano con el subdirector ejecutivo de la Policía, Jorge Berriel, tuvo lugar entre la noche del 3 de julio y la madrugada del día siguiente, donde le pidió al jefe policial que investigara el destino del viaje de la Primera Dama.

En la mañana siguiente, Astesiano mantuvo otra conversación con el custodio de Lorena Ponce de León, quien o mintió o no sabía realmente el plan de vuelos de su objetivo. “Están aeropuerto (sic). Al parecer, por los vuelos se va a Perú”, respondió el custodio de la ex pareja del presidente..

Sí tengo todo ya”, escribió Astesiano, y a continuación dio detalles del avión que estaba tomándose la expareja de Lacalle Pou. “Sé que vos conseguís todo”, le respondió entusiasmado con muchos emojis.

En otros mensajes, se puede ver que el custodio de la Primera Dama le transmitía a Astesiano su temor a perder el empleo por ayudarlo a espiarla, pero que estaba determinado a serle leal. “A la orden y leal siempre”, lo saludó en un momento.

Astesiano, que está actualmente imputado por falsificación de documentos para otorgar pasaportes a ciudadanos rusos, una red criminal que operaba desde la Casa de Gobierno, fue indagado sobre este tema el pasado 12 de diciembre (aunque la información recién fue filtrada al público).

Ante la fiscal de Flagrancia de 12° Turno, Gabriela Fossati, Astesiano dijo que la primera dama no había informado el destino ni la fecha de su viaje y que eso preocupaba a Lacalle Pou, quien “enfrentaba una separación complicada desde lo mediático” y no quería dejar “nada librado al azar“.

En varios tramos de su declaración, Astesiano hizo hincapié en que su trabajo consistía en brindar seguridad a la familia del presidente sin tomar en cuenta si el primer mandatario estaba separado o no de la primera dama.

¿Cómo se enteró Astesiano que Ponce de León se iba de viaje en forma reservada a Miami? En su declaración en la Fiscalía, Astesiano relató que lo supo a través de uno de los custodios dedicado a la escolta de ella, pero ahora sabemos que mintió, que en realidad lo hizo a través subdirector ejecutivo de la Policía, Jorge Berriel.

Seguir Leyendo

Economía

Deflación en Uruguay: El IPC cayó un 0,3% en noviembre y la inflación interanual se redujo al 8,5%

Publicado

en

Uruguay registró deflación de precios minoristas por primera vez desde la recesión por la pandemia, pero esta vez con crecimiento económico. La inflación interanual retrocedió al 8,5% después de haber alcanzo un pico de 10% en septiembre. 

El Instituto Nacional de Estadística (INE) de Uruguay confirmó que el índice de precios minoristas registró una baja del 0,28% durante el mes de noviembre. Es el primer registro de deflación en 11 meses, luego de la caída del 0,1% observada durante el mes de diciembre del año pasado, aunque en ese momento la caída de precios se dio en un contexto recesivo.

La deflación del mes de noviembre de este año ocurre en pleno crecimiento económico, impulsada principalmente por la baja en el precio de los alimentos, entre ellos las carnes. La tasa de política monetaria del Banco Central de Uruguay (BCU) incidió además sobre la apreciación del peso en comparación al dólar, lo cual provocó un freno a la suba de precios de los productos importados.

Las tarifas de los servicios públicos registraron un clima de estabilidad que también contribuyó a apuntar la variación negativa sobre el promedio general de los precios minoristas. 

La inflación interanual cayó al 8,46% durante el mes de noviembre, mostrando así la segunda reducción consecutiva desde el máximo de 9,95% registrado en septiembre. La tasa de inflación acumulada de 12 meses ya se encuentra en un nivel más bajo con respecto al 9,16% de marzo de 2020, momento en el que asumió la presidencia Luis Lacalle Pou

La variación interanual en el precio de los alimentos alcanzó el 11,28% en comparación con noviembre de 2021, pese a la caída mensual en el nivel de precios. Aún así, se observa una clara desaceleración de 2 puntos porcentuales contra la variación interanual de septiembre. 

El derrumbe del índice de precios mayoristas es sin lugar a dudas un hecho que anticipa una disminución posterior sobre el segmento minorista. Los precios al productor registraron una caída del 0,94% en el acumulado de 12 meses de noviembre, es decir, en comparación con el mismo mes del año pasado.

Los precios del segmento mayorista registraron deflación sobre la variación interanual (ya no simplemente sobre el cambio porcentual mensual) por segundo mes consecutivo. Este segmento de precios tuvo un aumento interanual del 22,94% en marzo de 2022, 14,2% en julio, 9,73% en septiembre, y a partir de octubre las variaciones se tornaron negativas. 

La tasa de política monetaria del BCU alcanzó el 11,25% nominal anual a partir de noviembre, una cifra que se antepone a la tasa de inflación interanual y que busca producir una estabilización similar al que consiguió Brasil bajo la dirección de Bolsonaro y Campos Neto. 

La inflación todavía persiste en un umbral fuera del rango estipulado por la autoridad monetaria uruguaya, que varía de entre el 3% y el 6%. Sin embargo, la desinflación del nivel de precios constituye una noticia que empodera la reputación del banco central y lo dota de más credibilidad para poder cumplir la meta en 2023. 

Seguir Leyendo

Economía

Disciplina fiscal en Uruguay: Lacalle Pou eliminó el déficit primario y reduce el tamaño del Estado en la economía

Publicado

en

El desequilibrio fiscal antes de intereses de deuda fue completamente eliminado a partir del mes de mayo. La administración de Lacalle Pou llevó al gasto primario del Estado a su nivel más bajo desde el año 2017. 

El Gobierno de Luis Lacalle Pou volvió a confirmar su compromiso con la disciplina fiscal en Uruguay. El resultado primario del Gobierno central se tornó positivo desde mayo de 2022 y por primera vez desde septiembre de 2019. Se arribó a un superávit primario equivalente al 0,16% del PBI en el acumulado anual del pasado mes de junio.

De esta manera no solamente se recuperó el control sobre las finanzas públicas luego del impacto provocado por la pandemia, sino que también se revirtió la tendencia deficitaria heredada de la última administración del Frente Amplio, que había dejado un rojo fiscal primario del 1,66% del producto en febrero de 2020.

Considerando el pago de servicios por la deuda pública total del Uruguay, el déficit financiero del país representó el 1,94% del PBI para el acumulado anual de junio. Se trata del resultado más equilibrado desde mayo de 2019. 

En lo que va de la administración de Lacalle Pou el déficit fiscal total se redujo en 1,2 puntos porcentuales, y al haberse eliminado el desequilibrio primario el país obtiene nuevas oportunidades para estabilizar el stock de deuda pública en relación al PBI, y refinanciarla constantemente haciendo frente al pago de los intereses de la misma.

El principal factor explicativo para la consolidación de la disciplina fiscal fue el ajuste del gasto público. El total de las erogaciones primarias del Gobierno central (sin intereses de deuda) representaron el 28% del PBI en junio de 2022.

Se produjo un ajuste de 1,19 puntos porcentuales desde que asumió el Gobierno del Partido Nacional en marzo de 2020, y una reducción de los gastos primarios equivalente a los 3,5 puntos del PBI desde marzo de 2021, durante el apogeo de los gastos extraordinarios por la pandemia.

Evolución del gasto público en Uruguay desde el año 2016.

Los gastos primarios del Estado son aquellos que efectivamente pueden ser controlados por las operaciones corrientes y el Presupuesto anual, a diferencia de la factura de intereses que puede tornarse inestable por factores exógenos a la administración gubernamental. La participación de estas partidas en el PBI es la más baja registrada desde diciembre de 2017. 

Asimismo, el gasto público total ascendió al 30,3% del PBI al término del mes de junio y registró una retracción de 1,4 puntos porcentuales desde febrero de 2020. El tamaño consolidado del sector público en Uruguay es el más bajo desde noviembre de 2017, y se redujo en 3,78 puntos del producto desde marzo del año pasado. 

Seguir Leyendo

Tendencias