Conecte con nosotros

Medio Oriente

En medio de un default y un corralito, vuelven las protestas en el Líbano

Luego del default y del cambio de gobierno, el nuevo Primer Ministro, Hassan Diab, ha instaurado un corralito que generó protestas en todo el país, con los manifestantes incendiando cajeros automáticos y los bancos. Las fuerzas de Hezbollah reprimen ferozmente a la población.

Publicado

en

Una vez más, se recrudecen las protestas en el Líbano, y ningún gobierno logra obtener el apoyo popular para solucionar la gravísima situación económica y social del país. Los manifestantes apuntan nuevamente contra el gobierno y el sistema bancario y, en medio de la represión por las fuerzas de seguridad, uno de los manifestantes fue asesinado de un tiro en el pecho.
En años recientes, la economía libanesa entró en una continua y profunda recesión. La corrupción constante del gobierno y su mala gestión sin comercio internacional causaron la quiebra, y llevaron a una serie de protestas que determinaron la caída del anterior gobierno
Tres meses después de la salida del premier Saad Hariri y el colapso de su gobierno, el grupo terrorista Hezbollah y sus aliados formaron un nuevo gobierno tecnócrata que tenía como objetivo combatir la corrupción. Sin embargo, tras pocas semanas en el poder, el virus chino llegó, y las protestas comenzaron nuevamente
Militantes de Hezbollah desfilando en el Líbano

Ad

El pasado martes 28 de abril por la noche, falleció un manifestante que fue herido en una marcha hacia la residencia del Presidente, Michel Aoun. Los manifestantes acusan al mandatario de aprovechar la crisis del COVID-19 para aprobar préstamos con un 0% de interés que aprovechan sólo él y su familia.

A diferencia del anterior gobierno, el Hezbollah no tiene escarmientos a la hora de masacrar a la población si ésta se subleva. Recordar que Hezbollah, por más que hoy se presente como un moderno partido político, tiene sus raíces en la guerrilla armada y en el terrorismo internacional.

Además de la corrupción, las otras causas de la situación económica actual del Líbano incluyen la falta de productividad y la mala gestión financiera y bancaria.
La libra libanesa subió hasta los 1.500 dólares y se frenó la suba con constante toma de deuda, ya con un gran porcentaje del PBI comprometido, que causó que finalmente se agote el banco central libanés que, sin reservas, salió a buscar la ayuda del FMI.
Por esto mismo, las protestas no sólo se centran en el gobierno, sino también en el sistema bancario, debido a que estrictos controles monetarios han causado que los libaneses no puedan retirar su dinero mientras el mismo se deprecia. 
En escenas que recuerdan al 2001 argentino, un fuertísimo corralito y un default de US$ 1.200 millones generaron un nivel de violencia sin precedentes. Algunos manifestantes arrojaron cócteles molotov para incendiar y destruir cajeros automáticos y sedes bancarias.
El anterior gobierno libanés había caído por masivas protestas en su contra, ocurridas en octubre de 2019 y, en ese entonces, los ciudadanos eran organizados principalmente por grupos de izquierda y del Hezbollah, que los enviaban a marchar en contra del sistema financiero y del capitalismo occidental. 

Ad

Ahora, con la izquierda y Hezbollah ya en el poder, en las protestas autoconvocadas hay ciudadanos de todo el espectro político y religioso.

Sin embargo, el Primer Ministro, Hassan Diab, ha declarado que los violentos disturbios están siendo incitados por “un partido o varios partidos”, y amenazó con revelar los nombres si continúan incitando las protestas. Diab es parte de la coalición de partidos conocida como “Alianza 8 de Marzo”, y fue designado por el Hezbollah en una votación express del parlamento.

Hay quienes quieren caos y se esfuerzan por lograrlo porque el caos les protege. Tenemos informes completos de incitadores, los nombres de todas las personas que queman negocios y tiendas y destruyen propiedad pública y privada, y serán transferidos al poder judicial. Si los actores continúan instigando los revelaremos”.

Hassan Diab, Primer Ministro libanés, de la “Alianza 8 de Marzo”, que cuenta con el apoyo de Hezbollah y el gobierno sirio

Diab probablemente se refiera a los partidos que conforman al ahora opositor bloque “Alianza 14 de Marzo”, liderados por el depuesto Primer Ministro, Saad Hariri.
Estas dos coaliciones chocan en muchos temas pero, principalmente, en su apoyo al gobierno sirio del presidente Assad y de su partido socialista árabe, Baaz. Específicamente, el gobierno actual, apoyado por Hezbollah y liderado por Diab, está con Assad y quieren integrar ambos países, mientras que la oposición, apoyada por grupos nacionalistas y liderados por Hariri, reclaman territorio que usurpó Assad y quieren terminar con la influencia siria en su país.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Israel

Autoridad Palestina afirma que si Jesús viviese hoy sería palestino y jihadista islámico

Publicado

en

El funcionario Rawhi Fattouh y el líder de Fatah, Tawfiq Tirawi, aseguraron que si Jesús de Nazaret viviese en la actualidad se auto-inmolaría o sacrificaría por la causa palestina y sería martirizado.

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) acostumbra reivindicar la imagen de Jesús, habiendo dicho en múltiples ocasiones que, de estar vivo hoy, sería palestino y apoyaría su causa.

Sin embargo, ahora altos funcionarios dieron un paso más, y declararon que Jesús, figura central del cristianismo y profeta judío de origen hebreo, sería un jihadista islámico si estuviera vivo en la actualidad.

El funcionario palestino Rawhi Fattouh, del partido oficialista Fatah, dijo que Jesús sería un “Fida’i palestino“, o “luchador palestino“, un título que tiene connotación de guerrillero. Actualmente, terroristas.

Por su parte, el líder de Fatah, Tawfiq Tirawi, suscribió a las declaraciones de Fattouh y además dijo que, a parte de ser Fida’i, Jesús sería un “Shahid, que sería un musulmán que se sacrifica por una causa y se convierte en mártir. En la actualidad, con chalecos explosivos.

Cabe aclarar que el islam rechaza la visión cristiana de que Jesús sea la encarnación de Dios o el hijo de Dios, así como que fuera crucificado, que resucitara o que expiara los pecados de la humanidad. El Corán enfatiza que Jesús fue un mortal que, como todos los otros profetas, había sido elegido por Dios para extender su palabra.

Incluso, si profundizamos en la cuestión, Jesús no sería palestino bajo ningún término, ya que partiendo de la base, era judío y de raíces hebreas.

Incluso dejando esto de lado, teniendo en cuenta el contexto actual, terminaría por nacer en una zona israelí y tendría ciudadanía israelí, cómo explica el especialista en historia de Israel y arqueología bíblica David Yabo.

A pesar de que se podría pensar que la Autoridad Palestina está buscando insultar la memoria de Jesús o desprestigiar su nombre, ocurre exactamente lo contrario. En la creencia de los líderes palestinos, caracterizados por su radicalismo islámico, el ser un terrorista o un asesino por la causa musulmana es el máximo honor.

En Cisjordania, territorio en cuya base se asienta la ANP, los terroristas y sus familias son proveídos de miles de dólares al año por parte del gobierno central como recompensa por sus “buenas acciones”.

Incluso accediendo al mejor trabajo posible en el sector privado palestino, nada es más redituable para un palestino que asesinar israelíes. Se han registrado regalos de autos y casas de parte de la Autoridad Palestina, además de un salario que oscila entre 600 y 3500 dólares, dependiente de cuántos israelíes hirió o mató el terrorista en cuestión.

En síntests, la dirigencia palestina está buscando acercar la figura de Jesús, que todavía mantiene una enorme influencia en Medio Oriente, a pesar de que la región prácticamente está dominada por el islam

Para aportar cifras concretas, en el propio presupuesto de la ANP del 2018 se explícita la asignación de 360 millones de dólares, el 7% de todo el presupuesto nacional palestino, a dos instituciones dedicadas a la ayuda financiera a terroristas palestinos presos en Israel y a sus familias.

Además, el 46% de las donaciones del extranjero que recibe la ANP (una buena parte de estas fueron dadas por Obama, cortadas por Trump y ahora re-enviadas por Biden), se asigna a la promoción del terrorismo y a subsidiar la vida de las familias de los mártires.

Seguir Leyendo

Medio Oriente

El Estado Islámico realizó dos ataques, casi en simultáneo, en Siria e Irak

Publicado

en

Combatientes de las filas del Estado Islámico llevaron a cabo dos ataques en la noche del jueves al viernes. Uno de ellos tuvo lugar en una cárcel al noreste de Siria, zona bajo el control de los kurdos, mientras que el otro se produjo en el distrito de al-Azim, en la provincia de Diyala, al este de Irak.

El primero de los ataques del Estado Islámico (EI) se llevó a cabo en la prisión de Ghwayran, administrada por los kurdos, ubicada en la ciudad de Hasaka, al noreste de Siria. La explosión de un coche bomba, que derribó la entrada a la cárcel que alberga gran cantidad de combatientes yihadistas -entre ellos, líderes del grupo que se atribuyó el atentado-, fue seguida de una segunda explosión en las cercanías del lugar. Luego de ambas, los militantes del EI atacaron a las fuerzas de seguridad kurdas que manejan las instalaciones.

“Varios prisioneros lograron escapar”, dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), cuya sede se encuentra en Inglaterra, aunque sin especificar el número exacto de reclusos que lograron fugarse, llevándose consigo las armas que encontraron. “Al menos 28 miembros de las fuerzas de seguridad kurdas, 5 civiles y 45 miembros del Estado Islámico han muerto”, dijo Rami Abdel Rahman, jefe del OSDH.

Desde la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, se dijo que la organización “sigue siendo una amenaza existencial en Siria y no se puede permitir que se regenere”.

Dareen Khalifa, analista del International Crisis Group, sostuvo que “las fugas y los disturbios en las prisiones han sido una parte central del resurgimiento del Estado Islámico en Irak y representan una seria amenaza en Siria hoy”. 

Las Fuerzas Democráticas Sirias, dominadas por los kurdos, continuaron realizando operaciones para mantener la seguridad en la ciudad de Hasaka y el perímetro de la prisión, apoyados por los aliados de la coalición y las demás fuerzas de seguridad kurdas.

Por su parte, el ataque en Irak tomó por sorpresa a los soldados del ejército iraquí en el distrito de al-Azim, provincia de Diyala, que sufrieron una emboscada mientras dormían, alrededor de las 3:00 am, hora local. Los yihadistas acabaron con la vida de 11 soldados, en lo que se trató de uno de los atentados más mortales en los últimos meses perpetrados por la entidad. 

En junio de 2014, la humanidad fue testigo de la autoproclamación del califato – un estado sunita gobernado única y exclusivamente por la Sharía- por parte del EI en los territorios que por entonces la organización controlaba en Irak y Siria, alcanzando así su objetivo de borrar las fronteras entre ambos países. 

Luego de intensos años de lucha, en diciembre de 2017, las autoridades iraquíes declararon finalmente la victoria sobre el EI. Lo mismo harían las Fuerzas Democráticas Sirias, lideradas por los kurdos sirios y respaldadas por la coalición estadounidense, en marzo de 2019, cuando derrotaron a la organización en su último bastión en Siria.

Sin embargo, lejos han estado ambos países de acabar con la amenaza que el EI sigue presentando hasta el día de la fecha, sobre todo en el desierto sirio de Deir ez-Zor en el límite con Irak. A pesar del asesinato de su líder, Abu Bakr alBaghdadi, en octubre de 2019, la organización nombró cómo nuevo líder a Abu Ibrahim al-Hashemi e intensificó sus ataques durante todo el 2020 y el 2021; y no solo en Siria e Irak, sino también en Yemen, Pakistán, Afganistán y Egipto, entre otros.

A la vista está que librarse del terror que infunden no será fácil.

Seguir Leyendo

Yemen

Joe Biden reconsidera la designación de los hutíes de Yemen como organización terrorista

Publicado

en

Luego del ataque sobre los Emiratos Árabes Unidos perpetrado por los hutíes yemeníes, el gobierno de Biden considera volver a incluir a dicho grupo en la lista de organizaciones terroristas, tras haberlos retirado a inicios de su mandato en una muy controversial decisión.

Este miércoles 19 de enero, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció en una conferencia de prensa que está considerando volver a designar a los hutíes dentro de la lista de “organizaciones terroristas internacionales” luego del ataque con drones y misiles que los mismos llevaron a cabo en la capital de los Emiratos Árabes Unidos, Abu Dhabi.

El anuncio se produce luego de que el embajador emiratí en Estados Unidos, Yousef al-Otaiba, pidiera expresamente a la administración de Biden que llevara a cabo dicha designación en respuesta al ataque que acabó con la vida de tres personas -dos indios y un pakistaní- e hirió a otras seis.

No obstante, el mandatario norteamericano agregó que será difícil poner fin al conflicto en Yemen, que desde fines de 2014 enfrenta a los hutíes y a las fuerzas de la Coalición Árabe liderada por Arabia Saudita, quienes apoyan al gobierno central a cargo de Abd-Rabbu Mansour Hadi.

Por otro lado, como tercer bando y que recién en los últimos tiempos ha comenzado a tomar relevancia está el Movimiento de Yemen del Sur, quiénes proponen una independencia del sur yemení y están enfrentados a ambos bandos.

Tras el letal ataque a los EAU, la Coalición Árabe dio una respuesta inmediata que consistió en una
serie de ataques aéreos sobre la capital yemení, Saná
-en manos de los hutíes desde 2014-, asesinando a más de una docena de personas, incluyendo a uno de los líderes hutíes, Abdullah Qassem al-Junaid.

Imágenes del contra-ataque llevado a cabo por la Coalición Árabe en Saná.

En paralelo a la declaración del presidente norteamericano, Tim Lenderking, enviado especial de Estados Unidos en Yemen, partirá rumbo a la región del Golfo Pérsico con el objetivo de reducir la tensión militar.

Por otro lado, el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, tuvo una conversación con el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohamed bin Zayed Al-Nahyan, en la que expresaron la necesidad de responder al ataque de la milicia yemení respaldada por Irán y de fortalecer los sistemas de defensa del país árabe.

La decisión de Biden a principios de su mandato de dar marcha atrás en la designación del ex presidente Donald Trump a los hutíes como organización terrorista trajo mucha polémica incluso entre los propios demócratas, ya que se trata de un grupo con estrechos vínculos con la rama terrorista de Irán, Hezbolá, y que lleva a cabo usualmente ataques contra importantes aliados estadounidenses de la región como Arabia Saudita, y ahora, los EAU.

Cuando se llevó a cabo la decisión, el entonces Secretario de Estado de la Administración Trump, Mike Pompeo, dijo que el objetivo era que el grupo rindiera cuentas por sus actos terroristas, tanto dentro como fuera de Yemen, buscando así avanzar en la pacificación del país más pobre de la península arábiga.

Según Antony Blinken, nuevo Secretario de Estado, la medida de Trump bloqueaba las ayudas humanitarias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hacia el pueblo yemení. Sin embargo, este año de ayudas resultó en una enorme cantidad de estos recursos cayendo en manos de los terroristas en vez de a los civiles yemeníes.

Seguir Leyendo

Trending