Seguinos en redes

Medio Oriente

Líbano entra en hiperinflación por primera vez en su historia y China ofrece su “ayuda”

Líbano se convierte en el primer país de la historia de Medio Oriente y África del Norte en experimentar hiperinflación, viéndose atrapada hace ya más de un año en una crisis política, social y económica.

Publicado

en

La semana pasada la República Libanesa oficialmente se declaró en hiperinflación, luego de que la tasa de inflación mensual excediera el 50% mensual durante casi todo el año. Líbano había declarado el default en marzo y la inestabilidad de la libra libanesa era evidencia de la enorme crisis que sufre el país.

La causa de esta hiperinflación es, como en la mayoría de los casos inflacionarios, un enorme déficit fiscal que genera desconfianza e imposibilidad de toma de deuda, por lo que el gobierno recurre a la emisión monetaria desproporcionada sin respaldo que no hace más que devaluar su propia moneda.

Este proceso viene ocurriendo en Líbano hace años, hundiendo la economía local y generando que el país esté endeudado al 170% de su PBI, siendo el país más endeudado del mundo en % del PBI y arruinando toda credibilidad en la libra libanesa.

Estando en la peor crisis económica desde la guerra civil de 1975-1990, el rápido y desbocado aumento de los precios de bienes y servicios ha generado que el costo de los alimentos y la ropa aumenten más del 190% en mayo comparado a 2019, según Credit Libanais. 

La crisis aumenta el descontento de la población harta del mal manejo económico y se empieza a notar el hambre y la pobreza.

Ad

Al borde del colapso

Con el desempleo en máximos históricos y alrededor del 60% de la población bajo el umbral de pobreza, Líbano se encuentra claramente al borde de un colapso total. Los servicios esenciales no funcionan y los cortes de luz duran hasta 12 horas al día, sin la existencia de una alternativa privada para estos problemas.

El Líbano enfrenta problemas estructurales de enormes dimensiones. El gobierno actual no ha presentado ningún cambio ambicioso para resolver el problema y los principales políticos solo buscan proteger sus privilegios e impiden cualquier intento de reforma.

Otra víctima del colapso es la educación, la cual está enormemente amenazada por la crisis. Durante el ciclo lectivo 2020-21, muchos libaneses no podrán inscribir a sus hijos a las escuelas ya que el gobierno es incapaz de garantizar la educación pública para todos frente a la quiebra de las escuelas privadas.

Ad

Manifestaciones y movilización popular

Desde hace meses los libaneses salen a protestar y manifestarse en contra de la situación del país. Los manifestantes, aparte de sus reclamos económicos, rechazan la injerencia iraní sobre la vida y la política en el Líbano, que ha convertido al pequeño país en un títere del régimen del Ayatolá. 
La organización terrorista Hezbollah respalda al actual mandatario Hassan Diab, el cual asumió hace 7 meses luego de que el anterior gobierno cayera frente a las presiones de las manifestaciones de fines de 2019, en ese entonces motivados por la enorme corrupción. 
Para evitar nuevas denuncias de corrupción, el actual primer ministro ha designado un gabinete integrado totalmente por personas ajenas a la política y de estrecha relación con el sector industrial, en lo que se conoce como un verdadero gobierno de tecnócratas.

Ad

China, aprovechando la situación

Mientras el Líbano recorre la peor crisis desde la guerra civil y la clase política solamente busca permanecer en el poder, China emerge como un enorme inversionista aprovechando esta situación caótica.

El propio líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, sugirió en un discurso televisado el 16 de junio que el Líbano debería recibir las inversiones chinas en proyectos de infraestructura ‘clave’. Nada le viene mejor a un Estado fundido tratando de salvarse a sí mismo que una inyección de capitales extranjeros, aún sabiendo que China terminará sacando beneficios del país.

Luego de declarar default y negociar semana a semana con el FMI, una oferta de inversión de 12.000 millones de dólares en puertos, ferrocarriles, electricidad y gestión de residuos que puedan ‘mejorar’ la vida de los libaneses es la oferta de China.

Las conexiones entre Hezbollah, Irán y China son muchas, y cualquier decisión del primer ministro tendrá en juego el futuro de la soberanía de la Nación.


Por Nicolás Promanzio para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Turquía

Turquía condena la anexión ilegal rusa de territorios ucranianos

Publicado

en

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía se unió el sábado a la condena de Occidente a la anexión ilegal por parte de Rusia de cuatro regiones del este ucraniano.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía dijo el sábado que rechaza la anexión por parte de Rusia de cuatro regiones en Ucrania, y agregó que la decisión es una “grave violación” del derecho internacional.

“Esta decisión, que constituye una grave violación de los principios establecidos del derecho internacional, no puede ser aceptada”, dijo el Ministerio en un comunicado. Y agregó: “Reiteramos nuestro apoyo a la resolución de esta guerra, cuya severidad sigue creciendo, basada en una paz justa que se alcanzará a través de negociaciones”.

El Ministerio recordó que así como nunca ha reconocido la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014 luego del “referéndum ilegítimo” celebrado en Crimea en aquel entonces, tampoco lo hará esta vez con los territorios de Luhansk, Donetsk, Zaporiyia y Jerson.

“Turquía no reconoció la anexión de Crimea por parte de Rusia en un referéndum ilegítimo en 2014 y ha enfatizado su fuerte apoyo a la integridad territorial, la independencia y la soberanía de Ucrania en cada ocasión”, dijo el ministerio.

Reiteramos nuestro apoyo a la resolución de esta guerra, cuya severidad sigue creciendo, basada en una paz justa que se alcanzará a través de negociaciones”, finalizó el comunicado.

Turquía, miembro de la OTAN, ha llevado a cabo un acto de equilibrio diplomático desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero. A la vez que se opone a las sanciones occidentales contra Rusia, tiene estrechos vínculos tanto con Moscú como con Kiev y ha enviado drones armados a Ucrania.

A su vez, Erdogan se reunió con el presidente ruso Vladimir Putin al margen de una cumbre regional en Uzbekistán el mes pasado.

El presidente ruso, Vladimir Putin, proclamó la anexión de las regiones el viernes luego de celebrar una serie de referéndums en dichas zonas, prometiendo que Moscú triunfaría en su “operación militar especial”, incluso cuando se enfrenta a un contundente contrataque ucraniano y a una reversión militar potencialmente grave.

La anexión por parte de Rusia de cuatro territorios ucranianos controlados por tropas rusas y prorrusas, que suponen el 15% de la totalidad del territorio de Ucrania, ha provocado una fuerte reacción de condena por parte de Occidente.

La condena ha sido realizada a través de organismos como la Unión Europea (UE), la OTAN y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), además de que a dicha condena se han sumado los ministros de Exteriores del G7.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá han anunciado nuevas sanciones en respuesta a la anexión.

Mientras tanto, Washington ha aumentado la presión sobre los bancos y empresas turcas para que cumplan con las sanciones occidentales contra Rusia, advirtiendo que las entidades turcas corren el riesgo de estar expuestas a sanciones secundarias.

En el abanico de organismos internacionales destaca la ausencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que vio frustrado su intento de declaración de ilegalidad por el veto de Rusia. Además, aunque ninguno de los otros 14 miembros votó a favor, China, India, Brasil y Gabón se abstuvieron. Son países que mantienen una posición equidistante, que condenan la guerra, pero que no dan carta blanca a Estados Unidos, e incluso han sabido criticar las sanciones de Occidente sobre Rusia.

Las reacciones más fuertes provinieron de los principales aliados de Kyiv en la guerra de más de siete meses. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, condenó lo que calificó de “intento fraudulento” de anexar territorios ucranianos y acusó a Rusia de “violar el derecho internacional”.

Asimismo, el presidente demócrata recordó que Estados Unidos y sus aliados han anunciado nuevas sanciones contra personas y entidades dentro y fuera de Rusia que hayan apoyado política o económicamente los intentos “ilegales” de cambiar el estatus del territorio ucraniano.

La Unión Europea apoyó a Ucrania en su lucha por recuperar los territorios anexados ilegalmente. “Ucrania está ejerciendo su legítimo derecho a defenderse de la agresión rusa para recuperar el control total de su territorio y tiene derecho a liberar los territorios ocupados dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas”, dijeron los miembros del Consejo Europeo en un comunicado conjunto.

Seguir Leyendo

Irak

Vuelven los disturbios a la Zona Verde de Bagdad y caen nuevos cohetes sobre la capital iraquí

Publicado

en

¿Se dirige Irak a una Guerra Civil? Cuatro cohetes cayeron en edificios del gobierno iraquí el miércoles, un día después de un intento de asalto al Parlamento iraquí para frenar la reelección del sunita Al-Halbousi.

Cuatro cohetes fueron lanzados sobre la Zona Verde de Bagdad, golpeando hogar de edificios gubernamentales y misiones extranjeras, por segundo día consecutivo, rompiendo algunas semanas de relativa calma.

Nadie se ha atribuido la responsabilidad de los misiles disparados desde el este de la capital el jueves por la mañana, y tampoco se reportaron víctimas. Pero se estima que provienen de grupos rebeldes financiados por Irán. Los medios estatales iraquíes también informaron el miércoles por la tarde que tres cohetes Katyusha habían caído sobre la Zona Verde.

Los ataques con cohetes contra la Zona Verde habían sido comunes en el pasado, aunque durante la presidencia de Trump estos lanzamientos habían aminorado. De hecho, la escalada de tensiones que llevó al abatimiento del general iraní Qasem Soleimani comenzó con ataques sobre la Embajada de los Estados Unidos en la Zona Verde.

Desde la llegada de Biden, los ataques con misiles han visto una frecuencia que no se veía hace media década. Los misiles normalmente son dirigidos a objetivos occidentales por grupos de milicias respaldados por Irán, los cuales intentan ejercer presión sobre los Estados Unidos para que se sienten en la mesa de negociación.

Estas negociaciones llevaron a un acuerdo entre Washington y Teherán, para colocar como Primer Ministro de Irak a Mohamed Al Sudani, una figura fuerte de la política iraquí que dejaría contentos tanto a Estados Unidos como a Irán.

Pero esto generó un gran malestar en el movimiento sadrista, el partido político más grande del país, liderado por el influyente líder religioso chiíta Muqtada al-Sadr, quien lanzó una serie de protestas en los últimos meses, que culminó con un asalto del Parlamento iraquí este miércoles, durante una sesión donde el presidente del órgano legislativo, Mohamed Al Halbousi, un sunita que los sadristas rechazan, fue reelecto.

Muqtada Al Sadr.

Cientos de seguidores de al-Sadr se manifestaron contra la sesión Parlamentaria del miércoles en la plaza Tahrir de Bagdad, fuera de la Zona Verde. Los manifestantes se enfrentaron con las fuerzas de seguridad cuando intentaron y no lograron ingresar a dicha zona.

La gran mayoría de los diputados, 222 de los 235, votaron en contra de la renuncia de Halbousi, en lo que se vio como un voto de confianza al actual gobierno, que está compuesto por una coalición impensada de partidos pro-Occidente y pro-Irán.

La actual crisis política de Irak se deriva de una disputa entre al-Sadr, que cuenta con el apoyo de millones de iraquíes, y cuyo bloque se impuso en las elecciones parlamentarias de Octubre del 2021, y sus rivales del Marco de Coordinación.

A pesar de que al-Sadr y el Marco de Coordinación son chiítas, este último está respaldado por Irán, mientras que el primero se presenta como un “nacionalista iraquí” que busca poner fin a la influencia de Irán en el país, a pesar de sus propios lazos anteriores con Teherán.

A fines de julio, Halbousi suspendió las sesiones legislativas después de que al-Sadr ordenara a sus seguidores que asaltaran el Parlamento para impedir que sus rivales, el Marco de Coordinación respaldado por Irán, formaran un nuevo gobierno.

Los combates estallaron en agosto entre las milicias que apoyan a las dos partes, dando como resultado a más de 30 personas muertas en lo que supone la peor violencia que Bagdad ha visto en los últimos años. En este contexto, la reunión del Parlamento celebrada este jueves en Irak es la primera desde los disturbios mortales de agosto.

La crisis política ha dejado a Irak sin gobierno, y el gobierno interino del actual primer ministro Al Khademi cuenta con poca legitimidad, ya que Al-Sadr ha retirado a su bloque del Parlamento después de no poder formar uno que excluya al Marco de Coordinación.

Por eso, el bloque respaldado por Irán está tratando de aprovechar la ausencia de los partidarios sadristas en el Parlamento para finalmente formar un gobierno propio, una de las principales razones de las confrontaciones del miércoles.

Al-Sadr hizo que sus 73 parlamentarios renunciaran en junio, y dado que este era el partido mayoritario del Poder Legislativo, le quitó cualquier legitimidad a cualquier mayoría que pueda obtener el Marco. Por lo que ahora los sadristas piden la disolución del Parlamento y que Al-Khademi llame a elecciones anticipadas.

Irak nunca estuvo tan cerca de una Guerra Civil desde la invasión de los Estados Unidos hasta la fecha. El Marco de Coordinación, respaldado por Irán, y el movimiento sadrista están a un paso de la guerra civil, dado que ambas facciones cuentan con grupos guerrilleros y armados no solo con armas si no con armamento pesado, cohetes y misiles.

Seguir Leyendo

Irán

Se cumplen dos semanas de protestas en Irán: La hija del expresidente Rafsanyaní fue arrestada por la policía

Publicado

en

En el contexto de revueltas en todas las ciudades más importantes del país, incluida la capital, Teherán, las autoridades arrestaron a la hija del expresidente Akbar Hashemí Rafsanyaní por incitar a las protestas.

Los iraníes organizaron el martes una doceava noche consecutiva de protestas por el asesinato de Mahsa Amini, asesinada por la policía moral del régimen por no usar hijab, desafiando una represión cada vez mayor de las fuerzas de seguridad iraníes.

La policía moral es una fuerza creada directamente por el Ayatolá y es responsable de garantizar el respeto de la moral islámica descrita por las autoridades clericales del país, siguiendo la Ley Sharia al pie de la letra según la interpretación del régimen iraní.

La agencia de noticias iraní Fars dijo que alrededor de 60 personas habían muerto en las protestas desde el 16 de septiembre. Un número mayor está dando la organización Iran Human Rights (IHR), con sede en Oslo, dijo que al menos 76 personas han muerto en la represión.

A esto se le suma el dato que publicó la policía el lunes sobre que habían realizado más de 1.200 arrestos, entre los que se encuentran tanto activistas, abogados y periodistas como diversos manifestantes.

Mujeres que lideran las protestas fueron arrestadas en masa.

En este contexto de revueltas en muchas de las ciudades más importantes del país, incluida la capital, Teherán, las autoridades iraníes arrestaron a la hija del expresidente Akbar Hashemí Rafsanyaní por incitar a las protestas, confirmó la agencia de noticias Tasnim.

Faezeh Hashemí, la hija del ex presidente Akbar Hashemí, ha sido arrestado en el este de Teherán por una agencia de seguridad por incitar a los alborotadores a las protestas callejeras”, informó Tasnim, sin dar más detalles.

No es la primera vez que Hashemi, ex legisladora y activista por los derechos de las mujeres, tiene enfrentamientos con las fuerzas de seguridad iraníes por incumplimientos de ley en la república islámica.

En julio de este año había sido acusada por el régimen de llevar a cabo actividades de propaganda contra el país y blasfemia en comentarios en las redes sociales. Además, Hashemi criticó duramente al gobierno de Biden por quitar a la Guardia Revolucionaria de la lista de organizaciones terroristas y dijo que la decisión es “perjudicial” para los intereses nacionales de Irán.

Quien es Akbar Hashemí Rafsanyaní

El ayatolá Rafsanyaní presidió Irán entre 1989 y 1997, durante una serie de reformas progresistas que acompañaron la caída de la Unión Soviética y el Consenso de Washington. Rafsanyaní es el único mandatario de Irán que habló en favor del capitalismo, y privatizó varias empresas estatales.

Su presidencia comenzó al mismo tiempo que el mandato de Alí Jamenei, quien sucedió al gran ayatolá Ruholá Jomenei en 1989. Jamenei le entregó más poder al presidente de la Nación y lo convirtió en un jefe de Gobierno con los mismos poderes que muchos de los países presidencialistas del resto del mundo.

Muchas de las reformas que impulsó Rafsanyaní están siendo retrocedidas por el actual presidente Ebrahim Raisi, un ultra-conservador que fue el verdugo de la Masacre de 1988. Casi 4.000 opositores al régimen fueron condenados a muerte en juicios que presidió Raisi por disidencia a la República Islámica.

Akbar Hashemí Rafsanyaní.

Raisi planea dar un discurso televisivo a la nación este miércoles en medio de la ola de disturbios antigubernamentales, con manifestantes coreando “Muerte al dictador” y “Mujer, Vida y Libertad”.

A pesar de un creciente número de muertos y una feroz represión por parte de las fuerzas de seguridad utilizando gases lacrimógenos, palos y, en algunos casos, munición real, los videos de las redes sociales mostraron a los iraníes persistiendo en las protestas, a menudo pidiendo el fin de las más de cuatro décadas del establecimiento clerical islámico en el poder.

La policía antidisturbios con chaleco antibalas negras ha golpeado a los manifestantes con porras en batallas callejeras, mientras que los protestantes han derribado grandes imágenes de Ali Jamenei y su difunto predecesor, el ayatolá Ruholá Jomeini.

Además, la élite de la Guardia Revolucionaria de Irán dijo el miércoles que dispararon misiles y drones contra objetivos militantes en la región kurda del vecino norte de Irak, donde un funcionario dijo que nueve personas murieron. De esa zona provenía la mujer asesinada por la policía moral.

Con respecto al Kurdistán iraní, el grupo iraní de derechos humanos Hengaw dijo que 18 personas habían muerto, 898 resultaron heridas y más de 1.000 manifestantes kurdos arrestados en los últimos 10 días, pero estimó que las cifras reales eran más altas.

Ebrahim Raisi.

El Ayatolá Hossein Nouri Hamedani, un poderoso clérigo chií alineado durante mucho tiempo con el establishment ultraconservador del país ha instado a las autoridades a adoptar una línea más suave. “Los líderes deben escuchar las demandas del pueblo, resolver sus problemas y mostrar sensibilidad hacia sus derechos”, dijo.

El ministro de Salud, Bahram Einollahi, citado por la agencia oficial de noticias IRNA, acusó a los manifestantes de destruir 72 ambulancias, mientras que del lado de los activistas se argumenta que las autoridades han estado utilizando dichas ambulancias para transportar a las fuerzas de seguridad.

Seguir Leyendo

Tendencias