Seguinos en redes

Canadá

Eran 6 y las reglas de la cuarentena sólo permitían 5: así irrumpió la policía canadiense en una casa que estaba festejando el Año Nuevo en Quebec

La policía canadiense violentó la entrada y arrestó a una persona en Quebec por estar celebrando el Año Nuevo entre 6 personas, mientras que el arbitrario límite era de 5. La histeria por el coronavirus en su pico máximo.

Publicado

en

La policía de Quebec irrumpió violentamente en una celebración de Año Nuevo en una casa familiar en Gatineau, arrastró a la calle nevada a uno de los invitados, lo golpearon, esposaron y llevaron detenido, para luego multar con más de 1.500 dólares a cada uno de los presentes.

¿Cuál fue el motivo de este violento operativo policial en un país tan tranquilo como Canadá? Los dueños de la casa habían violado las normas de COVID-19: sólo se permitía festejar el fin de año con 5 personas y esta casa tenía 6.

El jueves del 31 de diciembre a las 11:20 de la noche, dos oficiales respondieron a una queja de un vecino que le dijo a los policías que creía que en la casa de al lado había más de 5 personas celebrando el fin de año.

Al tocar la puerta respondieron dos mujeres, que en un principio no quisieron cooperar y negaron estar celebrando con más de 5 personas. Los policías forzaron la entrada, empujando a una de ellas, y rápidamente descubrieron que en la casa habían cometido el fatal delito de ser 6 adultos más un niño.

Esta cantidad de personas violaba el arbitrario límite establecido por el premier François Legault de 5 personas adultas en una misma casa sin patio.

Un video tomado por una persona en la casa se publicó en Twitter el viernes mostrando a los oficiales en un ridículo enfrentamiento con un hombre en la puerta, que fomenta infinidad de veces más la transmisión del virus que la misma reunión pacífica que estaba aconteciendo. 

Irónicamente, a algunos policías se los ve forcejeando sin barbijo, tratando de obligar a los presentes que se pongan uno.

Ad

Más adelante en el video, se ve a los oficiales restringiendo físicamente al hombre fuera de la casa mientras llegan oficiales de respaldo y continúan agrediendo a algunas mujeres dentro de la casa.

La policía de Gatineau tuiteó dos días después y aseguró que el video solo muestra parte del incidente en el que sacaron a un hombre de la casa y que “los individuos se mostraron recalcitrantes y se negaron a cooperar”. Más allá de cualquier desacato, no hay justificación alguna para extraer a una persona por la fuerza de su hogar y tirarlo en la calle solamente porque son 6 los presentes en vez del arbitrario número de 5.

Según reveló el medio canadiense CBC, el hombre arrestado fue Mathieu Tessier, quien luego de pagar su fianza y su multa por romper las reglas de la cuarentena, dijo a los medios que él jamás agredió a ningún oficial, lo cual puede corroborarse con el video.

Tessier reconoció a CBC que se arriesgaron al realizar una reunión festiva con 6 personas en vez de 5, pero creía que si los vecinos llamaban a las autoridades, solo habrían recibido una advertencia. “La policía no puede hacer lo que nos hizo. Nos tratan como animales, como criminales“, dijo Tessier.

En total, los 6 presentes fueron multados con 1546 dólares canadienses por romper las restricciones del gobierno de Quebec.

La histeria por el coronavirus, lejos de quedarse en el 2020, ha llegado a niveles inimaginables, en especial por parte de las autoridades, que no ceden ni un poco ante la necesidad de las familias de celebrar las fiestas en un año tan difícil. Canadá, que en los últimos años ha perdido la libertad de expresión tras la aprobación de la Ley C-16, y ahora con la excusa del coronavirus, ha perdido su propiedad privada y su libertad civil.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Canadá

Trudeau le declara la guerra a los fertilizantes y Canadá sigue los pasos que llevaron al colapso de Sri Lanka

Publicado

en

La agenda extremista del gobierno de Sri Lanka pretendía forzar la transición ecológica en 10 años, y generó desabastecimiento, hambruna y un apagón energético. Ahora Trudeau quiere intentar lo mismo.

El primer ministro Justin Trudeau anunció un mega-plan para reducir las emisiones de óxido nitroso, un subproducto de los fertilizantes a base de nitrógeno, en un 30 por ciento durante los próximos ocho años, según informó en conferencia de prensa.

La medida es parte de un paquete de medidas para luchar contra el cambio climático, que el Gobierno canadiense está intentando consensuar con los sectores involucrados, sin embargo los agricultores no quedaron conformes con los planes de reducción de la emisión de fertilizantes.

El Gobierno federal intenta imponer la reducción de las emisiones de óxido nitroso de los fertilizantes diciendo que es un gas de efecto invernadero que contribuye al cambio climático, pero los agricultores explican que la reducción de las emisiones no se puede realizar sin disminuir el uso de fertilizantes.

Varios gobiernos provinciales y organizaciones de agricultores han solicitado que las reducciones de emisiones de fertilizantes se midan por la cantidad de alimentos que se producen versus la cantidad de fertilizante utilizados. Pero Trudeau exige una reducción absoluta de las emisiones.

La locura ecologista del gobierno de Trudeau podría llevar a que caiga la producción alimentos, como ocurrió recientemente en Sri Lanka, el país asiático que aplicó las mismas medidas contra los fertilizantes y cayó en la hambruna más grande de su historia.

Aparentemente, el gobierno de Trudeau ha dejado de atacar la industria del petróleo y el gas y ha puesto su mirada en los agricultores de Saskatchewan”, dijo el ministro de Agricultura de Saskatchewan, David Marit.

Según el experto en política medioambiental Bjorn Lomborg, “las investigaciones demuestran de forma concluyente que la agricultura ecológica produce menos alimentos por hectárea que la convencional. Además, la agricultura ecológica obliga a los agricultores a rotar la tierra fuera de la producción para destinarla a pastos, barbecho o cultivos de cobertura, lo que reduce su eficacia”.

Los desarrollos ecológicos producen entre una cuarta parte y la mitad de alimentos que la agricultura convencional, basada en la ciencia”, aseguró. Esto quiere decir que podría caer la producción de alimentos en Canadá de hasta un 75%.

Los efectos ecológicos y económicos de un cambio hacia la agricultura orgánica pueden ser desastrosos. El profesor Lomborg agrega: “los agricultores ecológicos necesitarían mucha más tierra para alimentar al mismo número de personas que hoy, posiblemente casi el doble de superficie. Dado que la agricultura utiliza el 40% de la tierra libre de hielo, el cambio a lo orgánico significaría la destrucción de grandes franjas de la naturaleza para una producción menos eficaz“.

El caso de Sri Lanka

El presidente Gotabaya Rajapaksa llegaba al poder en el año 2019, heredando una economía que llevaba cinco años de crecimiento sin interrupción y a tasas superiores al 3% anual. Rajapaksa proponía una agenda socialista para Sri Lanka, marcada por el ecologismo y la transición en un lapso de solo 10 añospero solo en tres la economía demostró no poder soportar las medidas y terminó por colapsar.

Las medidas ecologistas extremistas disminuyeron la contaminación, pero a cambio llevaron a Sri Lanka a la crisis económica y humanitaria más dramática de su historia. Las medidas provocaron un tenso clima social marcado por el desabastecimiento generalizado, la hambruna y el apagón energético en todo el país.

Para cumplir con sus extravagantes promesas electorales, Rajapaksa decretó la prohibición total de la importación y/o el uso de fertilizantes sintéticos en todo el país. También se prohibieron todo tipo de pesticidas naturales, siguiendo con un lineamiento ecologista y fundamentalista.

Las medidas constituyeron un verdadero suicidio económico. Estudios de largo plazo estiman que entre el 30% y el 50% de la productividad agrícola moderna se debe exclusivamente al empleo intensivo de fertilizantes. En algunos cultivos particulares, como el caso de la floricultura y la Hidroponía, el uso de fertilizantes representa casi el 100% de la ganancia de productividad en los métodos modernos.

Seguir Leyendo

Canadá

Francisco se olvidó de sus problemas de salud para viajar a Canadá y pedir perdón a los pueblos indígenas

Publicado

en

Esta visita sorprendió a muchos que ya estaban preparando los trajes negros y las caras de luto debido a la débil salud del Pontífice, que le impidió viajar a África hace algunas semanas.

A pesar de los graves problemas de salud que aquejan al Papa, Francisco inició esta semana una extensa visita por Canadá con el objetivo de “disculparse con los pueblos indígenas por los abusos de los misioneros en internados cristianos”, entre el siglo XIX y la década de 1970.

Bergoglio se refirió a esta visita como un “viaje penitencial” de seis días con el objetivo de pedir disculpas a los pueblos indígenas por los llamados procesos de “asimilación“, cuando los diferentes gobiernos canadienses establecieron un sistema escolar residencial para indígenas, donde se los obligaba a aprender sobre la historia de Canadá, el cristianismo, los símbolos patrios, etc. Además de la prohibición de prácticas culturales de indígenas y de la Ley India.

Si bien su Santidad piensa tener varias reuniones con diferentes grupos de aborígenes, no ha trascendido si va a acceder a las demandas que éstos pueblos le exigen: la apertura de los archivos para dar con el paradero de los niños enviados a los internados y que nunca regresaron a sus hogares. También exigen reparaciones económicas y la devolución de las reliquias indígenas que se encuentran en poder de los Museos Vaticanos.

Cabe recordar que la Comisión de la Verdad y la Reconciliación de Canadá pidió en 2015 que se entregara una disculpa papal en suelo canadiense. El Vaticano hizo oídos sordos y respondió recién luego del hallazgo de más de 200 cadáveres de niños en la antigua escuela residencial Kamloops, en Columbia Británica.

A través de esta Comisión, el gobierno canadiense admitió que existieron numerosos abusos en las escuelas cristianas financiadas por el Estado, que operaron desde el siglo XIX hasta la década de 1970 en donde cerca de 150.000 niños fueron separados de sus familias y enviados a estas escuelas para “asimilarlos” a la sociedad cristiana de Canadá.

Esta visita del Papa a Canadá reaviva las esperanzas de todos aquellos cristianos que fueron víctimas de abusos sexuales, físicos y de poder por parte de sacerdotes y obispos que Francisco ha nombrado y mantenido en el cargo por ser amigos suyos, como el cercano caso de monseñor Gustavo Zanchetta. Lo que si, es posible que las disculpas de la Iglesia lleguen 50 o 200 años más tarde. No hay que perder la fe

Es curioso que el Papa haya podido movilizarse hasta Canadá para pedir perdón por actos históricos pero su rodilla no lo dejó visitar la República Democrática del Congo ni Sudán del Sur hace algunas semanas. Tal vez sea porque en estos dos destinos los sufrientes son más contemporáneos y víctimas de los musulmanes que son tan amigos del Pontífice. Esa rodilla selectiva… 

El emotivo momento cuando pusieron la corona de plumas sobre la cabeza del Pontífice recorrió el mundo, así como el momento en el que besó las manos del Jefe Littlechild y le pidió perdón humildemente. 

Lo cierto es que Francisco no hace nada nuevo. Años antes ya San Juan Pablo II había visitado el país no una sino dos veces (1989 y 1991) y pidió disculpas y se comprometió a colaborar con estas comunidades. También Pablo VI visitó Estados Unidos en 1965 y se dejó coronar con un tocado de plumas indígena.

Por supuesto que ningún otro Papa utilizó el aparato de prensa del Vaticano para promocionarse tanto, ni trató de venderse como un reformista que por primera vez reconoce el pasado oscuro de la Iglesia. Lo que realmente sería histórico es que visite Cuba y le pida perdón al pueblo por su “relación humana” con los Castro.

Seguir Leyendo

Canadá

Trudeau peor que Chávez: “La gente no debería poder usar armas para defenderse de un robo, no existe el derecho a la defensa personal”

Publicado

en

El primer ministro envió al Parlamento una ley para prohibir que los ciudadanos compren armas de fuego en Canadá y se justificó con que no existe el derecho a la defensa personal en Canadá.

El primer ministro Justin Trudeau terminó de blanquear sus intenciones dictatoriales para Canadá. Entrevistado en el podcast de Crooked Media en Los Ángeles, donde asistía a la Cumbre de las Américas, el mandatario dijo que los propietarios de armas de fuego no deberían tener el derecho a usar su arma en defensa propia.

“Tenemos una cultura en la que la diferencia es que las armas se pueden usar para cazar o para tiro deportivo en Canadá y hay muchos dueños de armas y en su mayoría son respetuosos y respetuosos de la ley”, explicó. “Pero no deberías usar un arma para la defensa personal en Canadá, ese no es un derecho que deberían tener, no está explicitado en la Constitución o en cualquier otro lugar”.

“Si tratas de comprar un arma y dices que es para autoprotección, no, no te lo vamos a permitir. Podes decir que es para cazar, puedes conseguirlo para tiro deportivo, puedes llevarlo al campo de tiro. No hay problema. Pero no podes usarla en tu casa o en la calle”, profundizó.

“Pero hay una diferencia en torno a la cultura y una de las cosas que estamos viendo con el debate en los Estados Unidos es que cada vez hay más argumentos de autodefensa del derecho a portar al estilo estadounidense que se filtran a través de los argumentos más correctos habituales”, concluyó.

En síntesis, Trudeau cree que si un canadiense es víctima de un robo o intento de homicidio no tiene derecho a defenderse, tiene que dejarse robar, matar o violar.

La extensión geográfica de Canadá hace muy difícil la labor policial, y pocas veces los policías llegan a tiempo para evitar cualquier delito. Es por esto que es muy común en Canadá la defensa personal, aunque no tan consagrada como en Estados Unidos, es uno de los países con más armas per cápita del mundo.

Después de congelar las cuentas bancarias de los camioneros que protestaron en Ottawa, ahora Trudeau va por la consolidación total del fin del Estado de Derecho en Canadá y presentó una ley en el Parlamento para prohibir la venta, compra y portación de armas cortas. Las armas largas ya están prohibidas desde 2020.

Aparte de usar armas de fuego para tiro deportivo y caza, no hay razón para que nadie en Canadá necesite armas en su vida cotidiana“, dijo Trudeau a los periodistas en una conferencia de prensa anunciando la ley.

A medida que vemos que la violencia armada sigue aumentando, es nuestro deber seguir tomando medidas”, dijo, aunque la violencia armada está en una inclinada caída en Canadá hace varios años.

El proyecto de ley, que los funcionarios calificaron como “la acción más importante contra la violencia con armas de fuego en generaciones”, también obligará a todos los canadienses con tenencia de armas que reconfiguren sus cargados para que no puedan contener más de cinco rondas a la vez.

Seguir Leyendo

Tendencias