Seguinos en redes

Estados Unidos

Otro ejemplar fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos: Declaró inconstitucional el intento de Biden de perdonar las deudas estudiantiles

Publicado

en

Biden iba a usar dinero del Tesoro de los Estados Unidos para cancelar US$ 430.000 millones de dólares en deudas estudiantiles para 43 millones de estadounidenses.

La Corte Suprema de los Estados Unidos, dominada por los republicanos gracias a los tres jueces conservadores que nombró Donald Trump durante su mandato, se sumó otra victoria este viernes derribando los grandes logros de la izquierda norteamericana de los últimos 50 años.

Luego de derogar la despenalización del aborto, de declarar inconstitucional el experimento racista de la acción afirmativa, y de proteger el derecho de los negocios de denegar servicio a homosexuales bajo razones religiosas, ahora la Corte Suprema derribó el intento del gobierno de Biden de perdonar las deudas estudiantiles en el país.

Tras ser derrotado en el Congreso, Joe Biden había emitido un decreto para cancelar US$ 430.000 millones de dólares en deudas de préstamos estudiantiles, una medida que pretendía beneficiar a 43 millones de estadounidenses y cumplir su mayor promesa de campaña.

Nuevamente, los 6 jueces conservadores se unieron para fallar en contra de Biden, asegurando que es inconstitucional que un gobierno utilice las arcas públicas para subsidiar y pagarle a los bancos para cancelar las deudas de individuos.

El presidente del Tribunal Supremo, el juez John Roberts, quien a pesar de haber sido designado por un gobierno republicano suele ser el más moderado de la corte, apoyó fuertemente el fallo e incluso escribió la opinión de la mayoría.

En la demanda llamada oficialmente "Biden v. Nebraska et al", la Corte Suprema se puso del lado de seis estados gobernador por republicanos (Arkansas, Iowa, Kansas, Missouri, Nebraska y Carolina del Sur) que demandaron a la Casa Blanca por manipulación ilegal de los fondos públicos para estatizar la deuda de ciudadanos privados.

El fallo invocó la doctrina de las "preguntas importantes", un enfoque judicial en el que la Corte Suprema debe verificar la constitucionalidad de una medida del Poder Ejecutivo que no haya sido aprobada por el Congreso, como ocurría con el decreto de Biden que intentaba perdonar la deuda estudiantila a 43 millones de personas.

Los jueces conservadores utilizaron previamente esta doctrina para invalidar otras políticas de Biden que fueron denunciadas por los estados republicanos, incluido el pasaporte sanitario de vacunación contra el COVID-19 para grandes empresas que el demócrata también había intentado pasar por decreto.

Biden ya había logrado cancelar US$ 1.600 millones de dólares en deudas estudiantiles en agosto del año pasado, medida que no pudo ser desafiada ya que se basaba en una ley federal aprobada por el Congreso en 2003 llamada "Ley de Oportunidades de Alivio de Educación Superior para Estudiantes", o Ley HEROES, que permite dar asistencia financiera para estudiantes durante guerra o emergencias nacionales, valiéndose de la emergencia sanitaria que duró hasta mayo de este año.

Sin embargo, desde ese momento hasta ahora, Biden había estado intentando expandir esta condonación de deudas, pero ya excediéndose del límite que impone la Ley HEROES, sin estar oficialmentene una emergencia nacional y sin apoyo del Congreso, el presidente demócrata quedó acorralado e intentó pasar un aumento a dicho límite por decreto, pero fue frenado por la Corte.

En su opinión, el juez supremo Roberts escribió con dureza e ironía que el plan de Biden "ha ‘modificado’ el límite de la ley de 2004 en el mismo sentido en que ‘la Revolución Francesa ‘modificó’ el estatus de la nobleza francesa’: las ha abolido y los suplantó con un nuevo régimen por completo"

Según Roberts, el fallo no indica que las deudas estudiantiles privadas puedan ser canceladas utilizando fondos públicos, pero asegura que es inconstitucional que el presidente lo haga sin pasar por el Congreso.

"La pregunta aquí no es si se debe hacer algo, sino quién tiene la autoridad para hacerlo", concluyó Roberts, quien sugirió que esto es algo que, constitucionalmente, se debe decidir en los pasillos del Congreso, específicamente en los Comités de Asignaciones de la Cámara de Diputados y el Senado, en lugar del Poder Ejecutivo.

Fallo completo: Biden v. Nebraska et al

Estados Unidos

Fuentes demócratas sugieren que Biden está "a punto de bajarse" pero en la Casa Blanca desafían las presiones: "No hay posibilidad que se baje"

Publicado

en

Se desató una guerra en el Partido Demócrata, entre los que quieren que Biden se baje de la competencia, liderados por el propio Barack Obama, y los bidenistas que defienden la candidatura.

Varios demócratas de alto rango han dicho en privado al medio Axios que se espera que el presidente Biden abandone la carrera presidencial tan pronto como este fin de semana debido a la creciente presión de los líderes del partido y aliados cercanos, después de que fracasara en el debate con Trump y que se desplomara en las encuestas.

Los líderes del partido, amigos y donantes clave esperan convencer a Biden, de 81 años, de que no puede ganar, ni puede convencer a nadie de que su edad y demencia senil no serán un problema en los próximos 4 años, y mucho menos ganar la mayoría legislativa en el Congreso.

El presidente, que se está supuestamente recuperando de Covid en su casa de playa en Rehoboth, Delaware, no está ganando ni una sola encuesta, y pierde cada vez por una mayor diferencia en todos los estados en disputa.

Una encuesta de AP también mostró que casi dos tercios de los demócratas quieren que se retire. El expresidente Barack Obama dijo a sus aliados que las posibilidades de reelección de Biden han disminuido en gran medida, según informó The Washington Post citando a personas de su círculo íntimo.

El líder de la mayoría del Senado Chuck Schumer, la expresidente de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y otras figuras clave del partido como Hillary Clinton también están instando a Biden a considerar seriamente la posibilidad de dimitir.

Sin embargo, desde la Casa Blanca aseguran que "no hay ninguna posibilidad" de que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se retire de la carrera por la reelección. “Hay mucho en juego y la elección es clara. Juntos, ganaremos”, dicen que dijo a periodistas desde su casa en Delaware este viernes.

Desde su equipo de campaña también contraatacaron, diciendo que si bien había habido cierta “caída” en el apoyo, él seguía siendo el mejor candidato. “Sin duda, el presidente está en esta carrera”, dijo la directora de campaña, Jen O’Malley Dillon, al programa Morning Joe de MSNBC. “Joe Biden está más comprometido que nunca a derrotar a Donald Trump”.

El otro lado de la ecuación, asegura que Biden está resistiendo pero nadie cree que vaya a poder mantenerse en la competencia. Se está hablando de que en caso de bajarse, quien se debería quedar con la candidatura es Kamala Harris, no solo por cuestiones políticas sino por cuestiones financieras: ningún otro candidato podría acceder a los millones de dólares que fueron donados hasta ahora para la fórmula Biden-Harris.

De esta manera, si se bajara Biden, la pregunta sería quién será el candidato a vicepresidente de Harris. En estos momentos, y desde la campaña de Trump, especulan con el comunista gobernador de California, Gavin Newsom; el multimillonario goberador de Illionis, JB Pritzker, o la progresista gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

El precio de la libertad: La Unión Europea amenaza con millonarias multas a Elon Musk por no entregar datos privados de los usuarios de X

Publicado

en

El exitoso empresario Elon Musk aseguró que la Comisión Europea busca sancionarlo por defender el derecho a la privacidad y la libertad. Además, reveló que, mientras X se resistió a entregar datos privados, todas las demás plataformas accedieron a hacerlo.

El viernes pasado, la Comisión Europea presentó sus conclusiones preliminares, indicando que la plataforma de redes sociales X, anteriormente conocida como Twitter y ahora propiedad del multimillonario tecnológico Elon Musk, habría infringido varias normas de la Ley de Servicios Digitales (DSA) de la Unión Europea.

Según el comunicado de la Comisión Europea, las áreas en las que X estaría incumpliendo la DSA incluyen la implementación de patrones oscuros, la falta de transparencia en la publicidad y el "rechazo a entregar datos personales para investigar a los usuarios".

Primero, la Comisión ha criticado el sistema de insignia azul de X, que bajo la propiedad de Musk, ahora está disponible para cualquier usuario mediante una suscripción premium. Anteriormente, la verificación de la insignia azul solía indicar que una cuenta representaba una supuesta "fuente de información confiable", aunque nunca fue así.

Sin embargo, la Comisión considera que la nueva práctica de X "engaña a los usuarios" y "no corresponde a los estándares de la industria". Thierry Breton, comisario europeo, declaró: "Nuestra opinión preliminar es que el cambio en la práctica de verificación de X ha llevado a una confusión entre los usuarios".

En segundo lugar, la Comisión ha encontrado que X no cumple con las normas de transparencia en materia de publicidad. Según el análisis, la plataforma no proporciona un "repositorio de publicidad fiable y que se pueda buscar", lo cual es un requisito bajo la DSA, con la excusa de "garantizar" que los usuarios puedan acceder a la información sobre los anuncios que ven en la plataforma.

El tercer hallazgo preliminar de la Comisión, que es el más polémico de todos, se centra en la "falta de acceso a los datos públicos de X para investigadores". La DSA exige que las plataformas proporcionen acceso a sus datos públicos de manera que los investigadores puedan llevar a cabo sus "análisis".

Sin embargo, la Comisión alegó que Elon Musk impide a los investigadores acceder de manera independiente a estos datos, defendiendo su derecho a la privacidad, lo cual está mal según la autoritaria Ley de Servicios Digitales.

En respuesta a las conclusiones de la Comisión, Musk ha acusado a la UE de intentar presionar a la plataforma para censurar a sus usuarios. Musk alegó en un tuit: "La Comisión Europea le ofreció a X un acuerdo secreto ilegal: si censurábamos información sin decírselo a nadie, no nos multarían. Las otras plataformas aceptaron ese acuerdo. X no".

X podrá examinar los documentos del expediente de investigación y responder por escrito a las acusaciones. Si los hallazgos preliminares se confirman, la Comisión podría emitir una "decisión de incumplimiento", lo que podría llevar a Elon Musk a enfrentar una multa de hasta el 6% de su facturación mundial.

Desde que Musk adquirió X el 27 de octubre de 2022, se llevaron a cabo una grandes transformaciones en la plataforma, que tuvieron como objetivo echar a empleados innecesarios, terminar con la censura llevada a cabo por los anteriores dueños, y defender a toda costa la libertad de expresión.


Seguir Leyendo

Estados Unidos

En plena entrevista, Joe Biden se olvidó el nombre de tres políticos estadounidenses y le dijo "el negro" a su Secretario de Defensa

Publicado

en

El mandatario de Estados Unidos enfrenta una serie de situaciones que ponen en jaque su posición como aspirante a la reelección. Esto ocurrió durante una entrevista enfocada en el voto afroamericano.

A pocos meses de las elecciones presidenciales y con las encuestas en su contra, el presidente estadounidense Joe Biden protagonizó otro momento insólito al olvidar el nombre de su secretario de Defensa, refiriéndose a él como “el tipo negro” durante una entrevista con un medio afroamericano, de nombre Black Entertainment Television (BET).

Durante la entrevista, Biden habló sobre su secretario de Defensa, Lloyd Austin, pero no pudo recordar su nombre en ese momento. "Mira las críticas que recibí por nombrar al Secretario de Defensa… emm… no recuerdo el nombre… es el tipo negro", dijo el mandatario para salir del apuro.

Este hecho se suma a una serie de tropiezos verbales que aumentaron la presión sobre Biden para que considere abandonar su candidatura. En la misma entrevista, Biden mencionó que evaluaría su decisión de continuar su campaña si un médico le indicara “un problema puntual” sobre su estado de salud.

A pesar de los llamados de una gran cantidad demócratas para que se retire de la carrera, especialmente después de su desastroso desempeño en el debate presidencial contra Donald Trump el pasado 27 de junio, Biden había asegurado anteriormente en una entrevista con ABC News que solo dejaría la carrera “si el Señor Todopoderoso lo bajaba”.

El presidente estadounidense también mostró signos de confusión al olvidar tres nombres durante la entrevista, el del expresidente Herbert Hoover, el secretario de Defensa Lloyd Austin, y además confundió el nombre del compañero de fórmula del expresidente Donald Trump, el senador JD Vance.

Solo hay dos presidentes en la historia de Estados Unidos que han llegado al cargo y se han ido con menos puestos de trabajo de los que llegaron al cargo. Y el otro era un tipo que todos conocemos muy bien”, expresó Biden, refiriéndose a Hoover. “Así que, Trump es uno de ellos”.

En otro momento, al hablar del aborto, Biden se equivocó con el nombre del senador Vance, llamándolo “Mance”. Él es un objetivo de campaña demócrata por su oposición a la legislación que busca codificar el derecho al aborto. “Mira, una de las cosas que está sucediendo es, ya sabes, la mayoría de los estados, incluso los estados conservadores, donde se ha dejado al público determinar si quieren o no tener excepciones, quieren tener una decisión difícil, como, como, Mance no quiere ningún aborto o circunstancia”, dijo Biden, aparentemente refiriéndose a Vance.

Estos incidentes han generado una preocupación creciente dentro del Partido Demócrata. Algunos miembros del partido consideran que estos lapsus podrían perjudicar la imagen y la efectividad de Biden como candidato presidencial, especialmente en un momento en que las encuestas ya muestran un panorama complicado para su reelección. Las encuestas reflejan una disminución en el apoyo hacia Biden, con una creciente presión para que el presidente reevalúe su decisión de postularse nuevamente.

El desempeño de Biden en el debate con Donald Trump el pasado 27 de junio también fue criticado, con analistas políticos argumentando que sus errores y confusiones durante el debate podrían haber debilitado su posición frente a los votantes. Los debates presidenciales son momentos cruciales en una campaña, y cualquier error puede ser magnificado y utilizado por los oponentes para cuestionar la capacidad del candidato.

En respuesta a estos tropiezos, algunos aliados de Biden han tratado de minimizar la importancia de estos incidentes, argumentando que los lapsus "son normales" y no necesariamente indicativos de problemas de salud graves. Sin embargo, la acumulación de errores ha dado munición a sus críticos, que utilizan estos momentos para cuestionar su salud para un segundo mandato.

Seguir Leyendo

Tendencias