Conecte con nosotros

Reino Unido

Las violentas manifestaciones por la muerte de George Floyd llegaron al Reino Unido

Las calles de Londres fueron atacadas por violentas protestas de la izquierda que insólitamente reclaman por el asesinato de George Floyd, ocurrido en Estados Unidos. Se cree que estas movilizaciones en el Viejo Continente también están organizadas por Antifa.

Publicado

en

En un inesperado e insólito sucesos, las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd llegaron también a las calles de Londres durante este miércoles.

No sólo se copió el fenómeno manifestante de los Estados Unidos, sino que también se replicaron los mismos niveles de violencia hacia las autoridades policiales que intentaban cuidar el buen desempeño de la protesta, lo que habilita a pensar que éstas están siendo impulsadas por el Antifa de Europa.


Dos personas fueron arrestadas, en este sentido, por haber herido a policías arrojando objetos contundentes contra ellos. Incluso, los manifestantes bloquearon la calle que rodea al Hyde Park, el parque más grande de la ciudad, interrumpiendo el tránsito de más de 10 líneas de colectivos.

Como era de esperarse, muchos actores y artistas del mundo del espectáculo salieron a las calles con sus camaradas comunistas durante la protesta. Entre ellos se destacó el multimillonario actor negro, John Boyega, que participó en las últimas películas de Star Wars, con contratos exorbitantes que demuestran que el racismo, al menos como lo pinta la nueva izquierda, no existe más.

“Hoy se trata de las personas inocentes que fueron frenadas en la mitad de su proceso. No sabemos lo que George Floyd podría haber logrado, no sabemos lo que Sandra Bland podría haber logrado, pero hoy vamos a asegurarnos de que eso no sea una preocupación para el futuro de nuestros jóvenes”, expresó el actor británico John Boyega.

Además, varios de los jóvenes manifestantes persuadieron a los policías londinenses para realizar el conocido acto de arrodillarse, que popularizó el grupo norteamericano terrorista Black Lives Matter para rendirle “homenaje” a las víctimas afroamericanas, aunque poco tenga que ver y poco sirva para solucionar el problema de la discriminación. 
“El Reino Unido no es inocente”, repetían a coro los manifestantes con carteles en la mano repitiendo frases e imágenes vistas en las protestas de esta semana en los Estados Unidos. Pocas veces una causa tan arraigada a la cultura estadounidense llega tan fuerte al Reino Unido.

Ad

Además, las protestas se acercaron a Downing Street, la residencia oficial de Boris Johnson y sede del ejecutivo británico y bloquearon las calles al grito de “finalicen con el racismo sistémico”, para la sorpresa de muchos ya que si hay algo que destaca al Reino Unido es el bajo nivel de discriminación racial que vivencia.

La secretaria del Interior, Priti Patel, aseguró que “está asqueada con la muerte de George Floyd, pero las protestas deben ser pacíficas y de acuerdo a las reglas de distanciamiento social. El virus sigue siendo una amenaza para todos”.
Por su parte, Boris Johnson se expresó en líneas similares a su gabinete:

“Mi mensaje para todas las personas en los Estados Unidos y el Reino Unido, es que el racismo y la violencia racista no tienen lugar en nuestra sociedad actual”

Además, aclaró que las personas tienen derecho a protestar, pero advirtió que “deben hacerlo de forma pacífica y distanciados, porque todas las vidas importan, y por eso debemos combatir el virus también”.

Ad

Francia no se quedó atrás de esta oleada de protestas, y si bien París sufre las protestas de los chalecos amarillos desde hace ya casi un año entero sin respiro, este miércoles más de 15.000 personas se reunieron frente al tribunal francés para protestar también por el #BlackLivesMatter, de vuelta un reclamo muy alejado de la realidad, ya que la discriminación racial en Francia es un problema social casi inexistente, al menos en comparación con la discriminación contra judíos que sí se vive en las calles francesas, especialmente desde la llega de cientos de miles de refugiados musulmanes.

Además del epicentro parisino, las ciudades de Marsella, Lyone y Lille fueron parte de estas protestas. Esta llama se avivó luego de que se conocieran nuevos detalles sobre la muerte de Adamá Traoré, un joven de 24 años que fue detenida en los suburbios de París y murió el 19 de julio de 2016 por el maltrato policial, según el reclamo. Ayer, una autopsia independiente aseguró que “la técnica de reducción realizada por la gendarmería causó su muerte”.

Cabe destacar que Francia no experimenta un caso de discriminación racial contra la comunidad francoafricana de esta envergadura desde entonces, o sea que no hubo un solo caso relevante de racismo en 4 años y contando.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Reino Unido

Terror en Reino Unido: Un musulmán somalí asesinó al diputado de derecha David Amess

Publicado

en

En un ataque terrorista sin precedentes, un refugiado somalí asesinó a un parlamentario del Partido Conservador en una iglesa en las afueras de Londres.

El diputado y miembro histórico del Partido Conservador inglés, David Amess, fue asesinado a puñaladas por un inmigrante de Somalía de religión musulmana.

Fue atacado alrededor del mediodía en una iglesia metodista en la ciudad de Leigh-on-Sea, en las afueras de Londres, en una reunión con vecinos que acostumbraba a hacer para contarles acerca de las leyes que estuvo debatiendo y votando en el Parlamento. Este tipo de eventos mensuales son muy comunes en el Reino Unido por parte de los diputados, y son coloquialmente llamados “cirugías parlamentarias”.

El terrorista de 25 años se le acercó en plena disertación y lo apuñaló hasta acabar con su vida. Los paramédicos intentaron sin éxito salvarlo. La policía arrestó al sospechoso pocos minutos después y pudieron recuperar el cuchillo del asesinato.

Amess, de 69 años, había sido miembro del Parlamento por Southend West, que incluye a Leigh-on-Sea, desde 1997, y había sido legislador desde 1983, lo que lo convertía en uno de los políticos con más años de servicio en la Cámara de los Comunes.

Pertenecía al ala más de derecha de los conservadores, y era una figura muy querida con reputación de trabajar duro para sus electores y hacer campaña incesantemente para que Southend fuera declarada una ciudad. Fue nombrado caballero por la reina Isabel II en 2015 por su servicio, convirtiéndose en Sir David.

Su agenda estaba marcada por el rechazo absoluto de la inmigración ilegal y de la aceptación de refugiados de Medio Oriente o África, diciendo en múltiples ocasiones que los cupos de inmigración musulmanes eran un peligro para la seguridad nacional.

El primer ministro Boris Johnson dijo que su gabinete y él estaban “profundamente conmocionados y desconsolados” por lo ocurrido. “David era un hombre que creía apasionadamente en este país y en su futuro, y hoy hemos perdido a un excelente servidor público y un amigo y colega muy querido“, dijo Johnson.

El primer ministro no dijo si el ataque significaba que los políticos están necesitando una seguridad más estricta, ni mencionó nada acerca de la crisis migratoria que vive el país: “Realmente debemos dejar que la policía continúe con su investigación”.

Esta no es la primera vez que un islamista ataca a un legislador británico, aunque sí la primera que resulta en la muerte. Otros dos legisladores británicos han sido atacados durante las últimas dos décadas durante sus “cirugías”, reuniones periódicas en las que los electores pueden presentar preocupaciones y quejas.

El legislador laborista Stephen Timms fue apuñalado en el estómago en 2010 por un estudiante musulmán radicalizado y vinculado a Al Qaeda. En el año 2000, el demócrata liberal Nigel Jones y su asistente Andrew Pennington fueron atacados por un hombre que empuñaba una espada durante una reunión de este tipo. Pennington murió y Jones resultó herido en el ataque en Cheltenham, Inglaterra.

Seguir Leyendo

Reino Unido

Boris Johnson impuso regulaciones que provocaron una crisis de desabastecimiento y ahora culpa al Brexit

Publicado

en

La “Crisis de los Camioneros” está afectando las líneas de abastecimiento comercial en todo el país. La sobre-regulación del mercado de transportistas pone en jaque a la gestión de Boris Johnson, quien no tuvo mejor idea que acusar al Brexit.

El Reino Unido se ve envuelto en una crisis de desabastecimiento a raíz de una abrupta y repentina interrupción en las cadenas logísticas de suministros, ligadas al mercado de transportistas.

A pesar de que los medios culpan al Brexit, la verdadera razón se remonta a un cambio regulatorio que el primer ministro Boris Johsnon determinó en 2020. Antes de las nuevas regulaciones, cada conductor de camión para uso comercial estaba habilitado para negociar libremente la provisión de sus servicios con las empresas de comercio mayorista.

De esta forma, se determinaban libremente las tarifas a partir de una negociación justa entre partes. El sistema de precios internalizaba las preferencias entre las demandas de los transportistas y el precio final percibido por los consumidores, que en última instancia afectaba a las empresas de productoras.

Boris abolió este sistema, y los camioneros en el Reino Unido dejaron de tener la posibilidad de ofrecer directamente y de forma descentralizada sus servicios con las empresas productoras. En consecuencia, se produjo un masivo viraje hacia empresas de transporte.

Esta situación perjudicó a todos los camioneros del país, pues al perder su derecho para negociar tarifas y al verse obligados a solicitar empleo en empresas comerciales distribuidoras, ahora son éstas las únicas habilitadas y reguladas para negociar tarifas con las empresas mayoristas, mientras que los conductores perciben en la práctica solamente una tarifa fija y un salario mínimo establecido como base.

Las medidas poco ortodoxas del Primer Ministro británico provocaron una violenta caída en la oferta de trabajo de los conductores, que al ver derrumbados sus ingresos potenciales perdieron cualquier incentivo para seguir ofreciendo la misma cantidad de trabajo (servicios de transporte) como lo hacían antes.

Camiones frenados y conductores a los que les conviene no conducir. La crisis generada por una pésima intervención estatal.

Rápidamente, la canalización política de los efectos de las medidas de Johnson generó una oportunidad perfecta para culpar al Brexit por todos los problemas que actualmente está provocando el shock regulatorio, en particular, la aparición del desabastecimiento en todo el Reino Unido.

El desincentivo sobre la oferta laboral no fue un producto del Brexit ni de las rigideces sobre la inmigración, sino que responde a un cambio repentino de las reglas de juego de la economía en un sector fundamental para las cadenas de abastecimiento, encima luego del caos que fue la pandemia del 2020.

En efecto, el Reino Unido registró una contracción del 39% sobre la cantidad de efectivos europeos en el sector del transporte pero, contrario a la hipótesis que culpa al Brexit, la cantidad de trabajadores totales de la Unión Europea en el Reino Unido prácticamente se vio inalterada desde 2020, y bajó solo un 5% desde 2019 (antes de la salida del Brexit).

Queda en evidencia que fue el nuevo marco regulatorio el que generó una abrupta depresión en la oferta de trabajo para el mercado del transporte, y no la desvinculación del Reino Unido con la Unión Europea.

Seguir Leyendo

Reino Unido

British Airways no dirá más “damas y caballeros” y empezará a usar “términos neutrales de género”

Publicado

en

British Airways adoptará términos neutrales en cuanto al género para saludar a los pasajeros. Otras aerolíneas importantes como easyJet o Lufthansa ya han implementado estas frases.

La aerolínea British Airways ha ordenado a los pilotos y tripulantes de cabina que no se refieran más a los pasajeros como “damas y caballeros” en los anuncios del avión. ¿La justificación? “Estamos haciendo un esfuerzo por celebrar la diversidad e inclusión”.

La aerolínea insignia de Gran Bretaña ha abandonado el saludo histórico de cordialidad y respeto a favor de términos neutrales de género, lo que genera frases que solo dejan contentos a pequeños grupos politizados y lobbies.

Otras aerolíneas importantes, incluidas Lufthansa, easyJet y Air Canada, ya han adoptado este lenguaje neutral para referirse a sus pasajeros.

Un portavoz de British dijo: “Celebramos la diversidad y la inclusión y estamos comprometidos a garantizar que todos nuestros clientes se sientan bienvenidos cuando viajan con nosotros“.

También dijeron que la aerolínea estaba “comprometida con el uso de un lenguaje inclusivo que haga que todos nuestros clientes se sientan más bienvenidos” y que “han estado utilizando un lenguaje inclusivo en el aeropuerto durante más de un año“. 

En vez del famoso ‘ladies and gentlemen’, la aerolínea pedirá que usen frases como ‘folks’ (muchachos), ‘buddies’ (amigos), o ‘everyone’ (todos), que si bien tienen género masculino en su traducción al español, en inglés son neutrales en el género.

Seguir Leyendo

Trending