Conecte con nosotros

África

Trump reconoció que el Sáhara Occidental es de Marruecos: el hecho que puede poner fin a un conflicto de 50 años en África

Tras la firma del histórico acuerdo de paz entre Israel y Marruecos auspiciado por el presidente Donald Trump, Estados Unidos reconoció que el Sáhara Occidental es del Reino marroquí. El importante giro a la guerra que genera esta decisión.

Publicado

en

Con la firma del histórico acuerdo de paz auspiciado por el gobierno estadounidense de Donald Trump entre Israel y Marruecos, la guerra por el Sáhara Occidental ha tomado un importante giro.

Trump le prometió al rey marroquí que reconocería su soberanía sobre ese territorio a cambio de que él reconozca al Estado de Israel.

Con este reconocimiento de parte de Estados Unidos, la geopolítica en torno a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), que actualmente le disputa esa zona a Marruecos, ha cambiado fundamentalmente.

Unos días antes del tratado presentado por Trump, el Presidente sudafricano y líder de la Unión Africana (UA), Cyril Ramaphosa, había expresado en la apertura de la Sesión Extraordinaria sus intenciones de exigirle conjuntamente a Marruecos la celebración de un referéndum para los saharauis sobre su independencia, un reclamo que este pueblo viene pidiendo desde hace décadas.

Ahora con esta decisión de Trump, la iniciativa de Ramaphosa ha quedado en la nada, y Marruecos anunció unilateralmente que completará su soberanía sobre el Sáhara Occidental.

El propio Trump aseguró que el Reino de Marruecos tiene una propuesta “única para la paz y la prosperidad duradera”.

El Secretario de Estado de Trump, Mike Pompeo, junto a la delegación diplomática de Marruecos. Fuente: ShareAmerica.

Ad

La RASD es un Estado no reconocido internacionalmente proclamado por el pueblo saharaui, los históricos habitantes del Sáhara Occidental.

Este grupo es liderado por el Frente Polisario, un grupo paramilitar terrorista que tiene una estructura de gobierno sobre el territorio y que se ve a sí mismo como un partido político.

Este Frente es de ideología marxista, íntima aliada de la dictadura chavista de Venezuela y la castrista de Cuba. Esto no siempre fue así: cuando fue fundada en la década del ’70, los polisarios aseguraban no tener una agenda política y que una vez que la RASD sea reconocida internacionalmente llamarían a elecciones multi-partidarias, donde esperaban que todas las ideologías (desde el marxismo al liberalismo) estén expresadas.

En los últimos años, sin embargo, la financiación de los países socialistas llevó al Frente Polisario y a todo el movimiento independentista saharaui al castrochavismo.

Trump afirmó públicamente que no reconoce el reclamo de los saharaui y por ende no considera realista la opción de crear un Estado saharaui. Anunció que pronto procederá a abrir un consulado estadounidense en la ciudad de Dakhla, ocupada por Marruecos pero reclamada como propia por el Frente Polisario.

Rápidamente, tras conocer los hechos, varios países comenzaron a comentar sobre el histórico tratado. Por ejemplo, el Gobierno español, importante actor diplomático y económico en África del Norte, aplaudió el nuevo acuerdo de paz entre Marruecos e Israel y reconoció que “no les ha pillado por sorpresa”, dando a entender que ya tenían conocimiento del hecho.

De todos modos, también llegó la noticia desde España que se retrasará la cumbre bilateral entre su país y Marruecos, que se iba a llevar a cabo el 17 de diciembre y ha sido postergada hasta febrero de 2021, con la justificación de no poder cumplir todas las garantías sanitarias para la celebración de la reunión por la situación epidemiológica. 

El presidente español Pedro Sánchez (izquierda) con el rey de Marruecos Mohamed VI (derecha). Fuente: El Español.

Ad

Los Polisarios saharauis tampoco esperaron para manifestar su posición, y rechazaron íntegramente el anuncio de Trump. 

El representante polisario en Estados Unidos, Mouloud Said, afirmó en una conferencia de prensa: Lamentamos la decisión de Trump, pero la realidad es que Marruecos está ocupando parte del territorio de un Estado de la Unión Africana. La decisión de Trump no cambiará la naturaleza ni el estatus del Sáhara.”

Otro país que no tardó en posicionarse contra Estados Unidos y Marruecos fue Rusia, que ha calificado la decisión del mandatario norteamericano de “unilateral” y la ha acusado de exceder los límites del Derecho Internacional y de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

A su vez, Rusia recalcó que “no se deben sacrificar los intereses del pueblo palestino”, en referencia a que Marruecos, por primera vez en su historia, reconocerá al Estado judío, lo que indirectamente deslegitima el reclamo palestino.

Sobre la cuestión palestina, el propio Rey de Marruecos, Mohamed VI, llamó personalmente al dictador palestino Mahmud Abbas para transmitirle que desde Marruecos siguen apoyando la solución de dos Estados a pesar de firmar la paz con Israel. Aunque es claro que este acuerdo legitima a Israel y no a Palestina.

Por otro lado, Francia ha defendido la postura estadounidense sin posicionarse directamente de su lado, pero afirmando que apoyan una solución política justa y duradera y indicando que la propuesta de Marruecos es por ahora la más seria y creíble.

El presidente francés Macron (izquierda) con su homólogo estadounidense Trump (derecha). Fuente: France 24.

Ad

Las propias autoridades palestinas también se han hecho eco del asunto mediante los grupos terroristas islámicos Jihad Islámica Palestina y Hamás, que han denunciado el acuerdo y lo han tachado de ser “odioso” y acusaron a Marruecos de cometer “traición” y un “pecado”. 

Cabe recalcar que la Autoridad Nacional Palestina siempre tuvo buenas relaciones con Marruecos, por lo que no se espera que salgan de manera frontal a criticar la decisión ni a enemistarse diplomáticamente con el Reino.

El que si tiene malas relaciones con Marruecos y no ha dudado en demostrarlo nuevamente es Irán. En un comunicado, los iraníes han afirmado que el tratado de paz Israel-Marruecos es una “puñalada en la espalda a Palestina”. 

Sin embargo, si hablamos de puñaladas por la espalda, no se puede no hablar de la relación Marruecos-Irán. Hasta 2018, Irán aparentaba una buena relación con los marroquíes pero ese año se reveló que tanto las operaciones militares del Frente Polisario como la estructura política de la RASD eran financiadas en gran parte por el régimen iraní. A su vez Marruecos descubrió que el grupo terrorista libanés Hezbollah le otorgó apoyo logístico y armamentístico a los ataques de la Brecha del Guerguerat que controla Marruecos. Ese año, el rey Mohamed VI decidió cortar toda relación con la teocracia.

A su vez, otro que se ha posicionado del lado del Frente Polisario y por ende en contra de Marruecos es Argelia, uno de los principales aliados históricos del pueblo saharaui y cuyo Primer Ministro advirtió que hay países extranjeros, sin mencionar ni a Israel ni a Estados Unidos, que están haciendo “operaciones de desestabilización” sobre el Sáhara Occidental.

A pesar del gran revuelo internacional de países a favor de la postura estadounidense y países en contra, Donald Trump no tiene ningún tipo de intención de dar marcha atrás con su decisión, sino que todo lo contrario.

El medio Reuters logró acceder a información que asegura que Estados Unidos estaría negociando con Marruecos la venta de 4 importantes drones aéreos de uso militar, lo que podría armar al Ejército marroquí de cara a la guerra contra la RASD y ponerle un final abrupto al conflicto. Como en la guerra entre Azerbaiyán y Armenia, el uso de los drones turcos fue devastador para el Ejército armenio, que se rindió luego de un poco más de un mes de guerra.

Segpun Reuters, los 4 drones serían de la última generación de los MQ-9B SeaGuardian, fabricados por General Atomics, con un tanto de 6 mil millas náuticas y una buena carga de combustible haciéndolos capaces de explorar o atravesar grandes territorios.

Dron MQ-9B. Fuente: Reuters.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

África

Facebook censura la página de una ONG que aboga por detener el genocidio cristiano en África

Publicado

en

El grupo Meta, dueño de Facebook, Instagram y Whatsapp, le prohibió a una ONG católica del Reino Unido seguir haciendo publicidad en sus redes, además de bloquear sus cuentas de Instagram y Whatsapp.

Meta, el gigantesco grupo propiedad de Mark Zuckerberg, comenzó una brutal campaña de censura contra la ONG católica británica Ayuda a la Iglesia en Necesidad (ACN, por sus siglas en inglés), que se enfoca por recaudar fondos y enviar ayuda a los cristianos perseguidos en el continente africano y Oriente Medio.

A partir de ahora, la ACN tiene prohibido hacer publicidad en sus redes sociales y está bloqueada de Instagram y Whatsapp, tras difundir su campaña contra la violencia hacia las mujeres cristianas en África y los países islámicos.

La ONG había emitido un reporte llamado “Escucha sus Llantos” en el que detallaba con testimonios los actos de violencia, generalmente sexual, contra las mujeres cristianas en Egipto, Pakistán, Siria, Iraq y Nigeria, entre otros.

Este reporte, que expone la violencia de la religión musulmana, fue marcado por Facebook como “ofensivo, desinformativo y violento”. Según la red social, un importante número de usuarios denunciaron la campaña que se llevó a cabo en Facebook en base a este reporte, y “por las dudas” decidieron censurarlo.

Hasta el momento, Meta no ha logrado justificar cómo es que una campaña que expone la violencia contra las mujeres puede ser agresiva, y por ende no podría ser difundida en las mismas, a pesar de los pedidos de ACN de revisar la cuestión.

Además, tampoco ha podido justificar por qué si una campaña de difusión es censurada, toda la cuenta en la red social es suspendida, lo que implica que ACN no puede recolectar donaciones ni compartir otras campañas de difusión.

Facebook atravesó un escándalo similar en 2021 tras prohibir el hashtag #SaveTheChildren (“#Salva a los Niños”), que fue tendencia en Estados Unidos y pedía detener el tráfico y la prostitución de menores de edad en todo el mundo. Hasta la fecha, Meta no ha podido explicar por qué censuró ese trending topic.

Seguir Leyendo

Malí

La CEDEAO embarga a Mali y deja al gobierno golpista al borde del colapso

Publicado

en

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental anunció un embargo total a Mali tras la desviación anti-democrática presentada en una hoja de ruta y deja al gobierno golpista al borde del colapso económico y social.

Tras una presentación fallida de una hoja de ruta de la Junta Militar de Mali ante la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), la organización multinacional anunció un embargo total al país miembro.

En la hoja de ruta, propuesta el 3 de enero, los militares malienses dirigidos por el coronel y líder del golpe de Estado Assimi Goita que lo llevó al liderazgo nacional el 27 de agosto de 2020 y a la presidencia de facto el 7 de junio de 2021, fijaron las siguientes fechas:

  • Diciembre 2023: Reforma constitucional.
  • Junio 2024: Elecciones regionales.
  • Mayo 2025: Elecciones parlamentarias.
  • Enero 2026: Elecciones presidenciales.

La hoja de ruta, discutida por los Estados miembros de la CEDEAO el 9 de enero, claramente no ha logrado satisfacer las expectativas de ninguna forma, ya que las fechas que se brindan en la misma son muy distantes. Mientras que los países democráticos de la organización esperaban elecciones en este mismo 2022, las presidenciales fijadas por los militares serían recién en 4 años.

Cumbre de la CEDEAO en Ghana. Enero 2022.

Por esto, el embargo total y bloqueo impuesto por el importante grupo regional de 15 países no se ha tardado e incluye:

  • Congelamiento de la asistencia financiera y suspensión del comercio (salvo bienes de primera necesidad): Fuerte golpe a la economía de Mali, muy dependiente de las ayudas externas. Esto perjudica a la Junta Militar, que tendrá que buscar soluciones desesperadas para evitar una crisis que provoque manifestaciones masivas.
  • Cierre de fronteras y expulsión de embajadores: Duro contragolpe al proceso diplomático y social, que deja al país aislado de sus socios y viene con un claro costo económico consigo.
  • Congelamiento de activos financieros malienses en socios de la CEDEAO: Los miembros de la alta esfera política y de la Junta Militar reciben un ataque personal, con el congelamiento de activos financieros individuales y empresas (apropiadas por burócratas en buena parte) en el exterior.

Como era de esperar, el gobierno “de transición” de Goita lanzó un comunicado condenando las medidas adoptadas por la CEDEAO, pero declarando su abierta disposición a continuar el diálogo mutuo.

Horas tras el anuncio de la CEDEAO, la Junta Militar de Guinea, liderada por el coronel golpista Mamady Doumbouya quién realizó un golpe de Estado el 5 de septiembre de 2021, declaró que no se adherirá a las nuevas medidas de la CEDEAO y que apoya a su aliado Mali. Sin embargo, esta acción estaba llamada a suceder, ya que Guinea, al igual que Mali, tiene su membresía de la organización suspendida desde su respectivo golpe de Estado.

El embargo a Mali llega en un contexto en el que se sustituye como principal aliado internacional a Francia por Rusia. A fines de 2021, el gobierno liderado por Emmanuel Macron retiró a sus tropas del norte del país (en condena por el golpe), provocando una suerte de vacío de poder diplomático aprovechado por Rusia, que posicionó en las antiguas bases francesas a instructores militares y soldados rusos.

Esta situación de influencia rusa hizo que ahora, tras las sanciones impuestas por la CEDEAO, Francia y la Unión Europea anuncien conjuntamente su apoyo a las duras políticas.

Seguir Leyendo

Líbia

Se cancelan las elecciones en Libia a días de su celebración y crece la tensión entre los Ejércitos de la guerra civil

Publicado

en

Las elecciones presidenciales en Libia, acordadas por los generales de ambos ejércitos en guerra civil, fueron canceladas. Preocupa que se podría poner fin al alto al fuego y los combates estarían cerca de estallar nuevamente.

Las elecciones presidenciales en Libia, programadas para este viernes 24 de diciembre, se cancelaron faltando menos de una semana para su celebración. La Comisión Electoral fijó como nueva fecha el 24 de enero de 2022, pero no hay certezas de que se vayan a llevar a cabo tampoco.

El proceso de paz logrado con el alto al fuego de agosto de 2020 puso fin a una histórica guerra civil comenzada tras el derrocamiento y linchamiento del dictador Muammar Gadafi, en 2011.

Diez años después de la “Primavera Árabe“, cuando el país se partió en dos y comenzó una brutal guerra civil entre los adeptos a las autoridades del Parlamento y los seguidores del Poder Ejecutivo, parecía que el país finalmente había llegado a la paz.

En esta importante corriente de cambios, las elecciones constituyen un punto clave y permitirían al extenso país africano decidir libre y democráticamente su nuevo jefe de Estado luego de décadas de autoritarismos y corrupción.

La Comisión Electoral de Libia se enmarca en el Foro de Diálogo Político Libio, que es la organización encargada del proceso de vuelta a la democracia en el país, constituido por ambas fuerzas beligerantes. Hasta el momento su objetivo se viene logrando con un buen ritmo, algo probado en febrero de este mismo año, cuando se formó un Gobierno de Unidad Nacional provisorio.

Sin embargo, el revés del aplazo por un mes de las elecciones pone en duda la continuidad de los avances, ya que vuelven a poner sobre el tablero político la fuerte inestabilidad que atraviesa hace tiempo el país, fomentada por la rivalidad y la polarización entre los diversos actores y sus respectivos aliados internacionales.

El ex Poder Legislativo, encabezado por el general Jalifa Haftar, tiene el respaldo de Rusia, mientras que el ex Poder Ejecutivo, comandado por el ex primer ministro Fayez al-Sarraj está respaldado por Turquía.

A fines de 2020, el entonces presidente Donald Trump negoció entre Putin y Erdogan un alto al fuego, pero desde su salida de la Casa Blanca, este proceso de pacificación ha quedado en manos de los diplomáticos rusos y turcos, y las negociaciones se han estancado.

La cancelación era previsible incluso desde antes del comienzo de la semana, cuando faltando tan poco tiempo para los comicios no había siquiera lista oficial de candidatos.

Reunión del Foro de Diálogo Político Libio. auspiciada por el gobierno de Túnez y la ONU.

Este escándalo, que disgustó fuertemente a la ciudadanía, provocó que Emad Sayed, presidente de la Alta Comisión Electoral Nacional (HNEC), haya decidido dimitir en bloque este miércoles 22 de diciembre junto a otros dirigentes de la institución.

A su vez, las preocupaciones sobre la seguridad en la capital, Trípoli, crecieron tras los reportes de movilizaciones de armamento militar y grupos de soldados en los suburbios y alrededor de la ciudad, marcando un posible indicio de quiebre del alto al fuego.

El principal candidato a las elecciones y que logró llamar la atención en todo el mundo tras su anuncio es Saif al-Islam Gaddafi, licenciado en Ciencias de la Ingeniería, graduado de MBA en Austria y PhD de la Escuela Económica de Londres.

Saif Gaddafi, de 49 años, es el hijo del ex-dictador Muammar Gaddafi y líder del Frente Popular de Liberación de Libia, partido reivindicativo de la gestión de su padre.

Busca ser presidente de Libia y continuar el legado Gaddafi, pero prometiendo un manejo democrático de las instituciones del Estado. De todos modos, Saif tiene un preocupante prontuario. Fue acusado en 2011 por parte de la Corte Criminal Internacional de crímenes contra la humanidad por el asesinato y la persecución de civiles libios, cargos que él mismo ha negado en múltiples ocasiones.

Libya | iLawyer
Saif Gaddafi, hijo del ex dictador, lidera las encuestas en Libia.

La situación política libia es fundamental para la geopolítica mundial, y en especial para Occidente, ya que Libia se convirtió desde la caída de Gaddafi como uno de los mayores puntos de tránsito de los migrantes árabes hacia Europa.

No solo de libios si no de otros migrantes del resto del continente, que aprovechan el éxodo del país africano para subirse a los botes que hacen el peligroso viaje al sur de Europa, y desde allí son aceptados como refugiados en países como Italia, España, Alemania o Francia, donde reciben asistencia estatal, ayuda humanitaria y vivienda.

Libia además es uno de los principales productores de petróleo del mundo, y en medio de la crisis de abastecimiento de hidrocarburos en todo el mundo, llevar estabilidad al país del norte de África es una de las prioridades para la comunidad internacional.

Seguir Leyendo

Trending