Conecte con nosotros

Economía

Se disparó el déficit fiscal y la principal fuente de financiación viene siendo la emisión monetaria

El resultado fiscal para el mes de abril arrojó un enorme aumento de los gastos nacionales, mientras que se desplomó la recaudación, generando un déficit fiscal sin precedentes que está siendo financiado desde abril con emisión del BCRA.

Publicado

en

El Ministerio de Economía relevó ayer el último informe para las cuentas públicas, tomando como criterio de medición la base caja. El resultado para abril fue verdaderamente preocupante: los ingresos solamente aumentaron un 14%, mientras que los gastos primarios lo hicieron en un 96,8%

Las transferencias al sector privado se incrementaron un 231%, como resultado de las medidas de contención ante el aislamiento social. Esto implica toda clase de subsidios como el IFE y ATP, el pago del bono en haberes mínimos y el programa de tarjetas alimentarias.

Con la caída de los ingresos provinciales, el Estado nacional incrementó más de un 900% las transferencias en términos interanuales, en forma de adelantos transitorios del Tesoro. El comportamiento de las cuentas públicas refleja un desequilibrio importante, un aumento del gasto en términos reales, y un derrumbe importante en los ingresos.

Naturalmente, el déficit fiscal aumentó notoriamente. El déficit primario alcanzó la suma de los $228.821 millones para el mes de abril, mientras que el resultado financiero trepó a los $266.049 millones. Es importante señalar que este resultado se elaboró usando como criterio de medición la base caja. Es decir, solamente se computaron los gastos e ingresos que efectivamente se realizaron durante el mes, y no las numerosas obligaciones del Estado, que corresponden a un determinado ritmo de devengamiento. 

En otras palabras, el déficit financiero está subestimado por el criterio de medición. En realidad es mayor.

Y lo peor de estos números, es que para pagar este enorme déficit fiscal, la principal fuente de financiación utilizada fue la emisión monetaria desde marzo.

Ad

Aún tomando la metodología propuesta en los datos de abril, los resultados fiscales continúan con una importante tendencia hacia el deterioro. Esta tendencia podría ser condicionante de cualquier negociación de la deuda con los acreedores, pues implica agravar aún más la situación financiera del país. 

Desde diciembre de 2019, el gobierno de Alberto Fernández y su equipo económico decidieron despegarse del sendero hacia el equilibrio fiscal. El plan económico heterodoxo inicial ya estaba deteriorando las cuentas públicas, aún antes de la llegada del OVID-19 y la implementación de las medidas restrictivas. 

Ad

El último dato sobre el déficit financiero durante el gobierno de Mauricio Macri, arrojaba un rojo de 3,76%. Este número alcanzó el 4,8% en marzo de este año, y el dato para abril sería aún peor. Nuevamente, la medición utilizada subestima el verdadero peso del déficit en la economía (utilizando el criterio de devengado hubiera alcanzado el 5,2% en 2019), pero permite observar el impacto del programa económico inicial de Martín Guzmán. 

Se concluye que la situación financiera en marzo ya era crítica, y abril simplemente consolidó la tendencia a partir de un nuevo fuerte shock externo, como lo es la pandemia. 

La emisión monetaria resultante del desequilibrio parece el único instrumento posible que le queda al Estado para poder costear sus crecientes necesidades.
El Banco Central asegura que gran parte de la emisión sería compensada con un aumento en la demanda de dinero por parte de los tenedores de pesos, y por lo tanto se atenuaría el impacto sobre los precios. 

Sin embargo, no hay grandes expectativas para que eso ocurra, sino todo lo contrario. Actualmente el efecto inflacionario se encuentra “apagado” debido a la baja velocidad de circulación monetaria como consecuencia directa del confinamiento obligatorio, pero se espera una fuerte presión futura para el último trimestre del año. 

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Economía

Nuevo disparo del dólar blue: alcanzó un nuevo récord histórico a $219

Publicado

en

La brecha cambiaria con el dólar oficial se amplia cada vez más.

El dólar blue vuelve a sorprender con un nuevo récord histórico este viernes alcanzando los $214 para la compra y a $219 para la venta.

De todos los aumentos, este ha sido el mayor que la divisa dio en un día desde el 10 de noviembre cuando la cotización aumentó $5,50 en 24 horas.

Durante esta semana la divisa comenzó en $209 y la termina con $10 más, dejando una brecha con el dólar mayorista de 109,90%. Por otro lado, en la mayor parte del país, el blue alcanza hasta los $221.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza este domingo 5 de diciembre

Qué sucederá con el riesgo país

Con esta situación que se vive actualmente con el dólar en el último día hábil de la semana, el riesgo país alcanzó los 1914 puntos y señala un máximo desde la reestructuración de deuda que realizó el Gobierno en 2020.

Por otra parte, antes de las 16 horas, los bonos argentinos en dólares perdían entre 0,3% (AL30D) y 4,6%.

Seguir Leyendo

Economía

El Gobierno endurece el cepo y buscará ampliar la documentación tributaria requerida para operar

Publicado

en

Las entidades financieras y los agentes bursátiles podrán solicitar previamente declaraciones tributarias a aquellos clientes que busquen entrar al mercado de capitales. En la práctica, se teme que los organismos de control terminen imponiendo por la fuerza lo que originalmente constituye un lineamiento optativo.

En medio de la progresiva sangría de reservas y el agotamiento del cepo cambiario, el Gobierno dispuso más medidas para seguir estrangulando a las operaciones sobre el mercado legal.

La Unidad de Información Financiera (UIF), por medio de la Resolución 6/2022, dispuso que las entidades financieras como bancos o aseguradoras, así como los agentes bursátiles, podrán solicitar a sus clientes declaraciones tributarias específicas para poder acceder al mercado cambiario legal.

En concreto, las documentaciones tributarias solicitadas serán sobre Ganancias y Bienes Personales, ambos impuestos que tienen un enorme peso como proporción de los recursos totales que percibe el sector público.  

Aún si, si bien se plantea como un criterio que deberá adaptarse a las preferencias de cada entidad financiera con sus clientes, los mercados especulan con que las medidas terminen por imponerse de forma forzosa en las operaciones diarias. Los organismos de control tendrán un mayor peso para disuadir a las entidades financieras para que soliciten, en la práctica, estas declaraciones tributarias a sus clientes.

Las medidas suponen añadir un control adicional sobre el acceso al dólar MEP (que se obtiene en la bolsa de valores) y el dólar Contado con liquidación. Esto podría desembocar en un nuevo aumento de la brecha cambiaria, que actualmente se acerca al 100%.

La resolución fue impulsada por el ultra-kirchnerista Juan Carlos Otero, en un intento por seguir limitando el acceso a los dólares por parte de los argentinos, y contener la profundización de la pérdida de reservas internacionales.

Otero alegó que las disposiciones buscan fortalecer las herramientas de control sobre el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, pero lo cierto es que estos lineamientos ya estaban abordados en la reglamentación anterior de la UIF sancionada en 2017, y el objetivo real de las medidas es sencillamente imponer una nueva traba para la compra de dólares.

El Gobierno justificó, además, que el marco normativo anterior determinado por el macrismo había desarticulado completamente el control sobre todo tipo de operaciones de origen ilegal, pero nuevamente esta fue una declaración exagerada para justificar el endurecimiento burocrático del cepo.

Seguir Leyendo

Economía

Una familia necesitó $76.146 en diciembre para no ser pobre

Publicado

en

Representa un aumento del 40% en relación al año anterior.

El costo de la canasta básica total, que define el umbral de la pobreza en la Argentina, subió 40,5% a lo largo de 2021, casi diez puntos menos que la inflación general promedio, que fue del 50,9%.

El informe dice que la canasta básica alimentaria (CBA) –que marca el nivel de la indigencia- subió 3,9% en diciembre, respecto de noviembre, y 45,3% a lo largo de todo el 2021. Y la canasta básica total (CBT) escaló 3% en diciembre y 40,5% en un año.

Con las subas, la canasta alimentaria para una familia tipo (un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años) ascendió a 32.963,69 pesos y la canasta básica total ascendió a 76.146,13 pesos.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) se define como el conjunto de alimentos que satisfacen ciertos requerimientos nutricionales, y cuya estructura refleja el patrón de consumo de alimentos de la población de referencia.

Y la Canasta Básica Total (CBT), se obtiene mediante la ampliación de la CBA considerando los bienes y servicios no alimentarios (vestimenta, transporte, educación, salud, etcétera) consumidos por la población de referencia.

Fuentes oficiales aclararon que la diferencia entre los aumentos que registraron la CBA y la CBT respecto del Índice de Precios al Consumidor (IPC) –que marca la inflación general- responde a que no se computan los mismos productos. “Son canastas distintas”, dijeron.

Para el IPC, por ejemplo, el rubro de Alimentos y bebidas no alcohólicas se incrementó un 50,3% a lo largo de 2021 y el de “vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” avanzó solo 28,3%.

Seguir Leyendo

Trending