Seguinos en redes

Estados Unidos

Colapso total de la Ciudad de Nueva York: inseguridad, crisis sanitaria y un alcalde demócrata de extrema izquierda

La capital económica del país, bajo administración demócrata hace 6 años, ha vuelto a ver índices de criminalidad previos a la década del 90. Sumado a una crisis sanitaria y social, el alcalde De Blasio está llevando a la Ciudad a la ruina.

Publicado

en

En las últimas semanas, la Ciudad de Nueva York, en efecto la capital económica de los Estados Unidos, se ha transformado también en la capital de la delincuencia del país. 
La gestión del alcalde ultra-demócrata Bill De Blasio ha revivido un problema del pasado y la ciudad ha vuelto a ser un foco de delincuencia en el Estado neoyorquino, con episodios violentos que ya alcanzaron un nivel preocupante.
El republicano e íntimo amigo de Trump, Rudolph Giuliani, alcalde entre 1994 y 2001, había logrado combatir el crimen y devolver la tranquilidad a los habitantes de Nueva York. A su vez, el sucesor de Giuliani y antecesor de De Blasio, el multimillonario Michael Bloomberg había logrado mantener estables los índices de criminalidad logrados por Giuliani; sin embargo, De Blasio en pocos años está logrando deshacer todos estos logros.

El ex-alcalde republicano de la Ciudad de Nueva York, Rudolph “Rudy” Giuliani, reconocido como “Neoyorquino del Año” por la New York Magazine en su edición final de 2001.

Ad

En las últimas semanas, debido a los constantes disturbios causados tras el caso George Floyd y a la decisión política de desfinanciar a la Policía, el índice de criminalidad ha aumentado enormemente. La cantidad de tiroteos, por ejemplo, aumentó en un 72% respecto de 2019, con enfrentamientos entre pandillas que se creían extintas en la era Giuliani.

Otro dato que preocupa a los neoyorquinos es la cantidad de delincuentes liberados debido a la crisis del coronavirus, muchos de ellos ex-miembros de pandillas, que han vuelto a cometer crímenes tras ser liberados. Muchos de estos crímenes fueron violentos, incluyendo violaciones y asesinatos.
Uno de estos casos fue el de un pandillero de Brooklyn, de nombre Darrius Sutton, 23 años de edad, quien desde su liberación sin fianza en el pasado mayo, ha efectuado 3 tiroteos, uno de los cuales resultó con un hombre herido de gravedad, quien casi pierde la vida. 
Sutton ahora espera bajo custodia federal un juicio en el que podría recibir hasta 10 años de prisión por tenencia de arma para cometer un delito, pero la ciudadanía reclama por qué fue liberado en primer lugar.
No solo los índices de crímenes relacionados con robos y asesinatos relacionados con asaltos han incrementado, sino también se han disparado los índices de vandalismo y destrucción de propiedad pública y privada, impulsadas por violentos manifestantes que acuden a las todavía constantes marchas en reclamo por George Floyd y en apoyo al movimiento Black Lives Matter.
El nivel de destrozos en comercios por parte de los manifestantes, tanto en zonas céntricas de Manhattan como en zonas residenciales de Brooklyn y Queens, sumado a la crisis económica por la cuarentena del alcalde De Blasio, ha causado que muchos de esos comercios hayan tenido que cerrar sus puertas, algunos temporalmente pero otros definitivamente. Los mismos se encuentran imposibilitados de hacer frente a los gastos necesarios para mantener sus negocios luego de la destrucción.

Ad

Las medidas del alcalde de la Ciudad de Nueva York han sido, lejos de efectivas, totalmente dañinas para la sociedad. Además de quitar recursos al Departamento de Policía de su ciudad, De Blasio ordenó destinar casi la totalidad de los patrulleros a monitorear los accesos a la ciudad para reforzar la cuarentena, principalmente en Manhattan.
Estos puntos de control, establecidos en puentes, puertos, estaciones de tren y otros accesos a la ciudad, obligan a cada persona que desee ingresar a la ciudad a llenar un formulario y luego cumplir una estricta cuarentena de 2 semanas. Las personas que se nieguen recibirán multas de entre $2.000 y $10.000 dólares.
La crisis actualmente vivida en la capital económica del país, y quizá del mundo, no solo se limita a problemas de seguridad, sino que los problemas económicos parecen ir en aumento: la ciudad necesitará hasta $4,7 billones de dólares para afrontar las pérdidas económicas causadas por la cuarentena, sumados a las pérdidas causados por el vandalismo.
Es por ello que el alcalde De Blasio ha pedido al gobierno nacional del republicano Donald Trump un auxilio económico federal para afrontar estas pérdidas, instando al presidente a que presione a los republicanos en el Senado para aprobar paquetes de ayuda económica para paliar las ciudades necesitadas.
Curiosamente, el presidente Trump había ofrecido recientemente a De Blasio ayuda federal para afrontar la pandemia de COVID-19, pero De Blasio la había rechazado en repetidas ocasiones, al igual que el también demócrata Andrew Cuomo, gobernador del Estado de Nueva York. Tras meses de desgaste, la necesidad se volvió más fuerte que el orgullo político y éstos acudieron a la ayuda del flamante Presidente.

El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo (izquierda) y el alcalde de la Ciudad de Nueva York, Bill De Blasio (derecha), ambos altos dirigentes del Partido Demócrata.

Ad

Como si fuera poco, a la crisis económica y de seguridad vivida por la ciudad portuaria se le suma una crisis del gabinete en el área de Salud
El pasado martes 4 de agosto de 2020, la comisionada de Salud de la Ciudad de Nueva York, la Dra. Oxiris Barbot, renunció a su cargo. Este puesto es el equivalente a la del ministro de Salud en la jerga de otras ciudades del mundo.
Barbot justificó su decisión alegando diferencias con el alcalde De Blasio, expresando una “profunda decepción” por el manejo de la pandemia en la ciudad que gestiona. Inmediatamente, el alcalde anunció como reemplazo al Dr. Dave Chokshi, quien formó parte del liderazgo del sistema de salud pública de la Ciudad de Nueva York entre septiembre de 2016 y mayo de 2020.
Los problemas de la Ciudad de Nueva York parecen no tener fin, y continúan en aumento, mientras que los gobiernos demócratas de la Ciudad y el Estado se encuentran distanciados por cuestiones políticas, y sin ninguna intención aparente de cooperar entre sí para el bienestar de los ciudadanos neoyorquinos.
La frase “Start spreading the news, I’m leaving today” de la conocida canción interpretada por Frank Sinatra (tema de la película “New York, New York”) expresaba un 1979 un enorme deseo de abandonar el pueblo natal para lograr el éxito y una vida de lujo en la Ciudad de Nueva York, casi un resumen del sueño americano. Hoy, sin embargo, esa frase pareciera haber revertido sus intenciones, y refleja mejor a la gente que, en lugar de arribar a la Ciudad de los Sueños, abandona lo que se está volviendo a convertir en la Ciudad de las Pesadillas.
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Economía

Las pérdidas de las empresas estatales de Estados Unidos aumentaron en US$ 6.800 millones desde que Biden es presidente

Publicado

en

El resultado financiero de las empresas bajo la órbita del Estado federal registró el rojo más importante desde 2014. Los demócratas bloquearon la agenda privatista del presidente Trump y no presentan ninguna alternativa.

El desequilibrio fiscal de Estados Unidos a nivel federal continúa reduciéndose a partir de un importante aumento de la recaudación (un efecto que en parte se debe a la inflación), pero el resultado de las empresas patrocinadas por el Gobierno es cada vez peor.

El déficit financiero de las empresas estatales alcanzó los US$ 7.656 millones al término del segundo trimestre de 2022, cuando al inicio de la administración de Joe Biden había prácticamente equilibrio fiscal sobre este sector del Estado. El desequilibrio aumentó en 6.800 millones de dólares en 18 meses.

Este conglomerado de empresas estatales registró superávit por última vez en el primer trimestre del año 2018, y más tarde se convergió al equilibrio en la segunda mitad de 2019, durante la gestión del presidente Donald Trump.

Resultado financiero de las empresas estatales del Gobierno federal estadounidense.

Si bien Estado Unidos no se caracteriza, ni jamás se caracterizó, por una gran cantidad de empresas nacionalizadas, el Gobierno federal posee participación total o mayoritaria sobre empresas de transporte urbano, servicios de distribución eléctrica, bancos, servicio postal, aeropuertos y compañías destinadas a estimular el crédito, entre otras posesiones.

El desequilibrio registrado al término del primer semestre del año equivale a un modesto 0,03% del PBI, pero ya es la cifra más importante desde el segundo trimestre de 2015. Desde la década de 1980 los gobiernos federales se preocuparon por evitar, en la medida de lo posible, la ineficiencia y la pérdida de utilidades por parte de las empresas patrocinadas por el Gobierno, pero Biden promete ser una excepción.

Los demócratas bloquearon todas y cada una de las iniciativas del presidente Trump para privatizar un gran número de empresas estatales. Entre otras propuestas, Trump pretendía privatizar aeropuertos internacionales, el control del tráfico aéreo, el servicio postal más importante del país, la Autoridad del Valle de Tennessee, e incluso Fannie Mae y Freddie Mac.

A diferencia de lo que ocurrió en la presidencia de Barack Obama en 2009, cuando el Gobierno federal emprendía la estatización de bancos y empresas automotrices y solo de manera transitoria hasta 2012, el creciente déficit registrado en 2022 no se debe a estatizaciones temporales por la crisis económica, sino que obedece a las empresas ya existentes. 

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Anne Heche: La actriz estaba grabando una película sobre redes de pedofilia cuando murió en extrañas circunstancias

Publicado

en

Si bien había sido grabada subiendo a la ambulancia completamente consciente tras un accidente automovilístico, llegó al hospital en coma y se intentó esconder que había estado despierta.

La actriz estadounidense Anne Heche murió este viernes a los 53 años por una herida cerebral severa a causa de un accidente de tránsito la semana pasada, según el comunicado oficial del Hospital donde estuvo internada luego del siniestro.

A priori, no hay nada destacable de su triste fallecimiento. Accidentes vehiculares ocurren todo el tiempo. Especialmente en la ciudad de Los Ángeles. Sin embargo, hay dos particularidades que despertaron la atención de millones de personas en redes sociales.

Por un lado, si bien los bomberos que la rescataron del auto en llamas informaron que estaba en coma y que nunca se despertó, en los videos del rescate se la ve levantándose de la camilla completamente consciente antes de ser subida a la ambulancia.

Pero acá es donde las mayores sospechas empiezan a aparecer: la actriz estaba grabando una película sobre el tráfico sexual de niñas en Estados Unidos, con varias referencias a casos reales, como por ejemplo la red de trata de menores de Jeffrey Epstein.

La vicepresidente de la productora que publicaría la película, Amy Winter, aseguró que Anne había estado entrevistando a víctimas de estas redes de pedofilia para meterse en el rol. “Este proyecto es importante para Anne, junto con todos y cada uno de nosotros. Todos buscamos hacer una película que llamara la atención sobre este terrible problema del tráfico sexual humano”, dijo ante la prensa luego del triste hecho.

Esperamos que esta película les haya llegado y que se sientan tan inspirados como lo estuvo Anne para ayudarnos en nuestra misión de detener la violencia contra las mujeres. Gracias por su apoyo y sus preguntas sobre la película”, concluyó.

Heche, ganadora del premio Emmy, originalmente tenía previsto aparecer en el panel de la película el 11 de agosto, durante la gira para promocionar el estreno. Sin embargo, una semana antes, el 5 de agosto, misteriosamente le fallaron los frenos y estrelló su Mini Cooper azul contra una casa de Mar Vista.

El círculo cercano de Heche esperaba que se recuperara pronto después de que uno de sus publicistas informara que se hallaba “estable” tras el accidente. Si bien las autoridades del Hospital afirmaron que llegó al establecimiento en coma, los bomberos afirmaron que la actriz había hablado con ellos mientras la sacaban de los escombros y la llevaban al hospital, lo cual se vio en las imagenes. 

Sin embargo, poco después Heche perdió el conocimiento y el 8 de agosto los representantes publicaron un comunicado donde decían que se encontraba en “estado extremadamente crítico” y que efectivamente estaba en coma. A los pocos días cayó en muerte cerebral y se mantuvo con vida con respirador artificial, hasta que sus familiares aceptaron desconectarla.

Los grandes medios estadounidenses entrevistaron a un oficial de la policía de Los Ángeles (LAPD) que dijo que había frenado a Heche a pocos metros de donde ocurrió el accidente porque estaba manejando “erráticamente” unos días antes.

Según este oficial, se le hizo un test de alcoholemia que le dio negativo y no se le quitó el registro. Sin embargo, esta vez los exámenes toxicológicos habrían revelado evidencia de consumo de drogas y alcohol previo al accidente, aunque se necesitan “pruebas adicionales para descartar que sean sustancias administradas en el hospital”.

En redes sociales las teorías conspirativas abundan. La más repetida asegura que fue asesinada por su investigación para el rol en la película, e incluso se sospecha que la actriz que fue pareja de la conductora Ellen DeGeneres iba a contar sus experiencias en la gira.

Todo indica que la película “Girl in Room 13” (La chica de la habitación 13) se estrenará el 17 de septiembre de todos modos, ya que estaba grabada en su totalidad, aunque oficialmente la entrega sigue en pos-producción y varios cambios podrían hacerse antes de que salga en cines.

Sea cual fuere la razón, su muerte se dio en extrañas circunstancias, justo en un momento donde estaba tratando un tema tan polémico. Cabe recordar que el propio Jeffrey Epstein y varios de sus secuaces también murieron en situaciones un tanto extrañas.

Por ejemplo, Mark Middleton, vicejefe de Gabinete del gobierno de Clinton en los 90s y quien le presentó al ex presidente a Jeffrey Epstein, murió colgado de un árbol con un tiro de escopeta en el pecho. La policía lo catalogó como un suicidio.

Otro caso destacable es el de Jean-Luc Brunel, quien se encargaba de procurar mujeres y niñas en Europa para la red de trata del magnate Jeffrey Epstein en Estados Unidos. Al igual que Esptein, Brunel murió ahorcado con las sábanas de su cama, y las autoridades de la prisión de La Santé, en el sur de París, tacharon el caso rápidamente como un suicidio.

De hecho, la única sobreviviente de la red de trata es Ghislaine Maxwell, quien fue condenada a 20 años de prisión, pero en ningún momento se le pidió que declare sobre los clientes que había tenido. En síntesis, se la condenó por traficar mujeres a nadie.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

Liz Cheney sufre una humillante derrota ante la candidata de Trump y se termina su dinastía en Wyoming

Publicado

en

La hija del ex vicepresidente y criminal de guerra perdió en su estado natal por más de 40 puntos contra la candidata de Trump. Liz Cheney lideraba el bloque anti-Trump de 10 republicanos en el Congreso.

La actual diputada por el Estado de Wyoming, Liz Cheney, fue derrotada este martes en las primarias del Partido Republicano en su carrera por la reelección. La hija del ex vicepresidente Dick Cheney perdió por un amplio margen contra la candidata respalda por Trump, Harriet Hageman, marcando así el fin de la dinastía política de la familia Cheney en dicho Estado.

El resultado de la elección fue apabullante, y Hageman fue dada por ganadora apenas a los 10 minutos de empezado el conteo, algo que las encuestas se habían encargado de reflejar claramente en los días previos a los comicios.

Al 95% escrutado, Liz cae derrotada por una diferencia mayor a los 40 puntos en su estado natal, y no logrará ni el 30% de los votos de los afiliados republicanos en la interna, el peor resultado que ha obtenido un Cheney en Wyoming en toda la historia.

Liz Cheney actualmente lidera el bloque de 10 diputados republicanos que se oponen al liderazgo de Trump en el partido, y que votaron en su contra en el proceso de impeachment en 2020. De ellos, 8 perdieron en las elecciones primarias contra candidatos trumpistas.

Los dos que ganaron, David Valadao y Dan Newhouse, tuvieron la suerte de que el trumpismo no unificó su apoyo en un solo candidato, y enfrentaron varios candidatos apoyados por Trump, lo cual dividió el voto y permitió su triunfo.

La victoria en Wyoming es un doble motivo de celebración para Trump, ya que con la caída de la dinastía Cheney, Trump puede considerarse como el único político en la historia estadounidense que ha logrado derrotar y retirar de la política a las dinastías Bush, Clinton, McCain y Cheney

Liz Cheney, quien buscaba su cuarto mandato como la única representante de Wyoming, era la única política de alto perfil sobreviviente del establishment neoconservador que llegó al poder bajo la presidencia de George W. Bush a comienzos del nuevo milenio que aún se encontraba ocupando un cargo público, lo que la llevó a mantener fuertes cruces con el expresidente Trump durante el último mandato republicano, aunque en ningún momento perdió su cargo de segunda vicepresidente del bloque republicano en el Congreso.

Si bien no interfirió con su agenda durante su gobierno, a finales del 2020 comenzó a adoptar una postura incendiaria contra Trump, y aprovechó su cargo para liderar un grupo de 10 diputados que votaron a favor del impeachment ilegal que los demócratas le hicieron a Trump.

Este año, ya con Biden en la Casa Blanca, empezó a hablar públicamente y tachó a los votantes republicanos de “nazis” y colaboró con los demócratas para impulsar la comisión del 6 de enero como un medio para perseguir extrajudicialmente a Trump y a sus aliados.

Como resultado de esta traición, Cheney fue removida de su posición de liderazgo por sus compañeros de banca el pasado año y se anunció que el bloque republicano en el Congreso no apoyaría su reelección y, por primera vez en una década, haría campaña por otro candidato en Wyoming.

Frente a los ojos de su padre y mentor político, el criminal de guerra Dick Cheney, Liz llamó a una conferencia de prensa donde concedió que el rechazo de los votantes de Wyoming a su figura fue rotundo, pero no sin antes divagar en el escenario por media hora comparándose con dos históricos presidentes norteamericanos como Abraham Lincoln y Ulysses Grant, e incluso insinuando una posible candidatura presidencial en 2024.

Por su parte, Harriet Hageman, la candidata apoyada por Trump, es conocida en Wyoming por ser la hija de un ex legislador local del Estado muy popular y se cree que este puede ser el primer paso en una larga carrera política.

Hageman hizo una larga carrera como abogada litigante en Wyoming y se define como una “derechista libertaria”. En 2016 participó del equipo de asesores de Ted Cruz en su fallida campaña presidencial, y tuvo duras palabras contra Trump. Sin embargo, cuando el magnate neoyorquino ganó las primarias, Hageman pidió perdón por sus críticas, aseguró haber estado equivocada en su juicio contra el entonces candidato republicano, y le juró lealtad.

Ahora deberá enfrentar en noviembre a la candidata demócrata Lynnette Grey Bull, en una elección que ya está prácticamente ganada, dado que los republicanos vienen imponiéndose en Wyoming por grandes márgenes hace décadas. Aunque Cheney llame a votar por Grey Bull, la diferencia de votos que se registró en la primaria ya es suficiente para garantizar la victoria de Hageman.

Seguir Leyendo

Tendencias