Seguinos en redes

Estados Unidos

Es oficial: El fiscal especial de Biden pidió el arresto de Donald Trump por el "Asalto al Capitolio" y será juzgado en Washington DC

Publicado

en

El fiscal especial designado por Biden para investigar a Trump, Jack Smith, volvió a pedir la detención del principal candidato a presidente, esta vez bajo la acusación de que lideró los eventos del 6 de enero del 2021.

En una situación digna de una república bananera como Brasil donde Bolsonaro fue inhabilitado a competir en las próximas elecciones, el Departamento de Justicia de Biden acaba de pedir, por tercera vez, el arresto de Donald Trump, quien se deberá presentar este jueves 3 de agosto en los tribunales.

A diferencia de los anteriores dos casos, donde los delitos que se le imputan son menores y poco trascendentes, en esta oportunidad, el fiscal especial demócrata Jack Smith ha pedido imputar en la causa del "Asalto al Capitolio" del 6 de enero del 2021, acusando al entonces presidente de haber promovido un golpe de Estado.

Se trata de la tercer orden de arresto que recibe desde que anunció su candidatura a presidente a fines del año pasado, en una clara y preocupante persecución política de un mandatario sin escrupulos para evitar competir contra su principal rival político.

Trump actualmente lidera cómodo las encuestas, incluso las que lo daban perdiendo por más de 10 puntos en 2020, y la desesperación en el Partido Demócrata es total. Luego de que no prosperaran las acusaciones en el caso en el que está imputado en Nueva York, por el fiscal demócrata Alvin Bragg, y en el otro caso que está imputado a nivel federal en Florida, también por el fiscal Jack Smith.

Pero la diferencia es que en este caso, Trump fue imputado en Washington D.C., donde será juzgado por un tribunal compuesto por ciudadanos de la capital del país. El ex mandatario se enfrentará a un juicio por jurado extremadamente hostil, ya que éste estará compuesto por personas de Washington D.C., donde los republicanos obtuvieron solo el 5,4% de los votos en 2020 frente al 92,15% de Biden.

Ahora, fue acusado de 4 cargos, que incluyen conspiración para defraudar al gobierno, conspiración para obstruir un procedimiento oficial, intento de obstruir un procedimiento oficial, y conspiración para limitar los derechos de los estadounidenses.

Un trastornado Jack Smith dio una conferencia de prensa este martes por la noche donde confirmó la acusación contra el ex presidente Trump, que hasta el momento había sido filtrada por periodistas con acceso a la información.

El fiscal fue designado por el presidente Joe Biden por decreto para investigar a Donald Trump por la manipulación de documentos clasificados. En aquella investigación, Smith fue el responsable de pedir el allanamiento de la propiedad de Trump en Florida, Mar-A-Lago, para incautar estos documentos.

Sin embargo, tras fracasar en conseguir una rápida conclusión a esa investigación, el fiscal demócrata ahora avanzó a la siguiente mejor opción; tratar de arrestar al ex presidente por su rol en el "Asalto al Capitolio".

En la conferencia de prensa, que solo duró dos minutos y no respondió ninguna pregunta, Smith caracterizó los disturbios en el Capitolio de EE.UU. el 6 de enero de 2021 como un "ataque sin precedentes a la sede de la democracia estadounidense".

La acusación presentada por el fiscal de Biden, establece que Trump reclutó a seis co-conspiradores para "ayudarlo en sus esfuerzos criminales para anular los resultados legítimos de las elecciones presidenciales de 2020 y retener el poder".

Estos supuestos "co-conspiradores" no son más que algunos ministros de su gobierno y abogados personales a los cuales empleó para que presenten las acusaciones en su nombre de que hubo fraude electoral en los comicios del 2020.

Según el Departamento de Justicia de Biden, los abogados personales de Trump estaban "dispuestos a difundir afirmaciones falsas y perseguir estrategias que los abogados del Partido Republicano no harían".

Irónicamente, en la acusación, el fiscal Jack Smith, que responde al Fiscal General de Biden, Merrick Garland, el ministro de Justicia de la Casa Blanca, dijo que los ministros y fiscales de Trump "intentaron utilizar el Departamento de Justicia para abrir investigaciones falsas de delitos electorales e influir en las legislaturas estatales con afirmaciones falsas deliberadas de fraude electoral", exactamente lo que está haciendo él mismo ahora.

La acusación formal no nombra ni pide procesar a estos seis "co-conspiradores" y ubica a Trump como el único responsable de los esfuerzos por demostrar el fraude electoral luego de las elecciones de noviembre del 2020.

Según el fiscal querellante, Trump estaba "decidido a permanecer en el poder" después de las elecciones de 2020, y durante los dos meses posteriores a las elecciones "el acusado difundió mentiras de que hubo un fraude que determinó el resultado de las elecciones y que en realidad ganó".

El Departamento de Justicia afirmó que Trump difundió a sabiendas afirmaciones falsas de que ganó las elecciones y continuó difundiéndolas "para hacer que sus afirmaciones falsas a sabiendas parezcan legítimas, crear una intensa atmósfera nacional de desconfianza e ira, y erosionar la fe pública en las elecciones de Estados Unidos".

Desde ya, todo indica que esto entraría dentro las protecciones de la libertad de expresión que existen en Estados Unidos, por lo que es un argumento bastante pobre. Sin involucrar a los supuestos "co-conspiradores" y basándose en afirmaciones del ex mandatario, la causa es muy pobre.

Es por eso que el fiscal Jack Smith corona la denuncia poniendo sobre la mesa el rol de Donald Trump durante los eventos del 6 de enero del 2021, el llamado "Asalto al Capitolio".

"Donald Trump conspiró para obstruir e impedir de manera corrupta el procedimiento del Congreso del 6 de enero, en el que se cuentan y certifican los resultados recopilados de las elecciones presidenciales (‘el procedimiento de certificación’), en violación al artículo 18 USC sección 1512 (k)".

"También conspiró en contra el derecho al voto y al cómputo del voto, en violación de la sección 241 de 18 USC", escribió en la denuncia. En el primer cargo, conspiración para defraudar a los Estados Unidos, la acusación formal alega que Trump conspiró con cómplices para defraudar a los EE. UU. y anular los resultados de las elecciones de 2020 "mediante el uso a sabiendas de afirmaciones falsas de fraude electoral para obstruir la función federal mediante la cual esos los resultados se recopilan, cuentan y certifican".

"El acusado y los co-conspiradores intentaron usar el poder y la autoridad del Departamento de Justicia para realizar investigaciones de delitos electorales falsos y enviar una carta a los estados seleccionados que afirmaba falsamente que el Departamento de Justicia había identificado preocupaciones importantes que pueden haber afectado la elección resultado", afirma la acusación, y agrega que Trump y otros intentaron obtener la ayuda del entonces vicepresidente Mike Pence.

"Después de que se hizo público en la tarde del 6 de enero que el vicepresidente no alteraría de manera fraudulenta los resultados de las elecciones, una multitud grande y enojada, incluidas muchas personas a quienes el acusado había engañado para creer que el vicepresidente podía y podría cambiar los resultados de las elecciones, atacaron violentamente el Capitolio y detuvieron el procedimiento", asegura Smith.

Además de los reclamos presentados en el cargo uno, la acusación formal alega en relación con el cargo dos, conspiración para obstruir un procedimiento oficial, que Trump "combinó a sabiendas conspirar, confederarse y estar de acuerdo con co-conspiradores, conocidos y desconocidos por el Gran Jurado, para obstruir e impedir corruptamente un procedimiento oficial, esto es, la certificación del voto electoral".

Con respecto al cargo tres, la acusación formal alega que Trump “intentó obstruir e impedir de manera corrupta un procedimiento oficial, es decir, la certificación del voto electoral, y lo hizo". Con respecto al cargo 4, Trump presuntamente conspiró con otros para lesionar, oprimir, amenazar e intimidar a una o más personas en el libre ejercicio y goce de un derecho y privilegio que les garantiza la Constitución. Rara acusación que luego aclara que se trata del derecho a votar, y no otros derechos como parecería indicar.

Estados Unidos

Confirmado: Kamala Harris es descendiente de una familia irlandesa que esclavizaba a los negros en Jamaica

Publicado

en

Hamilton Brown, originario del condado de Antrim, recibió el equivalente a 11 millones de euros en compensación por parte del gobierno británico para liberar a los esclavos tras la prohibición. Por otra parte, Donald Trump es el único de los últimos 5 presidentes que no tiene antepasados esclavistas.

La candidata demócrata y actual vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, tiene raíces irlandesas, aunque en un contexto que quizás no acepte fácilmente.

Una investigación genealógica realizada por el historiador norirlandés Stephen McCracken revela que el cuatro veces tatarabuelo paterno de Harris, Hamilton Brown, nació en el condado de Antrim en 1776, el mismo año de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos.

Brown emigró a Jamaica, que en ese entonces era una colonia británica, y se convirtió en un gran propietario de esclavos en las plantaciones de azúcar, fundamentales para la economía de la isla. Se opuso a la abolición de la esclavitud en todo el Imperio Británico en 1832 y viajó a Antrim para reemplazar a sus esclavos con trabajadores de su condado natal.

Brown dio su nombre a Brown’s Town, en Jamaica, y está enterrado en el interior de la iglesia anglicana de San Marcos, la cual construyó con su propio dinero. Brown era un ferviente defensor de la esclavitud y despreciaba al abolicionista británico William Wilberforce, quien presentó una ley de registro de esclavos para detener el comercio de esclavos entre diferentes islas del Caribe. Brown lo llamó "patas hendidas" e "hipócrita".

Brown recibió casi 11 millones de euros en dinero actual como compensación del gobierno británico por la liberación de sus esclavos, según los registros del University College London (UCL).

Cuando el gobierno del Reino Unido prohibió la esclavitud en todo el Imperio Británico en 1833, se pagó una compensación. Los británicos gastaron 20 millones de euros (17 mil millones de libras esterlinas o casi el 40 por ciento de los ingresos anuales del gobierno en ese momento) en indemnizaciones. En ese entonces, Brown recibió 12.610 libras por sus esclavos emancipados y utilizó gran parte del dinero para contratar mano de obra en su condado natal de Antrim.

El padre de Kamala Harris, profesor emérito de Economía en la Universidad de Stanford, reconoció el pasado esclavista de su familia en un artículo para un periódico jamaiquino en 2018. Curiosamente, sus parientes por el lado materno se apellidan Finegan. Los antepasados ​​irlandeses del presidente estadounidense, Joe Biden, también se apellidan Finegan (Finnegan).

Donald Harris escribió: “Mis raíces se remontan, durante mi vida, a mi abuela paterna, la señorita Chrishy (de soltera Christiana Brown, descendiente de Hamilton Brown, quien figura en los registros como propietario de plantaciones y esclavos y fundador de Brown’s Town) y a mi abuela materna, la señorita Iris (de soltera Iris Finegan, granjera y educadora, de Aenon Town e Inverness, ascendencia desconocida para mí).

El nombre Harris proviene de mi abuelo paterno Joseph Alexander Harris, terrateniente y exportador de ‘productos’ agrícolas (principalmente pimientos o pimienta de Jamaica), que murió en 1939, un año después de mi nacimiento y está enterrado en el cementerio de la magnífica Iglesia Anglicana que Hamilton Brown construyó en Brown’s Town (y donde, de niño, aprendí el catecismo, fui bautizado y confirmado, y serví como acólito)”.

El monumento a Hamilton Brown dice: "Sagrado a la memoria de HAMILTON BROWN Esq. Originario del condado de Antrim, Irlanda, quien partió de esta vida el 18 de septiembre de 1843 a los 68 años de edad. Fue el FUNDADOR DE ESTA CIUDAD. Fue durante 22 años uno de los representantes de esta parroquia en la Honorable Cámara de la Asamblea. Su nombre será recordado por mucho tiempo".

El presidente estadounidense Joe Biden se retiró de la carrera electoral el fin de semana tras semanas de acritud en el Partido Demócrata y encuestas internas que mostraban que su apoyo se desplomaba frente a su rival republicano Donald Trump. Desde entonces, Harris ha conseguido el apoyo suficiente de los delegados del partido para convertirse en la presunta candidata demócrata para las elecciones de noviembre.


Seguir Leyendo

Estados Unidos

No falla: El transexual Ava Kris Tyson abandona el canal de Mr. Beast tras ser denunciado por acoso a menores de edad

Publicado

en

El travesti degenerado, que formaba parte del equipo de Mr. Beast desde el año 2012, fue acusado de enviar mensajes "subidos de tono" a sus seguidores menores de edad a través de las redes sociales.

Un nuevo escándalo de acoso está sacudiendo a la comunidad de streamers y creadores de contenido de YouTube en Estados Unidos. En este caso, uno de los miembros más conocidos del canal de Mr. Beast se ha visto obligado a "desaparecer" de las redes sociales.

Se trata de Chris Tyson, quien cambió su nombre a Ava Kris Tyson, quien era un gran amigo de Jimmy Donaldson, más conocido como Mr. Beast. Ava ha sido parte del equipo regular de presentadores y amistades que acompañan al creador del canal en sus extravagantes aventuras desde 2012. Tyson ha sido recientemente acusado de varios casos de acoso a menores, algunos de los cuales se encontraron en redes sociales como X.

El caso más notorio, que motivó la primera de muchas denuncias, ocurrió hace 8 años, cuando Ava Kris Tyson tenía 20 años y aún no había comenzado su proceso de "transición". En ese momento, Ava empezó a relacionarse con un joven que tenía solo 13 años, a quien había conocido en persona tras participar en un video del canal.

El contenido de esas conversaciones, que se hicieron en redes sociales como Twitter y Discord, fue recientemente difundido y contenía "bromas" y "lenguaje subido de tono", lo cual no sería nada extraño de no ser porque se trataba de un adulto conversando con un menor de edad.

Este hecho generó un gran repudio, impulsado una serie de mensajes y conductas inapropiadas hechas por el transexual hace un tiempo, incluyendo el envío de videos de “pornovenganza” a varios de sus contactos, incluidos menores de edad.

Tras esto, Ava Kris Tyson decidió hablar a través de su cuenta de X y comunicar su decisión de "abandonar" el equipo de Mr. Beast y de paso, anunciar que se "desconectaría" de redes sociales para "enfocarse" en su salud mental.

“Me gustaría disculparme por cualquier comportamiento o comentario pasado que haya ofendido a alguien. No era mi intención. Al ver los eventos recientes, hemos decidido mutuamente que es mejor que me aleje permanentemente de todo lo relacionado con Mr. Beast y las redes sociales para centrarme en mi familia y mi salud mental.”, señaló en un tweet.

Dijo, además, que lamenta haber utilizado un "humor inapropiado" en esos años, pero que "no hubo daño causado a nadie". Sin embargo, tanto la gente como numerosas celebridades digitales, que han participado en videos junto a Mr. Beast y Ava Kris demostraron su descontento y repudio en redes sociales.

Ante las graves acusaciones hacia su ex compañero de equipo, Mr. Beast publicó un mensaje en X condenando fuertemente al travesti y anunciando su desvinculación con la empresa. "En los últimos días, me he enterado de las graves acusaciones sobre el comportamiento de Ava Tyson en línea y estoy disgustado y me opongo a actos tan inaceptables.", comenzó diciendo el creador de contenido.

"Durante ese tiempo, me he centrado en contratar a un tercero independiente para que lleve a cabo una investigación exhaustiva y asegurarme de tener todos los hechos. Dicho esto, vi suficiente en línea y tomé medidas inmediatas para eliminar a Ava de la empresa, de mi canal y de cualquier asociación con MrBeast. No apruebo ni apoyo ninguna de las acciones inapropiadas.", añadió.

"Daré a los investigadores independientes el tiempo necesario para realizar una investigación exhaustiva y tomaré medidas adicionales en función de sus conclusiones.", concluyó.


Seguir Leyendo

Estados Unidos

La directora del Servicio Secreto, Kimberly Cheatle, renunció por su incompetencia en prevenir el atentado a Trump

Publicado

en

La directora del Servicio Secreto de Estados Unidos, Kimberly Cheatle, renunció en medio de la indignación por el fracaso de su agencia en evitar el intento de asesinato del expresidente Donald Trump durante un acto de campaña.

La directora del Servicio Secreto de Estados Unidos, Kimberly Cheatle, renunció el martes en medio de la indignación generalizada por el fracaso de su agencia en evitar el intento de asesinato del expresidente Donald Trump en un acto de campaña en Pensilvania, a principios de este mes.

La renuncia de Cheatle se produjo un día después de que fuera criticada por miembros de un comité de la Cámara de Representantes durante una audiencia sobre las acciones del Servicio Secreto previas al mitin de Trump, el 13 de julio, en Butler Township.

Cheatle rechazó los pedidos de renuncia en esa audiencia, afirmando que ella era "la persona mejor calificada para dirigir el Servicio Secreto", responsable de proteger al presidente, al vicepresidente, a sus familiares y a los principales candidatos presidenciales.

La directora enfureció a los miembros del Comité de Supervisión y Responsabilidad de la Cámara de Representantes al negarse a responder muchas preguntas sobre las acciones del Servicio Secreto en torno al mitin de Trump, donde el candidato presidencial republicano estuvo a punto de ser asesinado por el atacante de 20 años, Thomas Crooks. Un hombre murió en el tiroteo y otros dos resultaron gravemente heridos.

El martes, Cheatle escribió una carta al personal del Servicio Secreto: “A la luz de los recientes acontecimientos, con gran pesar he tomado la difícil decisión de renunciar como su directora”.

La solemne misión del Servicio Secreto es proteger a los líderes y la infraestructura financiera de nuestra nación. El 13 de julio no cumplimos con esa misión”, dijo Cheatle, quien sirvió en la agencia durante casi 30 años.

El escrutinio durante la última semana ha sido intenso y continuará siéndolo a medida que aumente nuestro ritmo operativo”, escribió. “Como su directora, asumo toda la responsabilidad por la falla de seguridad”.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, nombró al subdirector del Servicio Secreto, Ronald Rowe, como director interino de la agencia hasta que el presidente Joe Biden seleccione un director permanente.

En un comunicado, el presidente Biden agradeció a Kimberly Cheatle por "sus décadas de servicio público" y expresó: "Como líder, se necesita honor, coraje e increíble integridad para asumir la plena responsabilidad de una organización encargada de uno de los trabajos más desafiantes en el servicio público".

La presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, en una declaración sobre su renuncia, enfatizó que esto no detendría la demanda del panel de "más responsabilidad" del Servicio Secreto.

"El Servicio Secreto tiene una misión infalible, pero fracasó históricamente bajo la supervisión de la directora Cheatle", dijo el representante James Comer, republicano por Kentucky, quien había exigido su renuncia junto con el demócrata de mayor rango del panel, el representante Jamie Raskin de Maryland, y otros miembros del comité.

"En la audiencia del Comité de Supervisión de ayer, la directora Cheatle no infundió confianza en que tenga la capacidad de garantizar que el Servicio Secreto pueda cumplir con su misión de protección", agregó Comer.

"Si bien la renuncia de la directora Cheatle es un paso hacia la rendición de cuentas, necesitamos una revisión completa de cómo ocurrieron estas fallas de seguridad para que podamos evitar que sigan ocurriendo".

Las críticas a Cheatle se centran en el fracaso del Servicio Secreto en asegurar un techo que Crooks utilizó como puesto de francotirador para disparar a Trump y a los militantes republicanos, entre otros errores.

El edificio desde cuyo techo disparó Crooks está a unos 150 metros del escenario donde Trump estaba hablando, y tenía una línea de visión y fuego clara hacia ese escenario.

El Servicio Secreto no amplió su perímetro de seguridad para el mitin de Trump para incluir el complejo que contenía el edificio desde el cual Crooks disparó, sino que dejó la tarea de asegurar esa zona en manos de los funcionarios locales encargados de hacer cumplir la ley.

Además, los agentes del Servicio Secreto permitieron que Trump subiera al escenario y comenzara a hablar después de recibir un informe de la policía local sobre la presencia de una persona sospechosa en el evento. Esa persona resultó ser Crooks, quien fue abatido por un francotirador del Servicio Secreto después de haber disparado varias veces contra Trump y tras haber sido avistado en el techo.

Cheatle enfrentó fuertes críticas después del tiroteo por justificar la decisión de no colocar a un francotirador de las fuerzas de seguridad en el techo que Crooks había ocupado, a pesar de que los asistentes a la manifestación habían alertado a la policía sobre la actividad sospechosa. En una entrevista con ABC News, Cheatle explicó que el techo era inclinado en su punto más alto.

Hay un factor de seguridad que se debe tener en cuenta: no queremos poner a alguien sobre un techo inclinado”, dijo Cheatle a ABC News. “Y por eso se tomó la decisión de asegurar el edificio desde adentro”.

El tiroteo, el intento de asesinato más grave contra un presidente estadounidense en más de 40 años, ocurrió después de que el Servicio Secreto fuera informado de un complot iraní para asesinar a Trump. Sin embargo, Crooks no ha sido vinculado con Irán. En los últimos años, el Servicio Secreto ha sido objeto de críticas por una serie de escándalos y errores.


Seguir Leyendo

Tendencias