Conecte con nosotros

Europa del Este

El dictador Erdogan ofrece la paz con Grecia a cambio de que Turquía ingrese a la Unión Europea

El dictador de Turquía ha propuesto reanudar conceder sus ambiciones de expansión territorial en el mar griego a cambio de que Francia facilite su ingreso al bloque europeo.

Publicado

en

El Ministerio de Relaciones Exteriores turco prometió dar marcha atrás con los planes de expansionismo territorial y belicismo del dictador Recep Tayyip Erdogan con Grecia y ha manifestado en un comunicado su invitación al Gobierno griego a reanudar los diálogos pacíficos para la resolución de los conflictos que vienen sucediendo en los últimos meses.

Las tensiones de los últimos meses, impulsadas por las ambiciones nacionalistas de Erdogan sobre la soberanía del mar mediterráneo oriental, fueron apaciguadas hasta día de hoy por la intervención diplomática del presidente estadounidense Donald Trump.

Erdogan busca explotar y controlar las aguas del mar mediterráneo oriental por sus grandes yacimientos de hidrocarburos como gas natural y su importancia para la soberanía, comercio y defensa de la nación turca. A pesar de esto, las aguas son reconocidas internacionalmente como parte de Grecia por la gran cantidad de pequeñas islas griegas que se ubican en la zona.

Tras varias demostraciones de fuerza y declaraciones hostiles de ambos lados desde hace meses, en septiembre se logró reanudar las conversaciones entre ambos países por la presión de Trump y de ciertos miembros de la OTAN como Francia.

A pesar de las acciones pacificadoras, mientras Turquía invita a Grecia a una mesa de diálogo, sus funcionarios confirman que las operaciones del buque exploratorio Oruc Reis se extenderán hasta el 15 de junio con la escolta de la Fuerza Naval Turca. 

El Oruc Reis fue uno de los principales promotores del conflicto cuando Erdogan lo envió a buscar yacimientos petrolíferos en las aguas disputadas. Grecia amenazó con dispararle, a lo que Turquía respondió que cualquier daño a esta embarcación sería una causa de guerra entre las dos naciones. 

Por ahora, la Armada griega no ha tomado acciones represivas contra el Reis pero la situación está en uno de sus peores momentos de cara a esta posible reunión pacificadora.

Buque de exploración turco Oruc Reis (atrás) en plena exploración mineral mientras es escoltado por un buque militar (delante).

Ad

La Unión Europea ha tratado de ser el principal mediador de este conflicto, con fuertes críticas contra Erdogan, a quien lograron convencer de asistir a una reunión con los embajadores de varios países europeos la semana pasada.

Tras esta reunión, el dictador turco lanzó polémicas declaraciones acusando a los europeos de no entender el conflicto de fondo, y dijo que las declaraciones de ciertos países de la Unión Europea se basan en injusticias y en una ceguera estratégica“.

A pesar de los roces, luego de la reunión el Canciller turco, Mevlut Cavusoglu, ratificó que “invitamos a Grecia a la primera reunión en el mes de enero“.

Erdogan y Cavusoglu en la reunión con los embajadores de la UE y la Comisión Europea. 

Ad

Erdogan desea que Turquía ingrese a la Unión Europea como un miembro pleno, cosa que las autoridades europeas ven con malos ojos ya que el país no sólo tiene una brutal dictadura al frente del gobierno que no lleva a cabo elecciones libres y democráticas desde 2014, si no que tiene una economía frágil que países como Alemania y Francia tendrán que rescatar en múltiples ocasiones.

Sin embargo, Erdogan insiste con entrar al bloque político y económico y anunció que desea que el 2021 sea un año de mejoramiento de sus relaciones con la Unión y especialmente con Francia, quien ha defendido a Grecia frente al avance turco en múltiples ocasiones a lo largo de la historia.

Turquía enviará a Cavusoglu el próximo 21 de enero a Bruselas, capital de Bélgica y capital informal de la Unión Europea, donde se reunirá con los representantes diplomáticos franceses para negociar la paz con Grecia a cambio de su ingreso a la eurozona.

De todos modos, es casi una certeza que el gobierno neo-otomano del ambicioso y ultra-nacionalista Erdogan buscará negociar un acuerdo muy conveniente para su país y poco para su vecino Grecia, en el que se le permita al gobierno turco explorar y tener la soberanía de casi todo el mar mientras que a Grecia apenas unas millas por cada isla.

Infografía del mar Mediterráneo Oriental donde se muestran los reclamos de soberanía por parte de ambos países.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Polonia

Polonia está cerca de completar un gasoducto que le permitirá independizarse del gas de Rusia

Publicado

en

Baltic Pipe, un proyecto de 2.100 millones de euros que une Polonia con los yacimientos de gas de Noruega, sacudirá los mercados de energía en Europa central.

Polonia está en plena construcción de un gasoducto propio, que le permitirá no necesitar más los suministros de gas de Rusia entregados por el Kremlin a través del gasoducto Yamal. A partir de octubre del corriente año, se espera iniciar el suministro de gas del Mar del Norte a través del nuevo Baltic Pipe.

El contrato de Yamal por gas natural, firmado en septiembre de 1996 entre la compañía de gas polaca PGNiG y el gigante energético ruso Gazprom, expira el 31 de diciembre del 2022 y el gobierno del derechista Mateusz Morawiecki ya anunció que no será renovado, ya que se importará gas directamente de Noruega a partir del primero de octubre, logrando la independiencia de los caprichos del Kremlin.

Esto permite crear una nueva ruta de suministro de gas natural desde Noruega a los mercados danés y polaco, pero incluso podrá extenderse la red y abastecer a otros países vecinos, dándole una posición privilegiada a Polonia mientras Europa atraviesa una severa crisis energética.

El país de Europa del Este ha dado un gran paso hacia la diversificación de sus necesidades energéticas independizándose del suministro de gas ruso. El proyecto estratégico de infraestructura entre Polonia y Dinamarca, recorrerá el lecho marino del Báltico y tendrá una capacidad de unos 10.000 millones de metros cúbicos al año, aproximadamente el equivalente a la cantidad de gas que Polonia importa actualmente de Rusia.

En el siguiente mapa se puede observar el recorrido que hará el Baltic Pipe (en rojo), conectando a Dinamarca y a Polonia directamente al gasoducto EUROPIPIE II de Noruega, productora del combustible. El gasoducto polaco-danés tendrá interconexiones para abastecer a Lituania, Eslovaquia, y a la República Checa.

En el mapa, también se ve el Nord Stream 2 (en azul), que Rusia está construyendo para asegurar su monopolio en esa zona, que abastecería de gas a Alemania y a toda Europa, pero éste tendrá competencia con la construcción del Baltic Pipe de Polonia.

Por su parte, Noruega tiene el objetivo de expandir su producción de gas en los próximos años, y la conexión del Baltic Pipe le permitirá tener una demanda asegurada.

Tomasz Stępień, director ejecutivo de Gaz-System —el transportador de gas estatal de Polonia—, ha dicho que aún quedan por delante algunas pruebas técnicas, teniendo alrededor de un año para realizarlas. De modo de poder iniciar la transferencia comercial de gas proveniente de Noruega a Polonia el 1ro de octubre de 2022, tres meses antes de que expire el contrato a largo plazo de Polonia para el suministro de gas ruso.

El gobierno de Varsovia ha dicho repetidamente que no renovará ese contrato con el gobierno de Vladimir Putin, con la intención de reemplazar los suministros rusos con volúmenes a través de Baltic Pipe y, además, con sus terminales de importación de GNL.

El proyecto ha recibido un importante respaldo de la Unión Europea, ya que considera “de interés común” y “esencial para la integración de las redes energéticas europeas”.

Asimismo, el viceministro de Bienes del Estado, Maciej Małecki, ha dicho en una entrevista con Polskie Radio 24 que Rusia es la responsable de los altos precios del gas, los cuales redujeron los suministros a Europa para chantajearla y obligarla a certificar más rápido el gasoducto Nord Stream 2.

La puesta en marcha de éste último se interpreta como una acción política: el gasoducto pasa por alto Polonia y Ucrania y entregará gas directamente a los consumidores de Occidente. Luego de la certificación del Nord Stream 2, Gazprom suministraría más de la mitad del gas a Europa

Malecki también admitió la dificultad en cuanto a estimar el costo del gas importado de Noruega a través del Baltic Pipe, pero asegura que su apertura reducirá los precios, por ejemplo, debido a que se entregarán cantidades adicionales de gas a Europa, y añadió “Baltic Pipe es otra ventana al mundo y la liberación de Polonia y Europa. Cuantos más gasoductos provengan de direcciones distintas a Rusia, mejor no solo para la seguridad energética, sino también para el mercado del gas, como resultado del aumento del suministro”.

Esta modificación en la política energética polaca no significa un golpe geoestratégico a Rusia solamente, sino que también debilita a Alexander Lukashenko, ya que gran parte del gasoducto Yamal pasa por Bielorrusia, cuyo polémico mandatario amenazó con interrumpir el suministro de gas si la Unión Europea imponía nuevas sanciones a su país.

Fuente: Baltic Pipe.

La parte de alta mar que se instalará en el fondo del Mar Báltico cruzará las zonas marinas de tres estados: Dinamarca, Polonia y Suecia. El gasoducto constará de tramos de tubería interconectados de 12,2 m de longitud cada uno, los cuales se colocarán en el lecho marino o se enterrarán.

La salida del oleoducto del mar a tierra se realizará mediante perforaciones bajo el fondo marino, la playa y las dunas. Se utilizará el método de microtúneles, lo que significa que el gasoducto irá bajo tierra en una carcasa de hormigón. Gracias a la aplicación de tal método, la orilla del mar, así como el cinturón de dunas, quedarán intactos, y la implementación del proyecto no causará ninguna restricción en el uso de la playa.

El trabajo en este gasoducto se detuvo en junio de 2021 después de que la junta de apelaciones ambientales y alimentarias de Dinamarca revocara un permiso de construcción por preocupaciones sobre el impacto en las especies protegidas de murciélagos y ratones. El retraso causado por los ecologistas provocó un aumento de los costes de 80 millones de euros.

En 2019, la Unión Europea aprobó una subvención de apoyo de 215 millones de euros para Baltic Pipe, un proyecto conjunto entre la polaca Gaz-System y su contraparte danesa Energinet, cuyo costo total se ha estimado en 2.100 millones de euros.

La independencia energética es fundamental para la geopolítica de cualquier país, más aún en una época en que este tipo de disputas parecen dominar las preocupaciones de la sociedad.

Históricamente, los países poseedores de hidrocarburos han utilizado esta ventaja para presionar a los países consumidores. Aquellas naciones que buscan ser cada vez más soberanas protegiendo el interés nacional, encontrarán las alternativas necesarias para alcanzar un destino de grandeza. Polonia ha demostrado en casi todo el siglo XXI ir en esa dirección.

El país del Este debería ser tomado como ejemplo para todas aquellas naciones que todavía se dejan aplastar por el avance de las potencias que quieren el status quo del poder internacional. La verdadera rebeldía está en ser soberano y en defender un lugar propio ante el mundo.


Por Candela Sol Silva, para La Derecha Diario.

Con la colaboración de Krzysztof Jastrzebski, Karol Darmoros, y The Three Seas Initiative Report by the State of Poland Foundation.

Seguir Leyendo

Hungría

Se vienen elecciones en Hungría: Se pone en juego el futuro de Europa en un país que se ha vuelto central en frenar a la izquierda

Publicado

en

Los países de Europa del Este se han convertido en el último bastión del conservadurismo, del liberalismo económico y del cristianismo en el Viejo Continente, y al frente de esa lucha está Viktor Orbán en Hungría.

Es oficial, las elecciones parlamentarias de Hungría se establecieron para el 3 de abril de 2022, según lo anunció el presidente de Hungría, János Áder. Ese mismo día se celebrará el referéndum que convocó el gobierno en agosto del año pasado, sobre la ley que busca proteger a los menores de la propaganda LGBT y darle el derecho a los padres a cómo educar a sus hijos. Esta será la novena vez que los húngaros vayan a elecciones desde la caída de la URSS. 

El partido de Viktor Orbán podría ser reelegido por cuarta vez y su partido, el Fidesz, ganar sus quintas elecciones en Hungría, habiendo sido la primera en 1998 hasta 2002. No volvió a ganar hasta el año 2010 y desde ahí no ha perdido una sola elección, todas con mayoría absoluta en la Cámara

Desde la llegada al poder de Orbán las cosas cambiaron en el país europeo. La tasa de desempleo se vio reducida del 11,17% en 2010 al 3,8% actualmente, en fechas pre pandemia estaba incluso al 3,3%, una cifra que en Hungría se consideraba pleno empleo.

Otro de los grandes fenómenos es cómo ha crecido el PBI per cápita de la población, pasando de 10.340 a 14.950 euros por persona, y el crecimiento de PBI anual de Hungría, con subas ampliamente superiores al 2% anual de los países del resto de Europa.

Además, aplicó políticas de reducción de impuestos de manera recurrente para atraer inversión extranjera y hacer que su población pudiese ahorrar más.

Fuente: DatosMacro. [En euros]

La Oposición

Quienes se presenta para hacer frente a Orbán, se llaman simplemente Oposición Unida, y es una coalición muy amplia de diferentes partidos de todas las ideologías que se juntaron para un solo objetivo, desbancar a Orbán.

Entre sus filas, están: Coalición Democrática, partido de el ex primer ministro Ferenc Gyurcány, la agrupación política progresista de Hungría por excelencia; el Jobbik, un partido anti semita y nacionalista que solo busca sacar del poder a Orbán, el LMP, partido que agrupa progresistas y verdes, el MSZP, el tradicional partido socialista húngaro, el Movimiento Momentum, partido moderno, de centro liberal y progresista, y Dialogue, otro partido verde, progresista, feminista y europeísta.

El candidato de este frente unido para derrotar a Orbán es el economista y político Péter Márki-Zay, un candidato que poco habla de ideología, y que en su lugar busca enfocarse principalmente en “pelear contra la corrupción” y actúa de ex votante de Fidesz que “vio la luz”.

Marki-Zay, un economista liberal con el reto de destronar al poderoso Orbán
Péter Márki-Zay

Márki-Zay aseguró que buscará cambiar la Constitución húngara, incluso si consigue llegar al gobierno pero no llegasen al 50% necesario para poder hacerlo legalmente, una propuesta muy peligrosa que pondría en jaque la estabilidad y unidad de Hungría como nación.

Esto saltaría las leyes del país y no respetarían el “rule of law” que exige la Unión Europea, y que el mismo candidato afirma que con él se retornaría a la normalidad del imperio de la ley, que supuestamente se perdió con Orbán.

Según el diario húngaro Magyar Nemzet, en 2019 Marquis-Zay tuvo una reunión con una organización de Soros, y se especula ampliamente con que es su candidato predilecto para vencer a Orbán.

Otra de las cosas que deberían despertar alarmas de todos los europeístas que aclaman por la democracia es la inclusión del partido anti semita Jobbik, que lleva candidatos en las listas de La Oposición Unida. Miembros como Márton Gyöngyösi, quien hacía estás declaraciones: “Hay demasiados húngaros en el parlamento con descendencia judía y eso puede ser un riesgo para Hungría”.

Hungary far right forms "guard" amid Jewish protest | Reuters
Militantes de Jobbik.

La oposición es una amalgama de partidos, que va desde socialistas, pasando por liberal-progresistas, hasta fascistas antisemitas, todo por echar a Orbán del poder.

Actualmente, la mayoría de encuestas le dan la victoria a Orbán, y lograría mantener la mayoría absoluta, aunque dependerá de sus socios en los otros partidos de derecha minoritarios. El Instituto Nézőpont publicó recientemente una encuesta, donde el Fidesz lograría el 55% de los votos, mientras que la oposición obtendría el 43%.

Todavía falta ver cómo se ponen de acuerdo para configurar las listas, ya que deben decidir 106 electos para que vayan en la boleta electoral en todo el país, y con agrupaciones tan diversas entre sí, no será tarea fácil.


Por Sergio Velasco, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Polonia

Polonia hará una drástica rebaja de impuestos para salir de la crisis: IVA 0% en alimentos, en gas y electricidad

Publicado

en

Polonia reducirá el IVA de los alimentos básicos a 0%, del gas al 8% y de la electricidad a 5%: así es su estrategia antiiflacioniaria.

Así como todos los países de Europa, Polonia atraviesa una crisis económica impulsada por la baja actividad y las fuertes subas de precios, principalmente impulsadas por la devaluación del euro que presiona al esloti polaco.

Pero mientras los otros países de la Unión Europea plantean una suba sideral del gasto público como salida de la recesión, el gobierno del derechista Mateusz Morawiecki apunta al camino contrario: ajuste del gasto estatal acompañado por una fuerte baja de impuestos.

Entre otras cosas, Polonia hará fuertes recortes al IVA, si la Comisión Europea se lo permite. Planean bajar el IVA de alimentos del 8% al 0%, el IVA del gas del 23% al 8%, el IVA de la electricidad del 23% al 5%, y lo mismo para otros segmentos.

La inflación en Polonia ha alcanzado el 7,4% interanual en noviembre y se estima que seguirá creciendo en los próximos meses. En comparación, la inflación correspondiente en España es del 5,5%, la de Alemania es del 6,0% y la media de la Unión Europea está en el 5,2%, según Eurostat.

Polonia recibió un masivo presupuesto de la Unión Europea por el fondo permanente de emergencia que mantiene el bloque continental. Esta masiva inyección de dinero fue dirigida directamente a la población por una ley de estímulo que aprobó el Parlamento en 2020, lo cual generó un incremento en la masa monetaria en circulación y eventualmente llegó a los precios.

“Blindaje Antiinflacionario”

“Es muy probable que reduzcamos el IVA de los alimentos básicos a cero a partir de febrero durante seis meses o más, y aplicaremos un paquete de medidas para blindar a la población de la inflación independientemente de la respuesta de la Comisión Europea“, dijo Morawiecki en la rueda de prensa según transmitió el medio Konferencje.

Así, el Gobierno polaco introducirá un “escudo antiinflacionario“, que consiste en un paquete de medidas que incluye recortes de gasto público, baja de impuestos y subsidios a las clases bajas.

Los recortes al gasto tienen la intención de frenar la emisión monetaria, la baja de impuestos permitirá que la inflación no tenga un impacto tan fuerte en la sociedad, y los subsidios buscarán evitar que los ingresos de las clases humildes pierdan poder adquisitivo.

Más de 5 millones de hogares pobres tendrán derecho a una “asignación compensatoria para el coste de la vida“, que se pagará en dos plazos en 2022. El subsidio oscilará entre 400 eslotis (86 euros) y 1.150 eslotis (246 euros) en función del tamaño de la familia.

Como contraparte, el Gobierno polaco tiene previsto ahorrar entre 3.000 millones de eslotis (640 millones de euros) y 5.000 millones de eslotis (1.100 millones de euros) mediante un recorte del gasto público, que incluirá la congelación de nuevos puestos de trabajo estatales y recortes en distintos programas.

Es importante mencionar que esta última medida es poco convencional para combatir la inflación, y si el presupuesto de estos subsidios no son compensados en su totalidad por recortes de otros sectores del Estado, requerirán una mayor emisión para financiarlo, lo que genera una espiral inflacionaria. Por lo tanto, el gobierno deberá manejar esta política con mucha delicadeza o arriesgar una profundización de la crisis.

Seguir Leyendo

Trending