Conecte con nosotros

Mundo

Persona del Año: el dictador chino Xi Jinping, quien supo usar como un arma el coronavirus para lograr todos sus objetivos políticos

En un año marcado por la crisis mundial de la pandemia de coronavirus, el dictador chino Xi Jinping pudo concretar todos sus objetivos políticos: sacar a Trump de Estados Unidos, invadir Hong Kong y ejercer control sobre el resto del mundo

Publicado

en

Como todos los diciembres, desde la redacción de La Derecha Diario elegimos la persona política más influyente del año y que más pudo marcar su agenda no sólo en su país si no que en el mundo.

Este 2020 nos encuentra con un tono más pesimista que en 2019, cuando unánimemente elegimos a Jair Bolsonaro como Persona del Año, después de completar su primer año de mandato cambiando rotundamente el escenario político brasileño.
Para el año marcado por la pandemia, la crisis económica, las cuarentenas, el Estado gigante y el autoritarismo, elegimos destacar a la persona que se sitúa en el centro de donde nació todo: Xi Jinping, dictador chino y líder supremo del Partido Comunista Chino (PCCh).

¿Por qué Xi Jinping es la Persona del Año 2020?

Desde la redacción creemos que Xi Jinping ha podido completar todos sus objetivos políticos este año. Haya manufacturado esta crisis intencionalmente o no, el coronavirus fue la herramienta fundamental para que el dictador chino pueda expandir su esfera de influencia en todo el mundo.

Gracias a la pandemia del COVID-19, China logró:

Poner un aliado suyo en la Casa Blanca, Joe Biden. 

Gracias al voto por correo universal que se introdujo como una excepcionalidad este año, el Partido Demócrata logró una participación histórica en el país, logrando el voto de millones de estadounidenses más jóvenes que rara vez votaban. 
Además, las irregularidades en el voto a distancia le permitieron a los punteros demócratas cometer fraude electoral en algunos distritos puntuales que le dieron la estrecha victoria a Biden.

Invadir Hong Kong. 

En plena pandemia y cuando nadie estaba prestando atención, el Congreso chino aprobó una ley para desechar la Declaración Conjunta Sino-Británica de 1984 para avanzar sobre la autonomía de la ciudad de Hong Kong
En pocas semanas, el Partido Comunista Chino impuso a su propia policía en la metrópoli, expulsó a la oposición de la región, se hizo del control del Parlamento e intervino a la Justicia. Lo que solía ser la sede del anti-comunismo en Asia y la principal amenaza a la hegemonía china, fue conquistada en cuestión de semanas.

Subvertir el orden económico mundial.

Debido a la pandemia, las principales fuerzas económicas del mundo sufrieron una fuerte contracción de sus economías. Primero con la recesión en China y luego con la llegada del virus a Europa y América, el comercio mundial quedó severamente comprometido. China se recuperó rápidamente y todo indica que cerrará el año con un crecimiento del +0,7% interanual. 
Si bien es un incremento paupérrimo a las conocidas “tasas chinas”, en comparación con Estados Unidos que caerá -3,6%, Alemania -5,4% o Inglaterra -11,3%, es un cambio total a la estructura económica del mundo. En 2021, mientras el resto de los países estarán terminando de recuperarse, China ya estará creciendo de vuelta, tomando la posta al frente del desarrollo mundial.
Si la caída del Muro de Berlín cambió la bipolaridad EEUU/URSS a hegemonía estadounidense, sin lugar a dudas después de la pandemia COVID-19 se consumó una vuelta a la bipolaridad, esta vez EEUU/China.

Mientras todas las economías del mundo cayeron en Q2 y Q3 (aproximadamente hasta octubre), China en abril ya estaba recuperándose y para junio ya había recuperado el 50% de la caída del Q1.

Ad

Recuperar la confrontación con Taiwán.

Desde 1949, el Partido Comunista Chino ha querido invadir la isla de Taiwán y unificar “las dos chinas”. En el año de la revolución comunista en China, el gobernante Kuomintang, partido de centro-derecha aliado de Occidente, fue depuesto en un brutal golpe de Estado que vio la ascendencia de Mao Tse-Tung como dictador indiscutido de toda la China continental. Sin embargo, desde aquél entonces, toda la cúpula de Kuomintang mudó su sede de gobierno a la pequeña isla taiwanesa, desde donde mantienen hace 70 años un reclamo por el territorio chino.
El Partido Comunista todavía cree que la existencia de Taiwán es el mayor enemigo de la legitimidad de su régimen, y que no puede completar su proyecto de nación mientras siga existiendo una Taiwán libre e independiente.
Este año, luego de avanzar sobre Hong Kong, el Ejército chino ha iniciado preparativos para la invasión marítima de la isla. Con Trump al frente de Estados Unidos, esta invasión es imposible, y Xi Jinping sabe que el Presidente se ha comprometido a defender la soberanía taiwanesa cueste lo que cueste. Sin embargo, la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca cambia todo, y así como Rusia se apoderó de la región de Crimea durante el gobierno de Obama, China espera poder hacer lo mismo con Taiwán en los próximos años.

Volver a disputar los territorios con India.

China comparte enormes cantidades de fronteras con India, y desde hace décadas que ambos países han confrontado sobre este tema. Si bien hacía años que no había conflictos armados entre los Ejércitos de estos países, la llegada de la pandemia le dio la oportunidad perfecta a Xi Jinping para reanudar el conflicto con el gobierno de Narendra Modi.
En mayo de este año, China militarizó las regiones fronterizas de Sikkim y Arunachal Pradesh, y re-enfatizó su reclamo por la soberanía de estos territorios montañosos. India, determinada a no dar lugar al expansionismo chino, también militarizó esta zona y desde entonces hay una especie de guerra fría entre las dos potencias asiáticas, con esporádicas escaramuzas entre los soldados de ambas nacionalidades.
Para Xi Jinping esto es una gran logro, ya que en el pasado temía que reanudar este conflicto le iba a valer el ostracismo del resto del mundo. Pero en este año tan particular, la pandemia del coronavirus tapó todo.

Sikkim, Arunachal Pradesh y Cachemira, los principales puntos de disputa entre India y China este año.

Ad

Expandir el autoritarismo en el mundo.

El coronavirus sirvió como la excusa perfecta que muchos gobernantes en todo el mundo estaban buscando para poder expandir su poder sobre la población. Algunos países, como Argentina o España, apenas con algunos casos de coronavirus ya cerraron sus economías y pusieron a la población en una larga y empobrecedora cuarentena.
Abusando del poder ejecutivo y olvidándose completamente de las libertades civiles que garantizan las constituciones de sus países, presidentes, primer ministros y cancilleres en todo el mundo sometieron a sus poblaciones a los más brutales confinamientos.
Y gracias a un arduo trabajo de comprar a la prensa mundial, el régimen chino logró que los medios ataquen ferozmente a aquellos líderes mundiales que no cerraron sus economías, como Donald Trump (EE.UU.), Jair Bolsonaro (Brasil), Stefan Löfven (Suecia), Simonetta Sommaruga (Suiza) o Shinzo Abe (Japón).

La Nueva Ruta de la Seda.

Aprovechándose de la crisis económica, Xi Jinping potenció su ya existente plan de créditos internacionales para ejercer la dominación económica sobre los países más pobres del mundo. Buscando países empobrecidos por la pandemia, China ofreció créditos casi regalados a cambio de favores políticos.
Un modus operandi muy común este año fue el de la “Nueva Ruta de la Seda”, en la que China, bajo el pretexto de querer generar una mayor conectividad comercial en el mundo, ofrece construir aeropuertos, puertos marítimos, rutas, autopistas, ferrocarriles, gasoductos, centros de distribución, y más en países muy pobres, sabiendo que nunca podrían pagar estas mega-obras.
Cuando el gobernante de turno blanquea que no puede pagar este préstamo, Xi Jinping ofrece a cambio ceder el control operativo de esta obra a una empresa nacional china. Así, el Partido Comunista Chino ha logrado ejercer control sobre decenas de países en África, el sur asiático y algunas partes de América Latina.
Ahora, este plan lo quiere empezar a aplicar en Europa, con la firma del acuerdo de inversiones mutuas; y a futuro, su objetivo final es hacerlo en Estados Unidos. Pero sin lugar a duda, sin la miseria causada por la pandemia, nada de esto hubiera sido posible.

Tapa de la Persona del Año 2020. Elaboración: Ignacio Ledesma, para La Derecha Diario.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Mundo

Persona del Año 2021: Javier Milei, el liberal que revivió a la derecha en Argentina después de 30 años

Publicado

en

En un año todavía marcado por la pandemia y un creciente autoritarismo en el mundo, el economista libertario logró traer ideas que parecían extintas en Argentina y Latinoamérica al centro del debate político.

Como todos los diciembres, desde la redacción de La Derecha Diario elegimos la persona política más influyente del año. A diferencia del año pasado, esta vez la votación fue unánime: el ganador fue el argentino Javier Milei.

El economista liberal inició un cambio de paradigma en Argentina, en un año donde hizo de todo. Pasó de ser un simple divulgador en los medios de comunicación a meterse en política, ganar una elección, entrar al Congreso, fundar un movimiento político con aspiraciones presidenciales, convertirse en tercera fuerza en su distrito, y catapultar al liberalismo como tercera fuerza a nivel nacional.

Nada de esto lo hizo solo. Estuvo acompañado de importantes figuras como Victoria Villarruel, José Luis Espert, Martín Menem, y otros cientos de dirigentes políticos en CABA y el resto del país donde el liberalismo logró por primera vez en 30 años volver a presentar una lista competitiva y entrar al Poder Legislativo en todos los niveles. Pero sin lugar a duda, Milei estuvo al frente de todo esto.


¿Por qué Javier Milei es la Persona del Año 2021?

Desde la redacción destacamos cómo Milei logró construir un movimiento político con enorme proyección a futuro y una buena base de votantes en cuestión de meses, prácticamente sin plata ni grandes donantes, siendo un outsider y prometiendo poner patas para arriba la política argentina.

Milei llegó al Congreso siendo el político con ideas más extremistas a la derecha no solo en Argentina si no que en Latinoamérica y el mundo. No existe otro país con un diputado liberal libertario anarcocapitalista de derecha en el Congreso.

Logró ser elegido con más del 17% en su distrito prometiendo “volar por los aires” el Banco Central, “echar a patadas” a la casta política y defender las ideas liberales en el Congreso.

Pero lo más destacable es que su votante promedio está lejos de ser un libertario de libro. En general, el voto a Milei fue un voto antisistema, cansado de las mentiras y la manipulación de los políticos, a parte de ser de gente muy joven. Es destacable que en el pasado, este voto iba dirigido a la extrema izquierda revolucionaria, pero ahora, ese mismo voto va para un liberal de derecha.

La influencia de Milei por fuera de Argentina

La victoria legislativa de Milei no fue un fenómeno que impactó solamente en Argentina. En todo el mundo miraron con atención lo que había pasado. En Brasil, los Bolsonaro vieron en la gran elección del oriundo de Devoto una ruta hacia dónde ir con el discurso para 2022.

En Chile, el derechista José Antonio Kast y el libertario Franco Parisi miraron con atención el fenómeno Milei y trataron de emularlo lo más posible en las elecciones presidenciales, al menos hasta la primera vuelta.

En Colombia, la senadora María Fernanda Cabal está preparando su pre-candidatura a presidente usando la campaña del economista como hoja de ruta. En México, diputados y senadores del PAN miran con atención la manera en la que Milei encara su tarea legislativa. En Paraguay, José Luis Chilavert también está diagramando su campaña a presidente en base a la de Javier.

En España, la dirigencia de VOX celebró la victoria de Milei y le pidieron que se sume a un evento por la hispanidad. Milei usó muchas de las tácticas del partido de derecha español para su campaña, como las recorridas barriales o los actos informales en plazas donde hablaban todos los candidatos, y ahora son los de VOX los que miran con atención el meteórico ascenso del libertario.

Solo el tiempo dirá si esta nueva derecha en Iberoamérica podrá seguir cosechando triunfos y mantenerse competitivo o si será un movimiento efímero. Lo que no hay dudas es que Javier Milei fue una pieza fundamental para empezar todo esto.

Tapa de la Persona del Año 2021. Elaboración: Ignacio Ledesma, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo

Mundo

Un G20 enfocado en el cambio climático pero sin escatimar en vuelos privados

Publicado

en

Los líderes de las 20 principales economías del mundo se reúnen en Roma para deliberar en cómo reducir las emisiones de carbono. Extrañamente, rechazaron hacerlo por Zoom para no contaminar.

Los líderes de los 20 países más importantes del mundo (Estados Unidos, China, Reino Unido, Rusia, India, Alemania, Francia, Italia, España, Japón, Australia, Canadá, Arabia Saudita, Sudáfrica, Turquía, Corea del Sur, Indonesia, México, Argentina y Brasil) se reunieron este sábado en Roma para llevar a cabo la cumbre anual del G20.

A diferencia de otros años, en los que este grupo promovía las propuestas del Consenso de Washington como baja de impuestos o apertura del comercio internacional, en esta oportunidad el G20 se ha enfocado en dos temas centrales: subir impuestos y combatir el cambio climático antropológico.

En la primera reunión de este sábado, los líderes acordaron implementar un impuesto empresarial global del 15% para todas las multinacionales del mundo. El objetivo principal es eliminar la existencia de paraísos fiscales y sociedad offshore.

Este delirio con claro enfoque socialista, ni siquiera es el peor que salió de la jornada. Los líderes mundiales hablaron también de implementar impuestos al carbono, cuotas de uso de carbono y regulaciones para minimizar la huella de carbono de todas las personas del mundo.

Todo esto lo piden para la gente común, obviamente, no para ellos. Ellos viajaron de todas las partes del mundo en avión a Roma, allí se trasladaron en caravanas de autos y luego volverán a sus países de la misma manera.

A menos que seas un mentiroso, un idiota, o Joe Biden, sabés muy bien que tanto los aviones (y especialmente los jets privados) como los autos queman hidrocarburos para ejercer su desplazamiento.

¿Qué dice de los mandatarios que van a una cumbre para hablar en contra de la quema de combustibles fósiles, diciendo que eso está asesinando al mundo, pero ellos mismos no pueden prescindir de ese medio de transporte?

Todos los mandatarios que hablan contra el cambio climático llegaron a Roma en avión.

Tal vez la razón por la que ni ellos pueden evitar usar autos o aviones para ir a una reunión donde se va a hablar de no usar más autos y aviones, es la misma por la que se inventaron en un primer lugar: el desarrollo humano es prioridad para los humanos; facilitar el trabajo y así aumentar la productividad y sacar a las personas de la pobreza es el único fin de la humanidad como tal.

Este problema no afecta solamente a los mandatarios, aunque molesta más porque lo hacen con la plata del contribuyente. En la actualidad, los jets privados contribuyen a casi el 1% de las emisiones de carbono de EE.UU., una cantidad enormemente desproporcionada, dado que el porcentaje de la población que vuela regularmente en aeronaves privadas es menos de 150.000, o menos del 0,0005% de la población.

Y según un estudio del Hollywood Reporter, más del 50% de los viajes en jets privados de Estados Unidos los realizan actores o productores del mundo cinematrográfico, que luego van a recibir sus premios y hablan en contra de realizar una actividad que solo ellos tienen el privilegio de poder hacer.

Seguir Leyendo

Mundo

“Christchurch Call To Action”: la cumbre internacional que busca terminar con el anonimato online y restringir las redes sociales

Publicado

en

Tras la masacre en la ciudad neozelandesa de Christchurch, el gobierno laborista de Jacinda Ardern lanzó una cumbre internacional que ya se reunió dos veces para “contrarrestar” el “extremismo” online.

Luego de la masacre en la ciudad de ChristchurchNueva Zelanda, cuando un autodefinido “eco-fascista” entró a una mezquita y asesinó con un rifle a 51 musulmanes mientras se filmaba en vivo y transmitía a más de 1,5 millones de personas, la primer ministraJacinda Ardern hizo un llamado internacional para “eliminar contenido que pueda promover el extremismo online” de las redes sociales.

La primer reunión del llamado Christchurch Call to Action fue celebrada en París en 2019, y contó con la firma del presidente francés Emmanuel Macron, y otras 16 naciones, que se sumaban al pedido a las empresas tecnológicas para que hagan un trabajo más intenso de supervisión y censura en las redes sociales.

Pero este pedido de censura no apunta solamente contra el contenido explícito, si no que busca eliminar cualquier publicación que pueda llevar potencialmente a un “pensamiento radical”especialmente enfocado en el “terrorismo blanco”, a pesar de que no se esté cometiendo ningún delito.

En su momento, el entonces presidente Donald Trump había determinado que Estados Unidos no se sumaría, ya que la cumbre internacional promovía la censura en redes sociales de personas que no habían cometido ningún delito.

Sin embargo, el pasado 14 de mayo, luego de que en 2020 no haya reunión por la pandemia, se celebró la segunda cumbre, y el gobierno de Joe Biden ingresó a Estados Unidos al llamado, convirtiendo este plan en algo concreto que se empezará a aplicar en los próximos años.

Ahora 50 países están afiliados, además de las empresas tecnológicas AmazonDailymotionFacebookGoogleMicrosoftQwantTwitter, y YouTube.

Países afiliados al Christchurch Call To Action al 14 de mayo del 2021.

Este es uno de los avances más preocupantes sobre la libertad de Internet desde el 2001. El Christchurch Call To Action baraja acciones como promover leyes en los países firmantes para terminar con el anonimato onlineremover contenido categorizado como “extremista”imponer severas multas a quienes publiquen contenido en contra del Islam o en contra de la comunidad LGBT, entre otras cosas.

En la primera reunión se reconoció la necesidad de construir “resiliencia” e “inclusión” en las redes sociales, la importancia de promover “contra-mensajes” y brindar alternativas al extremismo violento, lo cual llevó a que compañías como Twitter y Facebook empiecen a poner carteles por todos lados de “esta información está disputada” a las publicaciones extremistas. 

La segunda cumbre marcó que es importante también promover narrativas alternativas para contrarrestar el “extremismo violento”. Así, las compañías empezarán a publicar sus propias noticias con “información verdadera”, tachando las publicaciones que digan cosas contrarias.

Esto, obviamente, genera un enorme problema porque todo el poder lo tendrán un puñado de compañías y gobiernos marcadamente de izquierda. Noticias verdaderas de La Derecha Diario ya han sido tachadas como falsas en varias oportunidades, solamente porque iban en contra de la narrativa que quieren construir estas empresas donantes del Partido Demócrata, y esto sólo se profundizará a partir de ahora.

Seguramente se deberán llevar a cabo varias reuniones más de la Christchurch Call To Action antes que se lleven acciones concretas que cambien para siempre cómo usamos las redes sociales, pero si no se frena ahora, mañana será muy tarde.

Seguir Leyendo

Trending