Conecte con nosotros

Estados Unidos

Trump anunció sus candidatos conservadores para la Corte Suprema en caso de ser reelecto

En una lista cargada de nombres de grandes políticos del Partido Republicano como Ted Cruz, Tom Cotton y Josh Hawley, el presidente Trump amplió los candidatos que presentó en 2016 para jueces de la Corte Suprema en caso de reelegir.

Publicado

en

El pasado miércoles 9 de septiembre, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dio a conocer una lista en la cual presenta 20 candidatos para integrar la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos en el próximo período, de cara a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.
En esta lista, que se agrega a múltiples candidatos que Trump viene mencionando desde 2016, hay nombres muy importantes del Partido Republicano como Ted Cruz, Tom Cotton y Josh Hawley, senadores por Texas, Arkansas y Missouri respectivamente, entre otros.
En los Estados Unidos, la Corte Suprema representa un símbolo de la dirección cultural e ideológica del país. Actualmente, se encuentra dividida al medio: 4 de sus jueces son progresistas, que creen que la Constitución debe ser interpretada (2 nombrados por Bill Clinton y 2 por Barack Obama), 4 son conservadores, que creen en el respeto al texto constitucional tal como fue escrito (2 de Trump, 1 de George Bush padre y 1 de George Bush hijo), y el noveno juez, el Presidente de la Corte John Roberts (nombrado por Bush hijo), es un moderado que se ha alineado en el pasado con ambos lados según la circunstancia.
En este contexto, los candidatos de Trump a la Corte Suprema son un esencial componente de su política, ya que existe una alta probabilidad de que durante los próximos cuatro años, se generen entre 1 y 4 nuevas vacantes. De esta forma, el legado jurídico de Trump podría ser una Corte con al menos 6 jueces conservadores del total de 9.

Atrás (de izq. a der.): Neil Gorsuch, Sonia Sotomayor, Elena Kagan, y Brett Kavanaugh. Adelante (de izq. a der.): Stephen Breyer, Clarence Thomas, John Roberts, Ruth Bader Ginsburg, y Samuel Alito.

Ad

A continuación, detallaremos las principales figuras de la lista de Donald Trump para la Corte Suprema:

William Pryor

El juez nativo de Alabama es el actual encargado de la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos por el decimoprimer circuito. Educado en la Universidad del Noreste de Louisiana, también ocupó el puesto de procurador general de Alabama.
Pryor figuró en la primera lista de candidatos, presentada en mayo de 2016, para llenar la vacante dejada por el juez conservador Antonin Scalia. Los rumores de la época indican que Pryor fue uno de los principales candidatos para dicha vacante, para la cual Trump finalmente designó a Neil Gorsuch, confirmado en abril de 2017.
Tras el retiro del juez liberal Anthony Kennedy en junio de 2018, Pryor fue nuevamente considerado para la vacante, que eventualmente fue para Brett Kavanaugh, confirmado en octubre de 2018.

Ad

Amy Coney Barrett

A sus 48 años, Barrett es jueza de la Corte de Apelaciones por el séptimo circuito, nominada para dicho cargo por el mismo Trump en octubre de 2017. 
Fue educada en la Universidad de Notre Dame en Indiana, y mantiene una fuerte posición en contra de la inmigración ilegal y el aborto mientras que se manifiesta a favor de los derechos otorgados por la segunda enmienda.
Tras ser añadida a la lista de candidatos de Trump en noviembre de 2017, Barrett fue considerada la principal candidata para suceder a Anthony Kennedy, aunque finalmente la nominación fue para Kavanaugh.
Desde entonces, rumores indican que, en el caso de que la próxima vacancia sea de la jueza de izquierda de 87 años,  Ruth Bader Ginsburg (la integrante de mayor edad de la Corte), Barrett sería la principal candidata, ya que existiría la intención en el Poder Judicial de mantener a una mujer en dicho puesto.

Thomas Hardiman

Nacido en 1965 en Massachusetts, se desempeña como juez en la Corte de Apelaciones por el tercer circuito, nominado por el ex presidente George W. Bush. Hardiman se ha mostrado a favor de los derechos de la segunda enmienda, la pena de muerte y la libertad de religión.
Hardiman figuró en la primera lista de Trump, y sonó como fuerte candidato en ambas vacantes llenadas por Trump. Algunas fuentes incluso afirman que Hardmian fue “finalista” para la nominación que resultó para Gorsuch.

Ad

Bridget Bade

La abogada y jurista originaria de Arizona, se desempeña en la Corte de Apelaciones por el noveno circuito, tras ser nominada por el presidente Trump. Educada en la Estatal de Arizona, fue ratificada en la votación del Senado por 78-21, con el voto a favor de ambas senadoras por Arizona, tanto de la demócrata Krysten Sinema y la republicana Martha McSally.

Daniel Cameron

El Procurador General por el Estado de Kentucky, electo en 2019, es el primer afroamericano en ocupar la posición, y el primer republicano en ocupar dicho puesto desde 1944. Nacido en noviembre de 1985, actualmente Cameron tiene pendiente una decisión sobre el caso de la muerte de la afroamericana Breonna Taylor a manos de la policía en un allanamiento de drogas.
De ser nombrado para la Corte, Cameron no solo sería por mucho el integrante más joven (es 19 años más joven que Neil Gorsuch), sino que sería el tercer afroamericano en la historia en alcanzar dicha posición, tras Thurgood Marhsall (1967-1991) y Clarence Thomas (desde 1991). Por este motivo, su nombre suena con fuerza en caso de que Thomas, de 72 años, decida retirarse durante el período 2021-2025.

Ad

Paul Clement

Nacido en 1966, el ex-Procurador General de los Estados Unidos durante la gestión de George W. Bush ya había sido mencionado para ocupar un cargo en la Corte Suprema, integrando las “listas cortas” de los candidatos republicanos John McCain y Mitt Romney en 2008 y 2012 respectivamente.

Tom Cotton

Uno de los nombres más resonantes de la lista ha sido el del senador por Arkansas, Tom Cotton. Nacido en 1977 y educado en Harvard, fue integrante del Ejército de los Estados Unidos, donde llegó al rango de Capitán y participó de la campaña en Afganistán.
Recientemente, el senador Cotton refutó enérgicamente a las organizaciones de extrema izquierda Antifa y Black Lives Matter en sus afirmaciones de que existe una “violencia sistémica” en contra de las personas de raza negra.
A su vez, Cotton es un acérrimo defensor de los derechos otorgados por la segunda enmienda y es miembro de la Asociación Nacional del Rifle (NRA). Se opone a la llegada de inmigrantes ilegales y a las amnistías para los mismos, y en cuanto a salud pública rechaza el Obamacare y se opone férreamente al aborto. Todas posiciones políticas que se podrían transmitir a sus decisiones como juez supremo.
Tras el anuncio de Trump que incluía a Cotton a su lista de candidatos, el senador sugirió en Twitter que aceptaría una eventual nominación a la Corte, y adelantó que votaría para eliminar el fallo Roe v. Wade que legaliza el aborto en los EE.UU.

Ad

Ted Cruz

Otro de los casos que tuvo un fuerte impacto en el anuncio reciente de Trump fue el del senador por Texas, Ted Cruz
Nacido en Calgary, Canadá, el ex precandidato a Presidente por el Partido Republicano en 2016 y principal oponente de Trump en las internas de ese año, fue educado en las universidades de Princeton y Harvard, en donde obtuvo su grado en Derecho. En 1996, fue cadete del entonces Presidente de la Corte, el conservador William Rehnquist, quien fuera nominado por Reagan en 1986.
Nacido en 1970 bajo el nombre Rafael Edward Cruz, el senador es un crítico ferviente del comunismo, especialmente al ejercido por la dictadura cubana, debido a que su padre es originario de la isla. En ese sentido, Cruz rechaza abiertamente el fracaso de las políticas de Barack Obama, Hillary Clinton y John Kerry para con Cuba.
Cruz es un defensor de los derechos de la segunda enmienda, la pena de muerte, la política migratoria de Donald Trump y el libre comercio. En cuanto a la materia social, Cruz se opone a la legalización del consumo de la marihuana, el aborto y la inmigración ilegal.
En los últimos años, ha desarrollado una gran amistad con Trump a pesar de haber sido fervientes oponented y, tras haber ganado su banca en Texas por unos pocos miles de votos contra el demócrata impresentable Beto O’Rourke, una carrera jurídica más que política podría ser su futuro.

Josh Hawley

El actual senador por Missouri, nacido en 1979, fue agregado a la lista de candidatos en el anuncio del pasado 9 de septiembre. 
Graduado en Derecho de la Universidad de Yale, es considerado una estrella en ascenso del Partido Republicano tras ser electo para el Senado en 2019 y tras 2 años como procurador general de Missouri. Hawley es actualmente el integrante más joven de la Cámara Alta, con tan solo 40 años.
Hawley se opone al fallo Roe v. Wade y a toda legislación en favor del aborto, y es un firme defensor de la gestión de Donald Trump en cuanto a inmigración, regulación de las redes sociales, salud pública y la segunda enmienda. 
Analistas consideran que un factor determinante en la victoria de Hawley en la elección para el Senado en 2019 fue su defensa de Brett Kavanaugh, cuando el entonces candidato a juez de la Corte fue acusado falsamente de acoso sexual y violación.
Tras el anuncio de Trump que incluía a Hawley como candidato, el Senador agradeció al Presidente su confianza, pero afirmó que “no tiene interés” en la Corte. Llamado por algunos “el Obama republicano”, se cree que Hawley desea presentarse por la presidencia en las primarias republicanas de 2024.

Ad

Stuart Kyle Duncan

El juez nacido en 1972 y educado en el Estado de Louisiana se desempeña como juez en la Corte de Apelaciones por el quinto circuito, tras ser nominado por el presidente Trump en octubre de 2017 y confirmado en abril de 2018. De tendencia conservadora, Duncan se muestra a favor de la pena de muerte y en contra de la legalización del aborto y los derechos diferenciados para la comunidad LGBT.
Un caso notorio en enero de 2020, United States v. Norman Varner”, puso a Duncan en el centro de las críticas de la izquierda estadounidense. El motivo: Duncan rechazó modificar el nombre y los pronombres de un condenado por pedofilia en una sentencia, luego de que el condenado se declarara mujer en prisión para solicitar el traslado a una prisión de mujeres.

Steven Engel

El abogado nacido en 1974 en Nueva York y educado en Harvard, Yale y Cambridge, es actualmente el Procurador General asistente de la Oficina de Consejos Legales del presidente Trump. Durante la presidencia de George W. Bush ocupó la misma posición.

Noel Francisco

El Procurador de 51 años nacido en Nueva York y educado en la Universidad de Chicago, ocupó el cargo de Solicitor General de los Estados Unidos, convirtiéndose en el primer asiático-americano en ocupar el puesto.
En dicho cargo, Francisco luchó contra el Obamacare y el DACA. Además, se mantuvo junto al Presidente en los casos de la prohibición de viajes de países vinculados al terrorismo, el reporte de Robert Mueller sobre la supuesta intervención rusa en las elecciones de 2016, y el caso contra Michael Flynn.

Ad

El resto de la lista:

James Ho

El abogado y actual juez de la Corte de Apelaciones por el quinto distrito, nominado por Trump, nació en Taiwán en el año 1973 y se trasladó con sus padres a los Estados Unidos cuando era niño. Estudió derecho en la Universidad de Chicago y ocupó la posición de Solicitor General de Texas entre 2008 y 2010.

Gregory Katsas

El actual juez de la Corte de Apelaciones por el distrito de Washington D.C., nominado por Trump para dicho cargo, fue Procurador General asociado de los Estados Unidos durante la administración de George W. Bush. Habiendo estudiado Derecho en Harvard, en 2017 se recusó a sí mismo en el caso de la investigación de Mueller en la cual él mismo participó.

Barbara Lagoa

Nacida en Florida y educada en la Universidad de Columbia, Lagoa fue nominada para la Corte de Apelaciones del Estado de Florida en 2006 por el entonces gobernador Jeb Bush, y luego fue designada en 2019 por el actual gobernador Ron De Santis a la Corte Suprema de Florida, siendo la primera jueza de origen hispano en dicho puesto. Lagoa renunció a dicho cargo para aceptar la nominación del presidente Donald Trump a la Corte de Apelaciones por el decimoprimero distrito a nivel federal, siendo confirmada por el Senado en noviembre de 2019.

Ad

Christopher Landau

El abogado y diplomático nacido en Madrid en 1963, es hijo del ex-Embajador George Landau, quien fuera embajador en Chile, Venezuela y Paraguay bajo la gestión de Ronald Reagan. Landau hijo estudió Derecho en la Universidad de Harvard, y actualmente ocupa el puesto de Embajador de los Estados Unidos frente a México.

Carlos Muñiz

El abogado nacido en Illinois en 1969 y educado en Yale fue asignado a la Corte Suprema del Estado de Florida por el actual gobernador Ron De Santis. Muñiz también fue Consejero General del Departamento de Educación de los Estados Unidos entre abril de 2018 y enero de 2019, cargo al que renunció para ejercer en la Corte de Florida.

Martha Pacold

La jueza nacida en el año 1979 en Richmond, Virginia y educada en la Universidad de Chicago se desempeña actualmente como jueza por el Distrito Norte de Illinois, tras ser nominada por Trump.

Peter Phipps

Nacido en Texas en 1973, estudió derecho en la Universidad de Stanford y ocupa actualmente el cargo de juez en la Corte de Apelaciones del tercer circuito, nominado por el presidente Trump.

Sarah Pitlyk

La jueza nacida en Indiana en el año 1977 fue designada por el presidente Donald Trump a la Corte de Distrito por el Distrito Este de Missouri. Luego de graduarse en Derecho en Yale, Pitlyk fue secretaria del actual juez de la Corte Suprema de Justicia, Brett Kavanaugh.

Ad

Allison Jones Rushing

Nacida en 1982 y educada en Carolina del Norte, Rushing se desempeña como jueza de la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos en el cuarto distrito, tras ser designada por Trump. Luego de graduarse de la Universidad Duke, sirvió como secretaria de los jueces Neil Gorsuch y Clarence Thomas, ambos actualmente jueces de la Corte Suprema.

Kate Todd

Quizás una de las elecciones más impensadas de la lista, la poco conocida Todd es graduada de Harvard y fue secretaria del actual juez de la Corte, Clarence Thomas. Se desempeña actualmente en 2 cargos para el presidente Trump: Asistente adjunta y Consejera adjunta, donde su labor involucra conseguir y analizar candidatos para las distintas Cortes del país.

Lawrence VanDyke

El abogado nacido en Texas en 1972 y graduado en Harvard, actualmente ocupa el cargo de juez de la Corte de Apelaciones del noveno circuito, nominado por el presidente Trump para el cargo tras haberse desempeñado como Solicitor General en los Estados de Nevada y Montana. En 2014, VanDyke se presentó a elecciones para ocupar el segundo asiento de la Corte Suprema del Estado de Montana, pero fue derrotado 59% a 41% por el demócrata Michael Wheat, quien llevaba 4 años en el cargo.

Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Estados Unidos

Estados Unidos: Quitaron a un hombre del primer puesto de la lista de transplante de corazón por no estar vacunado

Publicado

en

Un hospital de Boston impide que una persona sin estar vacunada reciba un órgano porque “tiene riesgo de contraer COVID-19 en el posoperatorio”.

Un padre de dos hijos de 31 años que estaba gravemente enfermo fue eliminado del primer puesto de la lista de donantes para un trasplante de corazón en un hospital de Boston, Massachusetts, porque no tenía ninguna dosis de la vacuna contra el COVID. 

DJ Ferguson tiene una afección cardíaca hereditaria que hace que sus pulmones y su corazón se llenen de sangre y fluidos, y su médico ordenó un transplante de corazón de urgencia para salvarle la vida, por lo que fue puesto en el primer lugar de la lista de su Estado.

Sin embargo, cuando sus datos llegaron al Brigham and Women’s Hospital, un hospital docente de la Facultad de Medicina de Harvard, se le negó el trasplante de órganos por figurar como no vacunado.

El hospital dijo que eliminó a Ferguson de la lista porque todos los receptores de trasplantes “tienen que estar vacunados” para “crear tanto la mejor oportunidad para una operación exitosa como también la supervivencia del paciente después del trasplante”. En otras palabras, como se puede agarrar Covid-19 en el hospital en el pos-operatorio, el instituto de salud decidió dejarlo sin el transplante y su vida pende de un hilo.

El padre de Ferguson, David, dijo que su hijo “no cree” en esta vacuna, y sus médicos personales le dijeron que dados sus problemas cardíacos, al menos antes del transplante, no le recomiendan darse la vacuna contra el Covid.

Creo que mi hijo está peleando con mucho coraje y tiene integridad y principios en los que realmente cree y eso me hace respetarlo aún más… Es su cuerpo“, aseguró.

“Es una política que están aplicando y, como no recibirá la inyección, lo sacaron de la lista de trasplantes de corazón”, dijo el padre de Ferguson, David, a CBS Boston.
“Es una política que están aplicando y, como no recibirá la inyección, lo sacaron de la lista de trasplantes de corazón”, dijo el padre de Ferguson, a CBS Boston.

El hospital tiene una lista de protocolos para candidatos a trasplante que incluye la prohibición personas que fuman y beben alcohol de manera abusiva, pero por ahora no exije vacuna COVID, pero desde las autoridades de la institución aseguran que están en proceso de incluirla oficialmente.

La familia de Ferguson quiere trasladarlo a otro hospital, pero su esposa dijo que está demasiado débil para moverse, y el mismo hospital no recomienda hacer el viaje, por lo que prácticamente está destinado a morir.

El Dr. Arthur Caplan, director de Ética Médica de la Facultad de Medicina Grossman de la NYU, le dijo a CBS Boston, el medio que publicó originalmente la noticia, que la vacunación se ha convertido en un requisito para los receptores de trasplantes porque, después de recibir un nuevo órgano, el sistema inmunitario de los pacientes se deteriora por varias semanas.

“La gripe podría matarte, un resfriado podría matarte, el COVID podría matarte. Los órganos son escasos, no los vamos a distribuir a alguien que tiene pocas posibilidades de vivir cuando otros que están vacunados tienen más posibilidades de sobrevivir después de la cirugía“, explicó.

Otros casos

Ferguson no es el primer paciente que necesita un trasplante al que se le ha negado debido a no estar vacunado. En octubre, Leilani Lutali de Colorado, de 56 años, fue eliminada de la lista de trasplantes en un hospital de la Universidad de Colorado porque tanto ella como su donante de riñón Jaimee Fougner, de 45 años, no habían recibido la vacuna contra el COVID-19. 

Sin embargo, en su caso, el Estado de Colorado le permitió a la pareja colocarse en una lista para aquellos que “no cumplen el requisito de estar vacunados contra el COVID-19”, aunque todavía no se concretó el transplante.

Otro caso paradigmático fue el de Mike Ganin, un hombre de Ohio que sí está vacunado contra el COVID, pero se le negó un trasplante de riñón en octubre pasado porque su donante no había recibido la vacuna. Ganin pidió que se le permita recibir el órgano de todas maneras, pero por ahora no el pedido fue denegado.

No quiero ponerme la vacuna. Tengo razones: médicas, religiosas y también de libertad”, dijo la donante, Sue George, a WKYC. Por lo tanto, Ganin sigue hasta el día de hoy esperando otro donante.

Hay más casos de este estilo. En Nueva York, se está cambiando el orden de prioridades de trasplantes no por urgencia médica si no por estado de vacunación y raza. El gobierno de la demócrata Kathy Hochul determinó que las personas afroamericanas vacunadas contra el COVID tengan prioridad a la hora de recibir trasplantes.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

La embajada de Estados Unidos en Ucrania ordenó evacuar a las familias y personal no esencial

Publicado

en

En respuesta a la amenaza de invasión por parte de Rusia, el Departamento de Estado efectuó la medida que podría comenzar desde el próximo lunes.

Los familiares serán evacuados, posiblemente, desde el próximo lunes indicaron los funcionarios del Departamento de Estado a Fox News. Tambien animan a los estadounidenses que permanezcan en el país a irse en vuelos comerciales mientras estén disponibles.

Según un informe de la CNN, la embajada estadounidense en Ucrania ya realizó la solicitud a la Casa Blanca para retirar del país a todo el personal diplomático no esencial.

Fuentes cercanas al gobierno ucraniano indican que Estados Unidos notificó las medidas a efectuar en las próximas semanas. De hecho, el Presidente ucraniano Volodimir Zelenski, habló recientemente con el Secretario de Estado Antony Blinken, para informarle que le pareció una “reacción exagerada” que podría generar desconfianza en el Gobierno ucraniano.

No obstante, no fue la unica embajada evacuada. Desde el 5 de enero los rusos tomaron las mismas medidas de precaución en su embajada y los consulados. Esto puede significar propaganda o preparación para un conflicto inminente.

Por otro lado, el viernes pasado, la embajada estadounidense publicó en Twitter la ayuda enviada por el país norteamericano. Lo que sumo un malestar más para el conflicto.

Unas 90 toneladas de armamento letal y municiones para los defensores de Ucrania en el frente. Catalogado como “el primero de muchos envíos”. Esta partida había sido aprobada en diciembre, pero Blinken la dio a conocer la semana pasada.

Mientras tanto los asesores politicos de Francia y Alemania, entablaran conversaciones en “formato de Normandía” con Rusia y Ucrania, en París el 25 de enero para tratar la situación en el Este.

En paralelo, los ministros de defensa de Gran Bretaña y Rusia se reunirán en Moscú luego de que desde Downing Street dijeran que el país euroasiático seria “castigado” en caso de avanzar sobre la frontera ucraniana.

Seguir Leyendo

Estados Unidos

En su primer día como gobernador, el trumpista Glenn Youngkin desarma décadas de leyes de izquierda en Virginia

Publicado

en

Firmó 11 decretos inmediatamente después de asumir y ordena investigar a los funcionarios del condado de Loudoun por irregularidades electorales, prohíbe cursos de adcotrinamiento educativo en las escuelas, y más.

El trumpista Glenn Youngkin juró como gobernador de Virginia el pasado 15 de enero. Ese mismo día cumplió con prácticamente todas sus promesas de campaña, firmando 11 órdenes ejecutivas que desarmaron décadas de leyes y regulaciones demócratas.

Youngkin había dado el batacazo en las elecciones especiales a gobernador el año pasado, ganando un Estado que hace muchos años que estaba en manos demócratas, e incluso Biden había ganado en 2020 por 10 puntos sobre Trump. El empresario apadrinado por Trump le ganó a Terry McAuliffe por 2 puntos y cementó la primera victoria republicana en el Estado en 15 años.

Entre otras cosas, firmó la eliminación de los cursos de la Teoría Crítica de la Raza de las escuelas, ordenó la investigación de irregularidades electorales en el condado de Loudoun de las elecciones del 2020 y eliminó el uso obligatorio del barbijo en las escuelas, habiendo sido éstas las principales propuestas de su campaña.

Los decretos ejecutivos, incluyeron:

  • Para restaurar la excelencia en la educación poniendo fin al uso de conceptos divisivos, incluida la Teoría Crítica de la Raza, en la educación pública.
  • Para empoderar a los padres de Virginia en la educación y crianza de sus hijos al permitirles tomar decisiones sobre si su hijo usa una barbijo en la escuela.
  • Para restaurar la integridad y la confianza en la Junta de Libertad Condicional del Estado de Virginia.
  • Para investigar irregularidades electorales en el condado de Loudoun.
  • Para hacer que el gobierno trabaje para los habitantes de Virginia mediante la creación del Oficial Principal de Transformación de la Commonwealth, una especie de defensor del pueblo.

  • Para declarar Virginia abierta al público, sin nuevas cuarentenas.
  • Para combatir y prevenir la trata de personas y brindar apoyo a los sobrevivientes.
  • Para establecer una comisión para combatir el antisemitismo.
  • Para retirarse de la Iniciativa Regional de Gases de Efecto Invernadero (RGGI), que ponia impuestos sobre la emisión de carbón.

Además de las órdenes ejecutivas, Youngkin firmó dos directivas gubernamentales, una para eliminar cientos de regulaciones laborales —según el gobernador, el 25% de las leyes laborales serán eliminadas— y otra para rescindir el mandato de vacunación contra el coronavirus para los empleados estatales.

Seguir Leyendo

Trending