Seguinos en redes

El Salvador

Las reformas liberales de Bukele convirtieron a El Salvador en un país exportador de energía

Publicado

en

Con un aluvión de inversiones extranjeras, se logró exportar US$ 31 millones en los primeros 7 meses del 2022, un notable incremento del 3.290% con respecto al año pasado. 

El presidente del Banco Central de Reserva de El Salvador, Douglas Rodríguez, confirmó que el país logró una exportación neta de hasta 31 millones de dólares entre enero y julio de este año, por lo que dejó de ser un país importador de energía proveniente de Honduras o Nicaragua. 

Bajo el programa económico de Nayib Bukele, las exportaciones energéticas acumularon un aumento gigantesco del 3290% en comparación al mismo período del año pasado. El sector energético desempeñó un crecimiento notable en la generación de valor agregado para el PBI.

La producción energética se expandió hasta un 15,3% solamente en el segundo trimestre del año, una cifra considerablemente elevada considerando que la economía en su conjunto creció a razón del 2,6% interanual en ese período. 

“El Salvador jamás había sido capaz de generar energía para satisfacer la demanda propia, ha diversificado la matriz energética, y ya no solo dependemos de centrales hidroeléctricas, ahora dependemos de geotermia, eólica, fotovoltaica, gas natural y eso nos está colocando como un país dinámico, en desarrollo y con un ambiente económico favorable”, explicó Douglas Rodríguez. 

Para lograr la diversificación productiva y el despegue del sector energético, el presidente Bukele impulsó una rápida liberalización de las barreras a la inversión extranjera directa en el país, favoreciendo así el asentamiento de capitales privados. 

La Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa del Gobierno salvadoreño participó y promovió la inauguración de la central eléctrica Energía del Pacífico (EDP). Se trata de una empresa internacional subsidiaria de la estadounidense Invenergy, que decidió realizar una inversión de hasta US$ 1.000 millones aprovechando el nuevo marco legal respetuoso con los derechos de propiedad. 

La inversión energética con capitales privados extranjeros es la más importante en toda la historia de El Salvador, y fue la gran protagonista para el dinamismo récord en el sector y sus exportaciones hacia países vecinos como Guatemala. 

“Esta obra es una prueba de que el dinero alcanza cuando nadie roba. Desde el 1 de mayo que entró en funcionamiento ya estamos viendo resultados positivos por parte de EDP, en el cual El Salvador no ha importado ni un solo megavatio de energía y ha podido ser parte del apalancamiento de las medidas económicas, sosteniendo el precio de la energía”, anunció Bukele. 

También fueron adoptadas medidas para contener el precio de la energía percibido en el mercado interno. Entre otras disposiciones, Bukele anunció la suspensión del impuesto a las tarifas de transporte, y rebajó aranceles a la importación de insumos energéticos y productos alimenticios

El Salvador

Exitoso Plan de Seguridad de Bukele: Los últimos 3 meses fueron los más seguros de la historia de El Salvador

Publicado

en

Julio, agosto y septiembre se convierten en los tres meses más seguros de la historia de El Salvador y se cumplen 212 días de gobierno de Bukele sin homicidios.

El popular presidente de El Salvador, Nayib Bukele, está cumpliendo tal vez la propuesta de campaña más importante de su agenda: septiembre se convirtió en el tercer mes consecutivo con 0 (cero) homicidios en el país centroamericano.

Una ola de asesinatos por parte de la pandilla de los maras a finales de marzo pasado fue la gota que rebalsó el vaso y convenció a la Asamblea Legislativa de aprobar el plan de seguridad de Bukele, muy resistido por la oposición.

El plan pone en Estado de Excepción al país, militariza las calles, permite arrestos masivos de pandilleros y habilita condiciones extremas en las cárceles.

Desde su implementación se han detenido unas 50.500 personas, acusadas de pertenecer a las pandillas que hace décadas gobiernan las calles del país. Hasta antes del régimen de excepción existían 15.000 pandilleros presos, por lo que ahora la cifra total llega a 65.500 encarcelados.

Bukele lanzó una guerra sin cuartel contra los maras, grupo de pandilleros responsables de narcotráfico, trata de personas, secuestros, robos y homicidios, y que tenían en su bolsillo a los líderes de los dos partidos más importante de El Salvador, el izquierdista FMLN y el conservador ARENA.

“Julio y agosto 2022 se convierten en los dos meses más seguros de nuestra historia”, había publicado en Twitter el mandatario, cuando El Salvador cumplió dos meses consecutivos sin homicidios, la primera vez en la historia del país desde la vuelta a la democracia en 1992.

De los arrestados, el 70% es acusado de pertenecer a la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), seguida por la facción Sureños de la pandilla Barrio 18 (18%) y la facción Revolucionarios de esa misma agrupación (11%). El restante 1% lo concentran las pandillas Mao Mao, MS503, Máquina y Mirada Locos Sureños.

Seguir Leyendo

Argentina

Diputados salvadoreños salen al cruce de Pierpaolo Barbieri, empresario financiado por Soros

Publicado

en

El argentino tiró una seguidilla de tweets criticando a Nayib Bukele por su intención de presentarse a la reelección. ¿Qué intereses se ocultan detrás de estos ataques en redes sociales?

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció este jueves que buscará la reelección presidencial en las elecciones de 2024, lo que generó polémica ya que la Constitución solo permitía un mandato presidencial de 5 años.

Sin embargo, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia reinterpretó el artículo en septiembre del año pasado y dictaminó que es válida la reelección única, por lo que quedó habilitado que los salvadoreños se presenten a dos mandatos consecutivos de 5 años.

Según la Constitución de El Salvador, sancionada en 1983, en el Capítulo 2 Art. 152, lee: “No podrán ser candidatos a Presidente de la República: El que haya desempeñado la Presidencia de la República por más de seis meses, consecutivos o no, durante el período inmediato anterior“.

Hasta el año pasado, se interpretó que el “período inmediato anterior” hacía referencia al que transcurre durante un proceso electoral, pero la Corte Suprema confirmó que hace referencia al anterior período. En el caso de Bukele, en el anterior período, el presidente fue el comunista Salvador Sánchez Cerén, por lo que puede presentarse sin problemas.

Pero esto despertó la furia de varios grupos de intereses extranjeros, que hace rato apuestan por continuar el histórico bipartidismo entre los socialistas del FMLN y los conservadores de ARENA. A pesar de su antigua rivalidad, ambos partidos se aliaron extraoficialmente en los últimos años y juntos responden a todos los grupos de poder: narcotráfico, Embajada de Estados Unidos, Beijing, ONU, la OEA, medios de comunicación y financistas como George Soros.

Ha quedado claro quiénes son los socios de los pandilleros. Todos han salido a defenderlos: Financistas, narcos, políticos y jueces corruptos, ONGs de “derechos humanos”, la “comunidad internacional”, la CIDH, periodistas y medios de Open Society, patrocinados por Soros, etc. Se quitaron la máscara”, destacó Bukele en una reciente conferencia de prensa.

Es este último quien recientemente convirtió en su principal objetivo político evitar que Bukele se perpetúe en el poder. Y su plan ya entró en acción, todos sus lacayos han comenzado una fuerte campaña en redes sociales para desprestigiar el gobierno de Nuevas Ideas.

En una seguidilla de tweet, el fundador de la tarjeta Ualá, Pierpaolo Barbieri, lanzó una cruzada contra Nayib Bukele, criticando repetidamente sus decisiones políticas y económicas. Pero fue el anuncio de que buscaría la reelección lo que lo hizo estallar.

“Parece que @nayibbukele quiere reelección. Pero la constitución salvadoreña lo prohíbe. Es ilegal. Se suma a su purga de la justicia y control del poder legislativo. Eso no es liberalismo — es autoritarismo. De manual. Como Fidel o Chávez. Que no te vendan dictadura por libertad“, escribió en Twitter, donde parece decir que la reelección política es autoritarismo, algo que no critica en ningún otro país del mundo.

Cabe aclarar que Ualá es una empresa creada a imagen y semejanza del globalismo. Soros puso la inversión inicial de 10 millones de dólares para la creación de la empresa; y Barbieri, quien hasta ese momento ostentaba un titulo de historiador de la Universidad de Harvard y dirigía la consultora de Soros, Greenmantle, quedó como fundador y director ejecutivo.

Desde su fundación en 2017, consiguió más de US$ 500 millones de dólares, con inversiones de SoftBank (Japón), Tencent (China), Soros Fund Management (Soros) y Goldman Sachs (Solomon). Su perfil en redes claramente responde a los intereses de donde viene el dinero.

Si bien Barbieri vendió a su empresa como “la nueva competencia a los bancos”, en 2021 obtuvo la licencia bancaria de Wilobank, la fintech que creó Eduardo Eurnekian y que le permitirá a la empresa de Soros y Barbieri, ofrecer servicios financieros regulados por el Banco Central, exactamente haciendo todo lo que criticaba.

Diputados salvadoreños oficialistas salieron rápidamente al cruce de Barbieri, destacando sus intereses económicos en favor de que no reelija Nayib Bukele.

La diputada Marcela Pineda, le recriminó que “cuando no sufriste los efectos de la corrupción en carne propia, cuando no te mataron un familiar los pandilleros o cuando no te tocaba pagar renta para entrar a tu casa es fácil dar opiniones como estas, desde la comodidad de una oficina alejado de la realidad salvadoreña“. Cabe recordar que desde la llegada de Bukele, la criminalidad y la corrupción han bajado significativamente en El Salvador.

Por su parte, el diputado William Soriano lo enfrentó con números y lo chicaneó con la crisis que vive Argentina, “en los últimos 10 años, sufrió la muerte de 46,000 salvadoreños, desaparecieron 32,000, migraron 300,000. En 2015 murieron 6,000 salvadoreños y en 2022, han muerto (desgraciadamente) menos de 500. ¿Ves? Querés que volvamos al pasado. Corralito e inflación, enfocate“.

Por último, el legislador de San Salvador, Carlos Hermann Bruch, dio en el clavo. “Veo que trabaja con tarjetas de crédito. Ya podemos imaginar a quien pertenece“, escribió en una respuesta en Twitter.

Más allá de sus conexiones con Soros quien juró “destruir” a Bukele, parece que Barbieri tiene un interés financiero en su derrota, ya que su principal competidor en Argentina, Lemon Cash, la empresa fundada en San Martín de los Andes por Marcelo Cavazzoli, ha sido fundamental en construir la infraestructura de la tecnología para implementar el Bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador.

A nivel tecnológico estamos brindando una herramienta a una de las instituciones financieras de El Salvador para poder aceptar pagos en BTC y que en simultáneo no corran un riesgo por la volatilidad del activo digital, dándoles la posibilidad de que los activos puedan ser convertidos en dólar en tiempo real”, explicó el CEO y Fundador de Lemon Cash a Clarín.

La empresa argentina ha conseguido un mercado gigantesco en El Salvador y le ha permitido ponerse por delante de Ualá, quien prefirió optar por adoptar las regulaciones y convertirse en algo más parecido a un banco tradicional. La reelección de Bukele, el presidente más pro-Bitcoin del mundo, implica también la continuidad del éxito de Lemon Cash.

Seguir Leyendo

El Salvador

Bukele le declara la guerra al crimen organizado: “Si siguen así, los vamos a dejar sin comida en la cárcel”

Publicado

en

Solamente esta semana, la Policía Nacional de El Salvador arrestó a 6.000 pandilleros maras, ante rumores de una nueva ola de crímenes.

El presidente Nayib Bukele ha librado una guerra sin cuartel contra el crimen organizado, principalmente contra las sanguinarias pandillas de los maras, responsables de olas de crimenes como violaciones en manada, narcotráfico, extorsión de políticos, secuestro, robos, y asesinatos por encargo.

Tras un arresto masivo de maras el año pasado, ahora el mandatario lanzó otra orden de arrestar a estos pandilleros, ante los rumores que harían una ola de crímenes “en protesta” por los miles de maras que están siendo “maltratados” en las cárceles salvadoreñas.

Pero Bukele no se achicó y redobló la apuesta. “Si desatan una ola de criminalidad, nosotros les quitamos la comida en las cárceles. Mejor estense tranquilos y déjense arrestar, por lo menos allá adentro van a vivir y van a tener comida”, dijo Bukele durante un acto de graduación de un nuevo contingente de policías y soldados esta semana.

Bukele manifestó que “andan rumores que quieren empezar a vengarse de la gente honrada al azar, hagan eso y no va a haber un tiempo de comida en las cárceles. Les juro por Dios que no comen un arroz y vamos a ver cuánto duran”.

Ya el año pasado, Bukele había decretado una reforma de las cárceles, donde se aplicaron medidas cuestionadas por organizaciones de derechos humanos.

Se ordenó soldar las celdas de los maras en las cárceles donde se tuviera sospecha de motín, además de que se aprobaron técnicas de humillación como sacarlos a “tomar aire” dos veces por día sin ropa, o juntar a propósito pandilleros de distintas bandas en una misma celda.

Estas medidas fueron extremadamente efectivas. Hubo una fuerte caída en la criminalidad en El Salvador: según cifras oficiales, en 2020 El Salvador registró un promedio de 20 muertes por cada 100.000 habitantes. Para 2021, bajó a 18 muertes por cada 100.000 habitantes,el valor más bajo desde el fin de la guerra civil en 1992. De no haber una nueva ola criminal, se estima para este año menos de 15 muertes por cada 100.000 habitantes.

Foto: Reclusos durante una inspección de seguridad en el centro Penal de Máxima Seguridad de Zacatecoluca, El Salvador. (EFE)
Maras salen a “tomar aire” sin ropa en una de las cárceles de máxima seguridad de El Salvador.

La portavoz de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Liz Throssell, manifestó su preocupación “por la serie de medidas introducidas recientemente en El Salvador en respuesta al aumento de los asesinatos de pandillas”.

Y agregó que “reconocemos los desafíos que plantea la violencia de las pandillas y el deber del Estado de garantizar la seguridad y la justicia. Sin embargo, es imperativo que esto se haga de conformidad con del derecho internacional de los derechos humanos”.

Bukele fue lapidario ante este garantismo que tratan de bajar desde el extranjero: “No me importa lo que digan los organismos internacionales, que vengan a proteger a nuestra gente, que vengan a llevarse a sus pandilleros, si los quieren se los entregamos todos”.

El mandatario reveló que hasta el lunes ya habían sido detenidos unos 6.000 miembros y colaboradores de las maras. Además, el mes pasado ordenó que se construya una nueva cárcel de máxima seguridad con capacidad para unos 20.000 reos que se espera apresar en lo que queda del año.

Seguir Leyendo

Tendencias